Las universidades españolas en favor del software libre

Si las universidades siempre han sido vistas como un motor de avance social, todo apunta a que, una vez más, van a cumplir con este cometido. No en vano, dos universidades españolas han puesto en marcha importantes iniciativas con el software libre y Linux como denominador común. Además, empresas como Telefónica I+D respaldan estas propuestas que persiguen, entre otras cosas, una mejora de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas.

La universidades Politécnica y Rey Juan Carlos, ambas de Madrid, han sido las protagonistas, en las últimas semanas, de dos importantes novedades en lo que al código fuente libre de nuestro país se refiere. Así, ambos centros, junto con Telefónica I+D, han constituido la Comunidad de Software Libre Morfeo. Pero, además, la universidad que lleva el nombre del actual monarca de nuestro país también ha anunciado el desarrollo de la que, según sus palabras, es “la base de datos sobre software libre más importante a nivel mundial”. Una iniciativa que lleva detrás la financiación de la UE y que busca desarrollar el software libre para aplicarlo a la industria.

Pero, vayamos por partes
Nace Morfeo, comunidad de software libre en España. Un espaldarazo a las aplicaciones de código fuente libre en nuestro país. Así puede verse la iniciativa recientemente puesta en marcha por tres nombres propios: Telefónica I+D, la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad Rey Juan Carlos, quienes han puesto en marcha la Comunidad de Software Libre Morfeo.
La comunidad de software libre Morfeo (www.morfeo-project.org) nace con el objetivo de ser un marco abierto de colaboración entre la Administración, las empresas y las universidades para llevar a cabo actividades de desarrollo de componentes software. Según explican las implicadas en este proyecto, dichos componentes, en combinación con otros disponibles en el mercado, podrán configurar una plataforma estándar dirigida a desarrollar Sis-temas de Información para el ámbito empresarial y para la Administración, así como aplicaciones de Internet.
La comunidad Morfeo va a girar alrededor de tecnologías software, algunas de las cuales ya están consolidadas. Además, se pretende que el proceso de evolución de estas tecnologías y de otras nuevas se lleve a cabo en el marco de la comunidad, con la participación de los miembros que la integren (empresas, universidades y entidades públicas).
Uno de los requisitos que se imponen en esta comunidad es el hecho de que los componentes desarrollados sean compatibles con otros, tanto de origen comercial como desarrollados dentro de un modelo de Software Libre, como ya ocurre en otras iniciativas similares.
Además, las tecnologías software resultantes de Morfeo se ofrecerán bajo un esquema dual de licencias, similar al empleado en productos como MySQL. Es decir, el producto se podrá distribuir según el esquema de licencia GPL de GNU (GNU General Public License) o según un modelo de licencia de uso comercial.
Según expresan los participantes en esta iniciativa, Morfeo es una “decidida contribución al desarrollo de la Sociedad de la Información y al impulso de las actividades de I+D+i en empresas y universidades”. Además, consideran que el poder “disponer de una plataforma estándar bajo un modelo de software libre es estratégico para las empresas, sobre todo PYMES, en el proceso de incorporar las TIC a sus negocios, y para la Admi-nistración, en su objetivo de transformarse en una e-Admi-nist-ra-ción, ya que garantiza la existencia de opciones de bajo coste para adquirir componentes de la plataforma, esenciales para desarrollar sistemas de información y aplicaciones en Inter-net”.

Proyecto Calibre
Por su parte, la Universidad Rey Juan Carlos también ha anunciado que su grupo de investigación en Ingeniería del Software Libre está al frente de la participación española en el conocido como Proyecto Calibre. ¿Qué se esconde detrás de esta denominación? Pues estamos ante un proyecto de dos años de duración financiado por la UE con un millón y medio de euros y con el que se pretende favorecer el desarrollo del software libre en Europa. Dicho de otro modo, Proyecto Calibre quiere integrar y coordinar las diferentes investigaciones que se están realizando en el Viejo Continente, haciendo especial hincapié en sus posibles aplicaciones a la industria europea. Y es en este contexto en el que se inscribe el desarrollo, en red, de la mayor base de datos a nivel mundial que aglutine las diferentes investigaciones sobre software libre.
Jesús González Barahona, profesor titular de la Universidad Rey Juan Carlos, y uno de los mayores expertos en la materia, señalaba al respecto que, hasta ahora, los datos estaban disponibles “pero de una forma muy dispersa y difícil de tratar automáticamente, por lo que era difícilmente utilizable para la comunidad investigadora”. Por eso, la colaboración de la universidad española pretende “facilitar el trabajo a cualquiera que necesite los datos allí recogidos”.
De esta forma, el centro educativo español es uno de los 12 equipos que están inmersos en el Proyecto Calibre. Dichos equipos de investigación provienen del mundo académico y de la industria de nueve países: España, Francia, Irlanda, Italia, Polonia, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y China. Además, los miembros de esta iniciativa ya han anunciado que otro de sus objetivos es analizar las diferentes experiencias de aplicación del software libre por parte

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers