Un chip en la oreja

El País 16-2-94

Los últimos estudios calculan que el 7% de la población padece alguna pérdida de audición. Para poner remedio a esta situación GAES (Gabinetes de Adaptación y reeducación auditiva) presentó la semana pasada en España un nuevo concepto de corrección auditiva, la biofonía, que ofrece al deficiente auditivo una mejor comprensión de las conversaciones en los ambientes ruidosos. Utilizando un pequeño ordenador, las necesidades específicas del paciente son registradas y programadas en el equipo auditivo. Dentro de éste, un chip miniaturizado mide continuamente las señales sonoras, permitiendo analizar por separado los sonidos graves y los sonidos agudos. De entre más de 600.000 curvas de respuesta, se seleccionan dos programas personalizados según la pérdida auditiva y el estilo de vida del usuario. Por ejemplo, si se tratara de un músico, utilizaría un programa para hablar y otro para escuchar o interpretar música.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes