Texas Instruments ha anunciado que va a desarrollar una familia de chips 486 que proporcionará a los equipos portátiles la potencia de los ordenadores de sobremesa

Esta serie de chips está basada en la arquitectura Río Grande que combina el procesador 486 con el bus local PCI. Estos microprocesadores también integrarán el bus local PCMIA y funciones I/O estándar. Texas Instruments ha señalado que comenzará a distribuir estos microprocesadores en el tercer o cuarto trimestre de este año. El precio de los portátiles con pantalla monocromo de matriz pasiva tendrán un precio que oscilará entre los 1.500 y los 2.000 dólares.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes