Tras la tormenta, la calma: análisis

Si fracaso.com es igual a cierre de negocios electrónicos, caídas fulminantes en bolsa y pánico en el sector inversor, los efectos del “día después” pueden comenzar a vislumbrarse: revisión de las razones básicas de los cierres –para no repetirse–, inexistencia de vías alternativas a la publicidad online –el e-commerce fuertemente tocado–, crecimiento espectacular de la comunidad de usuarios y, al final de la sala, los productos de pago.


Webmergers.com o la referencia en la industria en estadísticas en la evolución en las “muertes” de negocios Web a escala mundial ha recopilado en su último informe –a fecha de cierre de éste reportaje– un acumulado de 555 cierres de empresas online desde principios del pasado año. Por ejemplificar con un par de cifras, desde los 17 casos de “defunción” del mes de junio de 2000 se ha pasado a 53 cierres durante el pasado mes de junio. El factor diferencial en esta revisión lo marca consolidarse como la primera vez que la maldita cifra se reduce desde su inicio en el punto cumbre de éxitos Web alcanzado a principios de 2000 –mayo del 2001 salió parado con 60 empresas Web que tuvieron que cerrar sus puertas–.
Para ilustrar una de las razones más acusadas en este movimiento corrector del mercado Web, uno de los últimos cierres –Webvan, la empresa Web de distribución de productos alimenticios– encaja al detalle con esta causa: el despilfarro y un plan de expansión astronómicamente inabordable –casi 30 ciudades cubiertas con una empresa online implicada en actividades de logística–. Frente a este tipo de gestión, como reconoce un artículo de Baquia.com, permanecen silenciosamente triunfadores ejemplos de mesura y lógica de negocio como la empresa de distribución británica Tesco.
Otra de las cifras que ofrece Webmer gers.com dignas de analizar es referida a los sectores más afectados por estas quiebras online. Previsiblemente, las empresas enfocadas al comercio electrónico han tenido más boletos para verse afectadas por un mercado aún emergente y, sobre todo, desconocido. Así, casi el 50% –254 empresas– de los negocios Web cerrados pertenecían a este tipo de actividad. Esta cifra que no hace sino corroborar un hecho inminente de errores en el planteamiento del producto Web –además de desajustes en la gestión como el resto de sectores afectados–.

Entonces, ¿la publicidad?
Frente a esta decepción masiva de las actividades de comercio electrónico “tradicionales” –valga la contradicción–, la industria aún habla de una recuperación de la publicidad como vía de ingresos en los negocios Web. Paralela a esta destrucción masiva de sitios web –a su vez, poderosamente motivados por los malos tiempos bursátiles y económicos globales–, los ingresos publicitarios se han visto fuertemente afectados. DoubleClick o el gigante gestor de campañas publicitarias a nivel mundial ha tenido que revisar sus ingresos previstos para el próximo trimestre. Las buenas noticias son que los resultados fueron ligeramente mejores que los pronósticos de los analistas, acompañadas de un rápido movimiento por parte de los responsables de DoubleClick al asegurar que los malos tiempos de la publicidad online no remitirán hasta mediados del año próximo.
A pesar de que aún representa entre el 50% y el 80% de los ingresos de los principales medios online, el hecho es que dichos sites comienzan a replantearse el modelo existente, esencialmente promovido por DoubleClick –véase la reciente declaración de CBS Marketwatch–.

El usuario se hace mayor
Continuando con las estadísticas de Webmer gers.com, los sites dedicados al usuario final o de consumo representan el sector con más bajas sufridas. Esta lectura resulta algo relativa en la medida en que la representación porcentual de los mismos es más elevada que, por ejemplo, los sitios web para empresas dentro del panorama Internet.
Sin embargo, esta decepción generalizada con peligro de acabar convirtiéndose en escepticismo en la industria dista bastante de la actitud de la comunidad de usuarios en general. Panel de audiencia que se tome refleja un crecimiento masivo de nuevos usuarios, así como crecimiento o mantenimiento de los períodos de navegación o, en último caso, crecimiento porcentual de la audiencia femenina en Internet –último criterio adoptado para medir la madurez de una sociedad cibernauta–.
En Estados Unidos, referente inevitable sobre los movimientos y tendencias en Internet de consumo, el tiempo de uso de Internet por los usuarios se ha mantenido en casi la mitad de su comunidad internauta, demostrando la madurez de los comportamientos de dichos usuarios. Por otro lado, algo menos del 40% incrementó el tiempo invertido en navegar por la Red, mientras que las causas esgrimidas en el estudio elaborado por Pew Internet & American Life Project aluden al mayor conocimiento adquirido como usuario avanzado en la navegación o las mejoras en las tecnologías de conexión en el mercado americano. Nielsen/NetRatings, por el contrario, determinó que en el período último del pasado año, el tiempo de navegación de los estadounidenses bajó hasta un 15%, debido según la misma a circunstancias temporales intrínsecas en los movimientos del consumo de Internet por usuarios.
En nuestro país, en el otro lado de la cuerda, la ca

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes
Microsoft Evento cloud os 1 PUBLIRREPORTAJE

Microsoft muestra las posibilidades de la nube

Computerworld

Con la celebración del evento Disfrute de la experiencia Cloud OS, Microsoft ha mostrado su visión de la nube como una plataforma unificada para las empresas modernas que necesitan conciliar las principales ...