El Pentágono bloquea el reparto del espectro móvil de 3-G norteamericano

El espectro de conexión inalámbrica a Internet es motivo de disputa entre los proveedores de acceso y el departamento de defensa norteamericano. Los primeros consideran que este espectro debería estar destinado a desarrollar servicios de acceso a Internet de alta velocidad, mientras que el aparato militar norteamericano lo quiere dedicar a entrenamiento militar y simulación de guerra.

En dos semanas, las agencias del gobierno norteamericano deberán presentar un informe final sobre qué espectro utilizar para soportar servicios de telefonía 3-G, acceso de alta velocidad a Internet y streaming de vídeo.
Las fuerzas armadas, sin embargo, ya utilizan una parte de ese espectro con fines militares, y pretenden seguir manteniendo ese trato de favor después de la entrada de las operadoras, amparándose en una orden ejecutiva dictaminada por el ex-presidente Bill Clinton, que amparaba la cooperación entre las agencias federales y el Pentágono en esta materia.
El Departamento de Defensa se queja de que algunas redes del espectro entre 1,7 GHz y 2,5 GHz (las utilizadas para telefonía de tercera generación) en áreas como Los Angeles, Seattle, San Diego y Nashville provocan interferencias con operaciones militares.
Mientras la subasta de licencias ya han tenido lugar en la mayoría de estados europeos, y también en Asia y Latinoamérica, Estados Unidos aún no ha decidido ni siquiera el espectro de radiofrecuencia que se utilizará en el despliegue de la tercera generación de telefonía móvil. Los políticos no quieren que Estados Unidos se quede atrás, y reconocen que Europa está muy por delante de ellos en la tecnología 3-G. Por eso la asignación de un espectro de radiofrecuencia, es un asunto prioritario en la agenda del Congreso para este año.
El Congreso, por ahora, tiene la palabra. La orden ejecutiva designaba a la Comisión Federal de Comunicaciones y el Departamento Nacional de Comercio de Telecomunicaciones como las dos intituciones encargadas de organizar y gestionar el espacio radioeléctrico para que se reparta entre los operadores, pero estos obstáculos pospondrán el informe final sobre el espectro para el próximo 1 de marzo. Si esta fecha se pospone, retrasaría el resto de la agenda prevista para asignar por el método de subasta las licencias de tercera generación, previstas para el mes de septiembre.

Departamento de Defensa de los Estados Unidos:
www.defenselink.mil

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers