Todo lleva su tiempo

Sería hace ya aproximadamente ocho años cuando los medios de comunicación empezaron a incluir en sus páginas las siglas IP, poco más tarde surgieron las informaciones relacionadas con la voz sobre IP. Y fue entonces cuando hizo su aparición estrella el término convergencia. Convergencia de voz y datos. En aquellos tiempos a lo más que se llegaba era a imaginar cómo sería ese momento y cómo podía influir en las organizaciones y en la sociedad. Ha pasado el tiempo y ahora ya parece que estamos preparados para abordar ese mundo convergente. Un mundo que presenta un panorama significativamente diferente del actual o del que estamos acostumbrados. Llegar hasta aquí no ha sido fácil. Muchos han sido los esfuerzos que las empresas tecnológicas han debido de invertir en desarrollos que pusieran de manifiesto que el paso hacia ese mundo convergente no solamente no es difícil sino que presenta un importante número de beneficios para todos. Ahora falta que las diferentes organizaciones acometan ese salto hacia el mundo convergente. Un paso que ha sido dado ya por muchos como, es el caso de la Junta de Andalucía que en su afán por ser una comunidad puntera en innovación ha puesto en marcha un proyecto en virtud del cual las soluciones de telefonía sobre IP permitirán el acceso a servicios de voz y datos sobre banda ancha a más de 5.000 edificios públicos, como colegios, juzgados o centros de salud, situados en poblaciones andaluzas de menos de 3.000 habitantes. Un proyecto, que según asegura Iberbanda, adjudicatario de la Red de Acceso Periférico de la Junta de Andalucía, puede suponer a la Junta unos ahorros en sus costes de comunicación cercanos al 50% del gasto previsto.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers