Adiós a Dinamic Multimedia

En un ambiente de crisis generalizado en lo que se refiere a los negocios de Internet, Dinamic Multimedia, empresa española dedicada al desarrollo de videojuegos, ha cerrado sus puertas.
Su fracaso en los negocios emprendidos en la Red ha sido el responsable primario de la quiebra al provocar una grave crisis económica y un periodo de suspensión de pagos.

La compañía de software de entretenimiento Dinamic Multimedia ha pasado a engrosar la lista de víctimas de la fiebre del oro online. La empresa española cierra sus puertas tras afrontar un periodo de crisis que tuvo su origen en los costes generados por sus negocios en Internet.
Las altas expectativas que generó este mercado empujaron a la empresa a crear una división de Internet, pero la ausencia de ingresos y los altos costes le obligaron a retomar su estrategia tradicional de venta de videojuegos. Dinamic despidió a 39 personas, 29 de ellas del área de Internet, y redujo al mínimo sus negocios online. Esta empresa familiar, propiedad de José Ignacio Gómez Centurión, es la responsable de títulos tan conocidos como PC Fútbol o La Prisión.

La historia
La compañía Dinamic Multimedia nació allá por 1984, cuando el sector de desarrollo de video-juegos en España tenía pocas eXpectativas. Dinamic Multimedia apostó siempre por los video-juegos de producción propia y por lanzar al mercado sus productos a un precio competitivo, lo que ayudó a mantener la fidelidad de los usuarios, que esperaban los nuevos lanzamientos. Entre sus grandes producciones destaca la saga del simulador deportivo PC Futbol, que tuvo una excelente aceptación entre la comunidad de jugadores ya desde su primera versión. Dinamic Multimedia desarrolló también varios títulos en el género de aventura gráfica, como Runaway, y desarrolló varias obras multimedia, guías y enciclopedias.

La evolución hacia la Red
Dinamic Multimedia miraba al futuro con seguridad y optimismo, observando los cambios que provocaban en el mercado la adaptación a las nuevas tecnologías. Con el auge de los video-juegos en Internet, gracias a productos desarrollados por grandes compañías como Microsoft y Blizzard en el género de la estrategia en tiempo real (RTS). La implantación de Internet en los hogares alcanzó un grado considerable por lo que las compañías desarrolladoras de videojuegos comenzaron a desarrollar productos que aprovechaban las posibilidades de conexión a la Red. Juegos multijugador, antes limitados única y exclusivamente a jugadores en red local, se convirtieron en encuentros virtuales en los que jugadores de cualquier parte del mundo podían competir entre sí, ofreciendo un nivel de entretenimiento nunca visto hasta la fecha. Las posibilidades eran infinitas, las opciones multijugador vía Internet eran aplicables a cualquier género; simuladores, rol (RPG), estrategia en tiempo real (RTS) y arcades en primera persona (FPS). Pronto estas opciones se convertirían en un elemento prácticamente imprescindible a la hora de desarrollar un videojuego, ya que actuaba de reclamo al ser una característica muy llamativa para los compradores que se planteaban la adquisición de cualquier título. La posibilidad de competir con adversarios reales dejaba fuera de juego a los clásicos videojuegos en los que el oponente era controlado por el ordenador.

La crisis por una apuesta arriesgada
A raíz de esta carrera por conquistar el mercado de los juegos online, Dinamic Multimedia lanzó la que fue su primera y única gran incursión en este género. Este título, de nombre La Prisión, provocó una gran expectación entre la comunidad de jugadores. La idea era original, crear una prisión virtual dónde convivirían más de 500 jugadores, asumiendo el papel de reclusos, que debían apañárselas para sobrevivir, asociándose con otros reclusos y evolucionando para hacerse más fuertes.
La interactividad entre los diferentes jugadores estaba lograda, pero los escasos medios disponibles para el mantenimiento de una infraestructura necesaria que permitiese el buen funcionamiento de un servidor exclusivo para este videojuego motivaron protestas entre los primeros usuarios ya que, además del precio del juego, debían pagar una cuota mensual de mil pesetas en concepto de uso del servidor que, en muchos casos, era inaccesible o accesible tras múltiples intentos. Dinamic Multimedia creó también una web exclusiva para este juego (www.laprision.com), un espacio en la web donde los seguidores podían consultar las últimas noticias e intercambiar opiniones con otros jugadores. Esta web, junto a la página oficial de Dinamic Multimedia (www.dinamic.com), el portal Infofutbol (www.infofutbol.com) y la Web de PC Futbol (www.pcfutbol.es), que son también propiedad de esta compañía, han supuesto para sus gestores un gasto considerable y excesivo a tener en cuenta.
Tras una temporada infructuosa, en que la compañía no alcanzaba los resultados esperados en su apuesta por el mercado de los juegos en Red, Dinamic Multimedia se vio obligada a reducir al máximo su división de Internet y dedicarse, de nuevo, a los juegos tradicionales. Anunció la suspensión de pagos a proveedores, así como la creación de un plan de regulación de empleo para afrontar los costes derivados de sus negocios en Internet. La compañía volcó toda su estrategia online en el soporte interno y en la creación de juegos para terceros, la única rama rentable del negocio.
A pesar de los rumores que situaban a la compañía en l

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers