Formación online, el e-learning inteligente

No son muchas las empresas españolas que se dedican a la formación online o e-learning. Muchas de ellas no consideran prioritaria la formación, y menos la virtual, pero sobre todo las grandes compañías encuentran en el e-learning una forma de optimizar recursos y rentabilizar costes. Sobre todo, existe desconocimiento sobre las posibilidades que ofrece el e-learning con proyectos reales.

Softvision es una de las empresas españolas que ha apostado decididamente por la teleformación y la enseñanza online, comercializando sus productos directamente a empresas, o bien a clientes tecnológicos que encargan cursos de formación para sus propios clientes o empleados. Principalmente, Softvision trabaja sobre proyectos que les encargan socios tecnológicos, como cursos online, tutoriales, y retransmisión de eventos en tiempo real para empresas (comunicados, conferencias, etc). Es lo que Softvision llama "formación y comunicación", la tecnología al servicio de la difusión de la información.

El e-learning tiene su mercado
El estudio sobre la "Situación del e-learning en España", publicado en julio de este año, señalaba que las empresas de seguros, las entidades financieras y las de tecnología son las que más uso hacen de los procesos de formación a través de e-learning. Para Jordi Vilà, director general de Nexe (empresa promotora del estudio), estas conclusiones revelan la escasa implantación existente de soluciones e-learning en las empresas españolas, "aunque se ha notado una progresión en los últimos años y se espera un crecimiento de entre un 25 y un 35 por ciento anual para los próximos años".
Otro informe, esta vez de Genesis XXI, desvelaba que el aprendizaje o la formación online (entendido como e-learning en su amplio espectro), no triunfa en la empresa española, y especialmente en las pymes, debido a que éstas "no disponen de la información suficiente para conocer las ventajas de la formación electrónica online". Frente a datos que apuntan una reducción en los costes de la empresa de hasta un 60 por ciento al llevar a cabo programas de formación online, la enseñanza presencial sigue teniendo una implantación mayoritaria en las pymes españoles. Las razones por las que el e-learning sigue sin calar entre la empresa española, son según este informe, la falta de "cultura de aprendizaje sobre la pantalla de un PC", y la baja calidad de las infraestructuras de comunicaciones con las que cuenta todavía España, en relación a nuestros vecinos europeos.

Suspenso en e-formación
Entre los factores que las empresas han valorado negativamente a la hora de implantar estas soluciones, se encuentran, por tanto, la deficiencia de las infraestructuras tecnológicas, las barreras culturales y el escaso retorno de inversión a corto plazo de estas soluciones. Los aspectos más valorados de una solución e-learning, por su parte, son la calidad técnica del productos, seguido de las soluciones a medida, la velocidad del proveedor, el precio y la marca de suministrador de la solución. Pero quizá existe esta reticencia en las empresas españolas hacia el e-learning porque no se conozcan lo suficiente las soluciones y experiencias en esta materia.
Las experiencias de e-learning en otros países europeos no han tenido una continuación en España debido a la tardía incorporación de la tecnología a los nuevos procesos de trabajo de las pymes, proceso que sigue abierto, y del que la incorporación del e-learning es uno de sus indicadores. Recientemente, se publicaban datos en los que España aparece en penúltimo lugar de los países de la Unión Europea en el que las empresas dedican fondos para formación de empleados. Y cuando se habla de formación online, ésta sólo supone un 2,8 por ciento en la formación empresarial, aunque llega al 4 por ciento en las grandes empresas. Quizá el problema no sea la formación online en particular, sino la formación en general, y la falta de información sobre las posibilidades que ofrece una y otra.

Proyectos reales
Softvision realiza cursos a medida para empresas, fabrica y distribuye cursos multimedia en formato CD para el usuario, y disponen de acuerdos con socios para lanzar productos formativos independientes. Su gama de productos formativos abarcan el ámbito educativo, la formación profesional en vídeo y los idiomas, con versiones para centros de formación, pymes o versión online.
La empresa cuenta con más de seis años de de experiencia en el desarrollo de productos multimedia aplicados al campo de la formación, y también en el proceso de creación de los contenidos. Softvision realiza la grabación y retransmisión de eventos en directo, la producción de vídeo y CD-Rom, y servicios de codificación de contenidos digitales para Internet, intranets, TV, CD o DVD. Los cursos dirigidos a empresas son sobre todo sobre tecnología: manejo de herramientas corporativas, y tutoriales sobre el uso de una interfaz o una aplicación, como SQL Server 2000, Office, etc. En este área, Softvision produce todo el material formativo que distribuye Microsoft a sus empleados o clientes.
Otro tipo de cursos interactivos son sobre ofimática o diseño gráfico, y son igualmente interactivos ya que en ellos se realiza una evaluación continua y prueba final.
Sus cursos están evaluados por el Ministerio de Educación y Ciencia, la Organización de Consumidores, y avalados por la Certificación MOUS (Microsoft Offi

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers