Tendencias de la tecnología de infraestructura empresarial en 2004 y 2005

Deberíamos empezar esta reflexión sobre las tendencias tecnológicas diciendo que creo firmemente que, en lo que a la infraestructura de tecnología empresarial respecta, no hay tendencias de un año o maravillas de seis meses. A menudo oímos hablar de tecnologías que están destinadas a cambiar la forma del mundo y vemos cómo esas mismas tecnologías desaparecen seis meses después. La realidad es que los cambios que dirigen los CIO se llevan a cabo introduciendo nuevos planteamientos, políticas y procedimientos en sus departamentos, no introduciendo tecnologías que son tan modernas que aún están desarrollándose. Las tendencias que tienen un impacto son las que muestran alguna aplicación práctica en el negocio y despiertan un interés general mucho antes de que se implementen. Por ese motivo, las tendencias que voy a identificar aquí son las que están cambiando la forma de las infraestructuras TI y las que tienen un impacto real, lo cual no es lo mismo que tecnologías “nuevas”.
Las tecnologías se implementan en los departamentos TI de la vida real para conseguir objetivos de negocio. Por esa razón, las únicas tendencias que tendrán un impacto son las que acercan a los CIO a esos objetivos. Mientras que el énfasis puede cambiar según el momento, los objetivos de los CIO raramente cambian. Son:

1. Ofrecer mayor nivel de servicio al negocio.
2. Controlar los costes de infraestructura.
3. Apoyar las prioridades del negocio, como la agilidad y el cumplimiento de normativas.
He elegido las tendencias tecnológicas que están teniendo un impacto en estos objetivos y en las infraestructuras tecnológicas actuales. Por detrás de estas tendencias, existen diversos factores que impulsan el negocio, como pueden ser el cumplimiento de normativas o el modelo on-demand. On demand no es una tendencia tecnológica por sí misma, sino una combinación de varias tendencias que incorporan negocio, finanzas y TI, y promete un cambio fundamental en la forma en que se lleva el negocio. La cuestión para muchos CIO es cómo gestionarán la introducción de nuevas tendencias tecnológicas en su infraestructura, al tiempo que hacen que las TI soporten los objetivos cambiantes del negocio.

La implementación de la tecnología Wi-Fi pasa a ser común
El desarrollo más significativo en el 2004 en términos de infraestructura empresarial ha sido la adopción de la tecnología Wi-Fi. Wi-Fi es una tecnología cuya promesa y beneficios en términos de productividad laboral y flexibilidad se ha debatido durante mucho tiempo. 2004 ha sido el año en que esas discusiones han sido sustituidas por actividad. La adopción de Wi-Fi ahora es un hecho. Los CIO de todo el mundo ya están tratando con ese “hecho” en términos de gestión de dispositivos, seguridad, control de accesos, mantenimiento de software y muchas otras cuestiones.
En 2005 esta tendencia continuará con una implantación más amplia de las tecnologías inalámbricas. Lo que ahora para muchos CIO es una preocupación acuciante sobre cómo incorporar la infraestructura inalámbrica al entorno global, se convertirá en un tema de gestión cotidiana. Los CIO tendrán que encontrar la manera de gestionar el acceso inalámbrico a su infraestructura y las capacidades inalámbricas de la misma. A medida que avance el año, esto se convertirá de nuevo en un tema de actuación en vez de discusión. Se implementarán los medios para gestionar las infraestructuras inalámbricas, nuevas medidas de seguridad y la tecnología inalámbrica formará parte del conjunto de la infraestructura.

La informática omnipresente y la proliferación de dispositivos
La segunda gran tendencia que afecta a las infraestructuras de tecnología empresarial va unida a la adopción de Wi-Fi y es la informática omnipresente. Todos hemos visto la proliferación de distintos tipos de dispositivo de usuario final, agendas personales, teléfonos smart, blackberrys, tablet PC y portátiles, por nombrar algunos. En 2001 dije que la combinación de la continua miniaturización de la tecnología, la convergencia de funciones y la ubicuidad de la conectividad de red haría que la elección entre diferentes dispositivos de usuario final fuera irrelevante.
Al entrar en 2005, las funciones convergentes de estos distintos dispositivos significan que los CIO no se pueden permitir diferencias en cuanto al nivel de consideración que le otorgan a cada dispositivo. A su vez, esto alterará las percepciones de lo que constituye infraestructura tecnológica. Un smart phone o incluso un reproductor de MP3 conectados a la red genera unas consideraciones de seguridad y gestión de datos que no pueden ignorarse. Creo que no será hasta el 2006 ó 2007 cuando veamos la total erradicación de la diferenciación entre dispositivos, pero ya es una preocupación a la que se están enfrentando los CIO. Ahora mismo, suele abordarse con la implementación de políticas corporativas que detallan lo que puede o no puede conectarse a la red. Sin embargo, a medida que avancemos en este año esa defensa será cada vez más difícil de mantener.

Los servicios web se infiltran en la infraestructura
Otra tendencia que ha empezado a cumplir su promesa en 2004 y que continuará este año son los servicios web. Los servicios web prometen los beneficios de la integración de las aplicaciones empresariales sin tener que rediseñar las aplicaciones subyacentes. Esto permite a las organizaciones integrar sus procesos de negocio internos y externos más fácil y dinámicamente. Las empresas anhelan esa agilidad y la están pidiendo a sus departamentos TI.
En menor medida que el Wi-Fi pero con el mismo patrón, 2004 ha visto cómo los servicios web han pasado de la fase de debate a la de expansión con un aumento continuo de implementaciones basadas en estándares. Durante este año y el próximo, estas implementaciones continuarán. De nuevo, como en el caso de la tecnología Wi-Fi, los servicios web harán surgir temas de seguridad y gestión de infraestructuras, pero fundamentalmente cambiarán la dinámica del entorno software. Los CIO tendrán que encontrar la manera de acomodar esta dinámica cambiante en el control de todo el entorno. A pesar de estos cambios, creo firmemente que en dos años, los departamentos TI que no hayan empezado la implementación de servicios web se encontrarán en desventaja competitiva.

El código abierto va más allá de Linux
Una tendencia que no puede ignorarse es el desarrollo de las tecnologías de código abierto. El código abierto ha generado interés durante varios años y Linux se ha convertido en una tecnología instaurada, pero fue el año pasado cuando empezamos a ver que el debate del código abierto iba más allá de Linux. Las próximas capas del software de código abierto, como las bases de datos y los servidores de aplicaciones, se están convirtiendo en una realidad. Así, el debate está madurando más allá del argumento del código abierto contra propietario hacia la percepción de que tanto código abierto como software propietario tienen un lugar en la empresa moderna.
Un gran reto relacionado con el código abierto que tendrán que superar los departamentos de TI será el de encontrar los proveedores de

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers