Víctor Pérez, Vicepresidente y Director General de StorageTek

"Aventajamos a IBM y EMC en un concepto básico: ellos creen en la velocidad y StorageTek en la flexibilidad"

El pasado mes de junio StorageTek (STK) firmó un acuerdo con IBM por el que ésta iba a comercializar los productos Iceberg, Kodiac y Artic Fox de la primera bajo su propio logo durante un plazo de tres años. Víctor Pérez, Vicepresidente y Director General de la compañía analiza los beneficios que esto supondrá para ambas firmas, al tiempo que evalúa el primer año de vida de la filial española de StorageTek, dedicada a la fabricación de sistemas de almacenamiento y software de gestión de estas unidades.

Justamente ahora, en el mes de octubre, se cumple un año del inicio oficial de las operaciones de StorageTek en nuestro país. Desde Estados Unidos ¿qué visión se tiene de España como mercado?

- Una de las razones por la que decidimos establecer las actividades de STK de forma directa fue el gran crecimiento que se estaba produciendo en el mercado español. Anteriormente teníamos un distribuidor y entendimos que no estábamos detentado la porción de ese mercado que debíamos tener. Por eso decidimos establecer las operaciones en España. En este primer año decidimos invertir para potenciar el negocio y recientemente hemos consolidado la ampliación de capital en 225 millones de pesetas, que junto a los 50 con que comenzaron las actividades, conforman los 275 millones de capital social de la compañía en España.

Por mi parte, siempre que vengo a este país me resulta muy satisfactorio ver como la oficina va creciendo.

¿De cuántas plantas de fabricación dispone StorageTek en todo el mundo?

- En todo el mundo hay tres fábricas. En la de Colorado, donde está la casa matriz, se fabrican las cintas, en Puerto Rico hay una instalación para el desarrollo de los discos Iceberg y las tarjetas y en Toulouse se centra la fabricación para el mercado europeo. Europa es un área muy significativa para nosotros, a la que exportamos alrededor del 35% de nuestra producción. De momento, este continente está en transición para autoabastecerse a través de Toulouse. Ahora mismo se fabrican allí todas las cintas para el mercado europeo y se está empezando a transferir ahora Iceberg, y la idea es que el 90% de la producción total para Europa salga de la planta de Francia.

¿Y en Asia no tienen ninguna fábrica?

- En Asia no hay ninguna fábrica porque invertimos en los mercados internacionales una vez que se ha superado un volumen de venta de 500 millones de dólares. Actualmente en esta región vendemos alrededor de 175 millones, por lo que de momento no es rentable establecer allí ninguna planta de fabricación. En un futuro, dependiendo del crecimiento, porque Asia es una de las economías que más están creciendo, pensaremos en establecernos allí o no. Además, en este área geográfica no existe una gran tradición de sistemas grandes, y ni el sistema bancario ni el gubernamental están tan definidos como ocurre en Estados Unidos o en Europa.

¿Cón cuántas líneas de producto cuenta actualmente StorageTek?

- Las líneas de productos principales son discos, cintas y software y parte de nuestra estrategia actual es redefinir nuestra industria. Nuestra especialidad en el ámbito del software está en la gestión de las unidades de almacenamiento. En el primer momento sólo disponíamos de hardware, luego se redefinió la línea de productos con la incorporación de soluciones lógicas.

El mundo de las cintas está especialmente orientado a los sistemas abiertos ¿qué posibilidades le ven a este mercado?

- La cinta es importante y lo está siendo cada vez más en el mercado abierto, pero los discos siguen jugando el papel fundamental. De hecho, constituyen prácticamente el 70% de la tecnología de almacenamiento sobre la que descansan los sistemas abiertos. Lo que pretendemos también como planteamiento de marketing es expandir el uso de las cintas. Las cintas de STK permiten tener almacenamiento casi en línea como si fuese en disco, pero a un coste más barato y mucho más seguro. Hemos visto que en el mainframe siempre hay una rigidez en el backup y un estricto cumplimiento de todas las normas, algo que no ocurre en los sistemas abiertos ni en los departamentales porque el nivel de responsabilidad baja, lo que no quiere decir que no sea importante. En la mayoría de los sitios cuando vas a buscar un backup de sistemas abiertos, te encuentras con que el último lo han hecho cuando implantaron la ultima release de software. Esto tiene que cambiar porque cada día van teniendo más importancia los sistemas abiertos y en este cambio está Storagetek presente. Recientemente hemos anunciado la 9714, una librería pequeña muy orientada a sistemas abiertos, eso desde el puntode vista hardware, y desde el software la interconectividad o el backup centralizado de redes corporativas.

¿Como se está desarrollando el acuerdo establecido con IBM antes del verano?

- El acuerdo con IBM sólo incluye discos, en cintas seguimos compitiendo porque la filosofía de IBM y la nuestra son diferentes. Ellos no están tanto en la automatización como nosotros y esa es nuestra ventaja.

¿Se conoce algo más acerca de la investigación que está llevando a cabo el Departamento de Justicia norteamericano sobre este acuerdo, basándose en una posible infracción de la ley antimonopolio?

- La investigación la vimos venir y tuvimos mucho cuidado con ese aspecto. De hecho, los aspectos comerciales del trato se establecieron en tres semanas, mientras que en los legales nos demoramos tres meses y medio. IBM, por la visibilidad que tiene, despierta siempre investigaciones por parte del Departamento de Justicia norteamericano.

Cuando se hizo el anuncio nuestra competencia fue directamente a elevar su disconformidad ante este órgano, pero se trata tan sólo de una investigación rutinaria que sigue su curso normal, ellos no están apurados, nosotros tampoco.

En noviembre volverá a haber una nueva comparecencia .

En estos casos, cuando el departamento de justicia decide intervenir, ¿el acuerdo sigue vigente o se paraliza?.

- Sigue su marcha. Lo están investigando, pero no lo ven tan serio como para obligarnos a congelar nuestras actividades. Estamos en una etapa de transición donde ya IBM está vendiendo los productos. Hemos estado cooperando con ellos y de pasar a ser competencia ahora somos socios. Eso no requiere un cambio de actitud que a veces cuesta hacerse a la idea de él. En disco somos aliados, pero en cintas cada uno sigue su camino.

Cuando IBM decide venir a nosotros lo hace con humildad, reconociendo que nuestra tecnología de almacenamiento en disco es muy buena. A nosotros nos interesaba el acuerdo porque la red de distribución de IBM es mucho más amplia que la nuestra. El acuerdo es beneficioso no sólamente para IBM y STK, sino también para nuestros clientes, que son a fin de cuentas quienes importan en esta transacción.

Dentro de lo puramente tecnológico ¿qué es lo que ha valorado IBM que ellos no podían conseguir con tecnología propia?

- El enfoque que tanto IBM como EMC, que es nuestro otro competidor principal, ha sido siempre venderle al cliente velocidad. EMC fue muy exitosa con esta idea. Sin embargo, la flexibilidad que da Iceberg no la ofrece el resto. El costo es mucho más efectivo porque la tecnología tiene unos mecanismo de compresión, de forma que se le ofrece mayor flexibilidad al cliente. IBM conocía nuestra tecnología y así fue como entramos en el acuerdo, un acuerdo mínimo de tres años. IBM, además, va a mejorar Iceberg con su propia tecnología.

¿El acuerdo por tres años es posible que llegue a prorrogarse?

- IBM tiene opciones para renovarlo, pero como este mundo de las tecnologías cambia muy rápido tanto ellos como nosotros preferimos fijar un plazo limitado. Eso también nos ayuda a nosotros porque cuantos más Iceberg haya en el mundo más oportunid

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes