SGI traslada las ventajas del Altix a la gama media

Fruto de la creciente demanda de clusters de altas prestaciones, el fabricante ha optado por mejorar su familia de sistemas de gama media. Así, acaba de lanzar el nuevo modelo de servidor SGI Altix 1350 que aúna flexibilidad y escalabilidad para cualquier entorno de computación, con una buena relación precio/prestaciones.
Basado en el Altix 350 de gama alta, el nuevo modelo es un cluster integrado que escala hasta 32 procesadores Intel Itanium 2 en una única instancia del sistema operativo Linux, lo que “permite satisfacer las cada vez mayores necesidades de computación, redundando en beneficio para el usuario al tener que conectar menos nodos entre sí, facilitar la gestión y reducir el gasto en licencias de software y conectividad”, según han puesto de manifiesto fuentes del fabricante.
A ello se suma la facilidad en la instalación y administración del Altix 1350 y que se puede configurar con la tecnología de almacenamiento, de interconectividad y de gestión líder en la industria, incluyendo Manage de Scali, LSF de Platform Computing, VoltaireVision e InfiniBand de Voltaire, así como las soluciones InfiniteStorage de SGI.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers