“La crisis del comercio electrónico no se debe a la escasez de ventas ni de seguridad sino a la falta de financiación de las puntocom”

Así ha expresado Fernando Pardo, presidente de la Asociación Española de Comercio Electrónico (AECE), su visión del despegue del comercio electrónico en nuestro país en el marco de unas conferencias sobre la calidad y la seguridad en las transacciones electrónicas que se celebran durante el día de hoy en el Instituto de la Ingeniería de España.

Pardo ha señalado que esta penosa situación de las puntocom (actualmente en crisis y en continuos reajustes de plantilla con el objetivo de reducir gastos) debida a la escasa financiación que están recibiendo este año, tras una época en la que “estaba de moda invertir en empresas de Internet” será superada y sólo las empresas que hayan sabido posicionarse ahora podrán ser recompensadas dentro de unos tres años, que será cuando se produzca el tan comentado despegue espectacular del B2C. Asimismo, Pardo ha asegurado que el crecimiento de internautas que ha habido este año (ha crecido en más de dos millones y medio de nuevos usuarios habituales de octubre de 1999 a octubre del 2000), la tarifa plana (conocida entre los internautas como “ondulada” por su limitación de horario) y las nuevas tecnologías para acceder a la Red (WAP, GPRS, UMTS y televisión interactiva) impulsarán sin duda el B2C de manera clara. Aunque “hoy por hoy WAP sea lento y caro y hay que esperar a que desaparezca para que llegue GPRS, que ya está comenzando, y UMTS, que no se sabe si llegará a tiempo”.

Cobrar la conexión a Internet: la solución a la velocidad de acceso
Según el presidente de la AECE la velocidad de la Internet española es una lacra para el e-commerce que los proveedores deben solucionar ofreciendo una conexión de calidad “y esto –asegura– sólo se puede hacer cobrando al usuario, pues desde mayo del 99 nos han ofrecido conexiones gratuitas de ínfima calidad”.

Otro problema para el B2C ha sido la logística y los problemas producidos en la entrega de los productos, un asunto que parece haber sido totalmente superado estas navidades, cuando sólo ha habido un 4% de incidencias. Asimismo, el miedo de los usuarios a efectuar el pago de los productos con tarjeta de crédito a través de Internet parece haber disminuido (un 68,6% paga con tarjeta en Internet) y, como asegura Pardo, “hay que ser conscientes de que el fraude a través de las tarjetas de crédito es mayor en el mundo real que en la Red”.

Finalmente, Pardo ha ofrecido algunas cifras sobre B2C emanadas de los estudios elaborados por la asociación que preside y ha expresado sus conclusiones acerca de la situación actual del B2C en España. Entre las cifras destacan los 12.000 millones de pesetas que ha movido el B2C en España en el año 2000 (en Navidad desde finales del 2000 hasta principios de año la cifra alcanza los 16.000 millones de pesetas), principalmente en la compra de libros y los artículos de música, aunque según ha explicado esto está cambiando y es el sector de los viajes el que más éxito tiene actualmente y al que mejor futuro le espera en el área B2C. Respecto a las conclusiones: el comercio electrónico despega con fuerza en nuestro país aunque los modelos de negocio aún están definiéndose y ahora es el momento para que las empresas que quieran tener un papel importante se posicionen. Claro que para ello primero deben pasar por el llamado “valle de la muerte”, la crisis actual de las puntocom que ha hecho cerrar empresas como Ecuality, de la que el propio Pardo formaba parte de su cúpula directiva.

www.aece.org

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers