La evolución hacia ILM como respuesta a la demanda de acceso on-line

Los requerimientos del negocio, así como de los reguladores de los mercados, están generando una demanda creciente de acceso on-line a la información corporativa de las organizaciones. Dicha demanda de almacenamiento debe abordarse con un impacto mínimo sobre los presupuestos de TI y con una gestión efectiva, lo que requerirá de las organizaciones de TI que implanten herramientas robustas de gestión de recursos de almacenamiento y comiencen a clasificar la información, tanto estructurada como no estructurada, preparando así el terreno para una gestión de políticas preactiva.

A continuación, vamos a tratar de abordar algunos aspectos importantes relativos a las tendencias en almacenamiento corporativo: la situación del mercado de almacenamiento, el estado de adopción de SAN y NAS y la gestión del Ciclo de Vida de la Información (ILM).

Situación del mercado de almacenamiento
Según un estudio de META Group, el crecimiento neto medio anual del mercado de almacenamiento en los próximos años será de entre un 20% y un 25% para el almacenamiento corporativo (monolítico), de entre un 50% y un 55% para la gama media (modular) y de entre un 80% y un 85% para el almacenamiento de bajo coste y basado en capacidad (SATA/ATA), lo que supone un crecimiento anual acumulado de un 45%. Creemos que la relación precio/calidad dentro de cada gama de almacenamiento mejorará un 35% cada año. Con el fin de conseguir un portfolio de almacenamiento eficiente y efectivo en coste deberá contarse con un ciclo de refresco de cuatro años (y garantía de mantenimiento) y herramientas robustas de gestión de recursos de almacenamiento (SRM). Hacia 2008, el hardware de almacenamiento será ampliamente considerado una commodity, estando el valor del almacenamiento en la funcionalidad del ciclo de vida de la información basada en software, como el SRM y la provisión automatizada, la protección y la recuperación de datos, la gestión de almacenamiento jerárquica, la clasificación y el movimiento de datos, la interoperabilidad, etc.
La mayoría de las organizaciones de TI del Global 2000 tienen múltiples capas de almacenamiento, ya sea basadas en disco y/o cinta, pero sólo un 40% cuenta con múltiples capas de disco, por ejemplo en el caso corporativo o de gama media, y menos del 10% utilizan almacenamiento ATA (SATA) en el centro de datos (aunque el 80% de los discos producidos sean ATA de bajo coste, principalmente para servidores de gama baja y PC). La protección de los datos sigue siendo uno de los problemas principales de las organizaciones de TI.
Ante todo lo anterior, es necesario definir una base de componentes tecnológicos interoperables para conseguir unas capas de almacenamiento efectivas, mediante la racionalización de las mismas:
• Centrarse en la gestión de recursos de almacenamiento (SRM)
• Centrarse en la racionalización y consolidación de las “islas” SAN
• Crear múltiples capas de disco
• Evaluar el back-up de disco a disco

Adopción de SAN y NAS
En cuanto a la adopción de SAN y NAS, el 70% de las organizaciones del Global 2000 utilizan algún tipo de almacenamiento en red, habiendo estado las implantaciones iniciales enfocadas en aplicaciones o dominios. Más del 90% de las implantaciones de SAN tienen switches/directors de un solo proveedor y podemos decir que la interconectividad e interoperabilidad de SAN está aún evolucionando, y la interoperabilidad multiproveedor seguirá sin ser una realidad durante 2005.

Gestión del ciclo de vida de la Información (ILM)
Antes de hablar de ILM, detengámonos un momento en la virtualización del almacenamiento, cuya definición podría ser, “la capacidad para gestionar un pool de almacenamiento heterogéneo desde una sola entidad”. Los sistemas de virtualización de almacenamiento madurarán de forma gradual entre 2005 y 2006, siendo reemplazada la “virtualización”, como concepto genérico, por implantaciones de aplicaciones específicas (provisión, replicación de datos, backup y recuperación en tiempo real, chargeback). La explotación efectiva de la virtualización requiere habilidades sólidas de clasificación de datos, y desde el punto de vista del hardware, vemos los puertos de los “switches inteligentes” como la plataforma dominante para el hosting de las aplicaciones de virtualización.
La Gestión del Ciclo de Vida de la Información (ILM) es el proceso por el cual se mueve la información a través de un flujo continuo soportado por medios de almacenamiento, para asegurar la entrega del nivel de servicio requerido por el negocio al menor coste unitario, basado en el contenido del elemento de datos.
Existen cinco fases en el proceso:
- Categorizar tipos de datos
- Relacionar reglas de negocio con tipos de datos
- Determinar los niveles de servicio (SLA)
- Establecer los servicios de almacenamiento en capas
- Elegir los productos apropiados
En resumen, podemos decir que ILM va más allá de la elección del medio de almacenamiento, llegando a englobar la refinación de los procesos, la gestión de datos y contenidos y la gestión de la infraestructura en una estrategia global en la que el todo es más que las partes. Una vez definidas las reglas de negocio y descritos los procesos, las organizaciones pueden buscar y elegir productos que automaticen dichos procesos.
Como comentario final sobre la tendencia del mercado, aunque existe una inexorable migración de funcionalidad y rendimiento del almacenamiento desde la

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers