Zamora Hot City

¿Qué surge cuando se conjuga el arte Románico más puro del mundo con la población mejor conectada del mundo? Pues ni más ni menos que Zamora. Sí, esta ciudad castellana protagonista de las andanzas del Cid Campeador y del retiro de Juana La Loca, rodeada por el río Duero y reconocida a nivel mundial –entre otras cosas– por la solemnidad de sus procesiones de Semana Santa, ha sabido aunar la historia –con mayúsculas– con la más avanzada y moderna tecnología. Y por ello ha sido reconocida por el programa Computeworld Honors fundado en colaboración con el Museo de Historia de EEUU. Bajo la denominación de Zamora Hot City se puso en marcha un proyecto que tenía como objetivo básico conectar a una ciudad entera. Hasta ahora, los hot spots sólo se encontraban en lugares como aeropuertos o centros comerciales donde los abonados a un servicio de Internet podían tener acceso de forma inalámbrica. La elección de Zamora para llevar a cabo el proyecto se fundamentó, según los responsables del mismo, en que además de ser una localidad pequeña –cuenta sólo con 65.000 habitantes– alberga numerosos edificios de piedra milenaria. Característica que incrementaba la dificultad del proyecto al obstaculizar la transmisión de las ondas de baja potencia que utiliza la red. Bien, y ¿qué opinan los zamoranos de todo esto? Pues, aunque ciertamente se sienten orgullosos del protagonismo que está absorbiendo su ciudad, son conscientes de que Zamora no disfruta de las infraestructuras básicas que permitan asegurar la calidad de vida de sus ciudadanos. Por ello, creen que este reconocimiento tecnológico servirá de motor para “sacar a Zamora del letargo” en el que vive desde hace ya muchos años. Y es que como dicen: Zamora no se gana en una hora.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers