El libro electrónico, o dos formas de entender un negocio

Microsoft y Adobe defienden dos modos diferentes de entender el libro electrónico. Para Microsoft, el eBook triunfará entre el gran público, que terminará por aceptar la transición a los formatos portátiles. Adobe entiende el eBook como una tecnología que, entre otras cosas, puede aplicarse a la venta de libros electrónicos, pero que tiene implicaciones tecnológicas superiores.

El gigante Microsoft ha dado un paso más en su carrera por hacer de su libro electrónico un producto comercial rentable y popular en el gran público, que todavía ve con cautela la transición del libro en papel al electrónico.
Después de su alianza con Planeta y la UNED, Microsoft se ha aliado con Broadnexus, una empresa consultora de soluciones de comercio electrónico, para distribuir los eBooks a las editoriales electrónicas que venderán los libros. Broadnexus utilizará la tecnología DAS de seguridad y derechos digitales, propietaria de Microsoft, para proveer de servicios a España y Latinoamérica.
El acuerdo prevé una inversión de 100 millones de pesetas para la promoción del eBook en España y Latinoamérica, con un plazo previsto de retorno de la inversión de un año y medio. La estrategia de Microsoft prevé la distribución inicial de libros de forma gratuita, para posteriormente efectuar cobros en función de la cantidad de información que el usuario requiera de una determinada obra.

PDF y LIT, dos tecnologías enfrentadas
Microsoft es consciente del mayor potencial tecnológico de Adobe en su formato de libro electrónico, y de su llegada tardía al mercado. Sin embargo, la apuesta por el mercado del gran público por parte de Microsoft es muy fuerte. Txema Arnedo, de Microsoft, ha señalado que la tecnología Reader de la compañía ofrece ventajas sobre Adobe Acrobat “a nivel de codificación y seguridad, a través del formato XrML, aunque a nivel gráfico, el formato PDF ofrece mayor calidad”, por resolución gráfica en pantalla (adaptable a distintos dispositivos), y por su integración con otras herramientas de edición gráfica como Photoshop o Illustrator.
En cuanto a la edición de archivos, Acrobat ofrece numerosas posibilidades para que el usuario genere sus propios documentos PDF y sus propios libros electrónicos, gracias a la aplicación Adobe Content Server 2.0, que permite a los usuarios compartir archivos en formato PDF. Esta aplicación está orientada a la venta de libros electrónicos en línea y proporciona a los editores y distribuidores una serie de herramientas de “empaquetado”, controles de seguridad y gestión de venta de contenidos electrónicos en formato PDF desde el propio sitio web.
El formato Reader de Microsoft, por su parte, permite generar documentos en formato LIT, pero sólo a través de un módulo para Word y de herramientas de terceras partes. Reader utiliza la tecnología ClearType de optimización del texto en pantalla, que Microsoft emplea para mejorar la visualización de los libros en formato PocketPC. La opción de Adobe para dar salida al importante mercado del libro electrónico en formato “asistente de mano”, se llama CoolType, que a diferencia de Microsoft Reader, está basado en el formato de archivo PDF, que se caracteriza por reproducir un archivo en vectorial con calidad de impresión, conservando sus propiedades gráficas. Mientras tanto, el formato LIT de Microsoft Reader está basado en las especificaciones HTML y XML sobre libro electrónico del foro Open eBook Forum, y necesita ser generado en lenguaje C++.

Derechos y seguridad digitales
La gestión de derechos digitales y de seguridad es otro de los aspectos en el que ambas tecnologías difieren. Adobe eBook Reader utiliza la política de identificadores de ordenador del usuario de Adobe, y la opción de tener en cuenta los permisos de acceso sobre el archivo, como la posibilidad de copiar texto del archivo en el portapapeles, impresión, préstamo, regalo del libro a otro usuario y lectura en voz alta. Acrobat eBook Reader utiliza el estándar EBX para la gestión de derechos de propiedad en contenidos digitales, mientras que Microsoft dispone de la tecnología DAS, una plataforma desarrollada sobre la base de Windows 2000 Server, y que consta de tres herramientas que descargan, cumplimentan el pedido y sirven el libro electrónico. Esta plataforma está basada en XML y permite definir las licencias de comercialización del eBook sobre XrML (Extensible Rights Markup Lenguage), un lenguaje de marcación y abierto diseñado para unificar los métodos de especificación de derechos, contenidos y condiciones de la venta y distribución de libros electrónicos. Por su parte, la especificación EBX (Electronic Book Exchange) que utiliza Adobe, persigue el mismo fin, pero está más enfocado al entorno de la preimpresión, al utilizar la tecnología PostScript, y al software de Glassbook, para gestión de derechos y distribución del eBook.

Una carrera de dos
Los últimos acuerdos de Microsoft y Adobe con librerías electrónicas pretenden adelantar la llegada del eBook al usuario. Universidades, instituciones, y editoriales alternativas son los objetivos de Microsoft. La edición profesional en flujo compartido, las publicaciones editoriales, las especializadas en libros de texto, y sobre todo, el mercado de la impresión bajo demanda, son los objetivos inmediatos de Adobe, para quien el libro electrónico no triunfará si se basa únicamente en obras de texto.
Seg

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes
Microsoft Evento cloud os 1 PUBLIRREPORTAJE

Microsoft muestra las posibilidades de la nube

Computerworld

Con la celebración del evento Disfrute de la experiencia Cloud OS, Microsoft ha mostrado su visión de la nube como una plataforma unificada para las empresas modernas que necesitan conciliar las principales ...