Dos figuras de ICANN analizan la situación de los dominios tras su ampliación

Amadeu Abril i Abril, miembro del Consejo de la ICANN y Eugenio Triana, ex-Consejero de la ICANN

Amadeu Abril i Abril, actual miembro de la cúpula directiva de la Internet Association for Assigned Names and Numbers (ICANN), el gobierno técnico de la Red, y Eugenio Triana, ex-directivo de la organización que ha formado parte de ésta desde sus inicios en 1998 hasta el pasado mes de noviembre, han hablado con iWorld sobre los asuntos más candentes en el ámbito de los nombres de dominios: la ampliación del grupo de primer nivel, el dilema entre éstos y las marcas y el sistema de elección de los miembros de la asociación, entre otros.

¿Qué opinión le merece la reciente ampliación del número de dominios de primer nivel?
- Amadeu Abril i Abril
En primer lugar la ampliación de dominios tenía un valor en sí misma, es el test que hemos intentado llevar a cabo en los últimos años de cómo se debía realizar la reforma de dominios y era la prueba de que esta reforma se puede hacer. En este sentido, todos creemos que se ha conseguido. A partir de aquí el problema es que, evidentemente, no se pudieran aprobar todas las buenas propuestas ya que una condición para la aprobación de nuevos dominios era tener un campo de pruebas limitado. Respecto a la tasa de 50.000 dólares que los solicitantes debían pagar para convertirse en registradores de dominios, ésta respondía a una estimación de los costes que nos iba a llevar evaluar todas las proposiciones. Es verdad que puede parecer una gran cantidad, pero vistos los costes reales de llevar a cabo un registro, esta tasa es simplemente una cantidad marginal. Lo que la ICANN no estaba dispuesta a hacer era aceptar propuestas que fuesen muy buenas ideas, pero no tuvieran un respaldo financiero consistente. A partir de ahora se está negociando la concesión con los dos más grandes, .biz e .info, que son los difíciles, los genéricos, y a partir de aquí vendrán .name y .pro y otros más restringidos como .museum, .aereo y .coop que se resolverán con menos problemáticas. Y se espera su entrada en vigor en los en los próximos tres, cuatro meses, de aquí a julio.

- Eugenio Triana
Mi opinión es favorable como es lógico puesto que yo intervine en el proceso de selección y creo que se hizo por medio de un procedimiento muy riguroso, estudiando por cada grupo de posibles nuevos dominios los que eran de uso general o particular, y todas las características que podían conducir a una mayor competencia en el sector y que podían ayudar a resolver las necesidades que no se habían solucionado anteriormente y minimizar los problemas de propiedad intelectual. Los nuevos dominios debían superar lo que se llama en la ICANN, la "proof of concept", es decir, que se articulara perfectamente en toda la política de dominios y que fuera adecuado al desarrollo de la Web. Además, la selección se hizo muy a fondo y tras una consulta pública amplia a través de la Red.

Muchos internautas e incluso miembros de la ICANN han criticado que la organización tuvo más en cuenta el capital de los solicitantes a registradores de dominios que otros aspectos más técnicos y que en la votación no pudieron participar los últimos representantes elegidos por la comunidad internauta, ¿qué opina de estos temas?
- Abril i Abril
Yo creo que se han cometido algunos errores fruto de la preponderancia del punto de vista de los americanos. En primer lugar, una excesiva atracción por la sencillez y, en segundo lugar, algunas candidaturas como .biz fueron evaluadas en función de los que tenían más dinero para competir con el .com. Sin embargo, creo que el error real, y muy grave, es de planteamiento. ICANN planteó un proceso conjunto, solicitando dominios y gestión, sin embargo, una cuestión es qué dominios queremos y otra es quién puede gestionar cada uno. Yo creo que se tenía que haberse hecho en dos fases.

- Triana
Sí, ha habido críticas acerca de esto pero... cuando hay una votación no se pretende que las decisiones se tomen siempre por unanimidad, al menos en la Supporting Organization de Dominios, lo que sí que tiene que haber es un consenso y éste lo hubo. Tal vez los registradores podían haber estado mejor elegidos, aunque en mi opinión han sido los más adecuados pues se han seleccionado tanto entidades grandes como pequeñas para que sean los agentes responsables del registro de los nuevos dominios. Lo importante es que se ha abierto la competencia en el registro de dominios en todo el mundo. Además, el hecho de que los cinco nuevos consejeros elegidos por los usuarios de Internet no participasen en esta decisión es un asunto que estaba previsto así. Además, lo lógico es que fuéramos los miembros que estábamos en la ICANN desde el principio los que decidiésemos sobre ello, es un asunto que lo estábamos hablando desde hace meses, y para las personas que se acababan de incorporar al Consejo de ICANN les habría resultado difícil tomar partido en un tema que no habían tratado con anterioridad.

¿Qué le parece la idea defendida por algunos miembros de la organización, como los consejeros de Europa y EE.UU., sobre la existencia de un número ilimitado de dominios?
- Abril i Abril
Yo creo que un número razonable de dominios no territoriales estaría alrededor de un centenar. No veo ningún problema, aunque de golpe no se puede hacer. Lo que es evidente es que estos siete dominios son el principio. Es un primer pacto entre los que queríamos ampliar y los que no querían.

- Triana
No, de ninguna manera debería haber un número il

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers