Santiago López, director de desarrollo de negocio de Cisco Systems

"La convergencia crea un caudal de información que enriquece la comunicación y aumenta la productividad"

El futuro de las comunicaciones de una empresa pasa por las redes convergentes. Los analistas vaticinan que en los próximos tres años, las ventas de líneas de telefonía IP superarán en número a las líneas convencionales. Así, las organizaciones contarán con arterias por donde discurren voz, datos y vídeo con el objeto de enriquecer las comunicaciones, simplificar las infraestructuras, dotar a los empleados de herramientas que mejoren la atención al cliente y posibilitar la integración y armonización de los procesos y las reglas corporativos. Santiago López, director de desarrollo de negocio de Cisco Systems, aclara los conceptos básicos de esta tendencia.

¿Qué diferencia a estas dos visiones?
- La voz IP ofrece un primer nivel de convergencia cimentado en la práctica de introducir por una misma red WAN la voz y los datos. La intención es ahorrar en costes de transporte y esa función se cumple, pero no ofrece ninguna funcionalidad verdaderamente convergente de cara al usuario.

¿Qué se entiende por funcionalidad convergente?
- La capacidad de aunar en una única sesión de comunicaciones y de una manera coordinada datos, voz y vídeo. Se trata de enriquecer el caudal de información cuando se está produciendo la comunicación: ver a la persona con la que hablamos y poder comentar al tiempo un documento o cualquier soporte de datos. Se combinan los tres elementos para crear un caudal de información que enriquece la comunicación y ayuda a aumentar la productividad.

Cisco ha vendido tres millones de teléfonos IP en el mundo, un millón de ellos en Europa. ¿Los ritmos de penetración están siendo los esperados y existe algún mercado geográfico más receptivo que otro?
- El ritmo de ventas es igual en todo el mundo, no hay divergencias en la aceptación por área geográfica. Llevamos vendiendo teléfonos IP desde 1998 y desde esa fecha hasta enero de 2003 habíamos lanzado al mercado un millón de sistemas. Desde entonces, en poco más de año y medio, se han vendido otros dos millones. Esto reafirma el enunciado de que la penetración en el mercado de las redes convergentes está entrando en una fase de juventud incipiente: al igual que ocurre con las personas es en esta entrada en la adolescencia cuando se producen los crecimientos más acusados.
La curva se está disparando.

¿Cuándo podrá considerarse que se trata de una tecnología plenamente aceptada?
- Las ventas actuales a nivel global de sistemas de telefonía IP siempre las medimos por extensiones. Así ha sido siempre en la telefonía: el parámetro del número de extensiones es el indicador de la evolución del mercado. Actualmente, entre el 10 y el 15 por ciento de las extensiones que se venden diariamente corresponden ya a sistemas de red convergentes. Los analistas vaticinan que en tres años las ventas de líneas de telefonía IP superarán en número a las líneas convencionales. Aquí hay que contemplar el hecho de que los fabricantes de líneas tradicionales van a dejar de fabricarlas. Esto no significa que desaparezca la telefonía fija, lo que desaparece es la telefonía fija con el paradigma tecnológico que ahora existe.
La realidad que va a imponerse es que de aquí a tres años todos los proveedores estarán fabricando sistemas convergentes. Aquellos usuarios que quieran migrar por cualquier razón: capacidad, obsolescencia, cambio de domicilio, van a pedir un sistema convergente en IP.

¿Qué papel juegan estas redes en la convergencia de telefonía fija y móvil?
- Aquí, la telefonía IP tiene mucho que decir porque nace ya con el concepto de movilidad de las extensiones totalmente incorporado. La idea que está empezando también a tomar fuerza es la de mezclar sistemas de redes locales inalámbricas combinadas con sistemas GSM. Esto da una idea de por dónde van las últimas tendencias de la convergencia.

¿Qué función tienen las operadoras de telefonía de cara a la generalización de la convergencia?
- Es evidente que la factura telefónica ha bajado en España y prácticamente en todos los países. La situación de competencia ha creado ese escenario. Los operadores tradicionales cuentan con una infraestructura amortizada y han tenido la capacidad de bajar precios. Pero eso está llegando a un límite: la infraestructura está amortizada pero los costes de operación existen y los márgenes en todas las compañías de voz son muy estrechos. A la vez, el ancho de banda empieza a resultar más económico. Todo apunta a que introducir voz en la misma infraestructura por la que estamos metiendo ya datos pueda resultar interesante económicamente para las operadoras. Eso ayuda mucho a la divulgación del concepto.

Un aspecto que siempre preocupa mucho a las empresas es la seguridad y la protección de los datos. ¿Existe alguna carencia en este aspecto por parte de las redes convergentes?
- Para despejar toda duda, no estamos hablando de telefonía en Internet. Estas redes no son sistemas que capturan la voz en un PC, la digitalizan y la lanzan a Internet. En lo que se refiere a la creación de redes en entornos empresariales, que es lo que nos ocupa, la seguridad forma cada vez más parte integral de la propia red. Esto responde a los ciclos de maduración de la industria.
Los sistemas de seguridad integrados a la telefonía IP nos permiten desde asegurar los gestores de llamadas, hasta cifrar la voz, pasando por la posibilidad de incorporar sistemas de autenticación de la fuente que envía la voz cifrada. Los servicios son seguros, no hay duda.

¿Cuáles son hoy las razones que justifican para una empresa el salto a las redes convergentes?
- Las razones son múltiples. Como casi siempre y en casi todo, las razones de eficiencia en costes son las primeras en contar. No creo que sean las principales, pero existen, sobre todo en lo que se refiere a costes de transporte y de operación. Con una red única, la gestión y el mantenimiento se pueden encomendar a un mismo equipo con una base de conocimientos común. Aunque parezca extraño hay empresas en las que los departamentos de telecomunicaciones y los de datos viven de espaldas.

¿Y al margen de las consideraciones de costes, cuáles son las ventajas más destacables?
- Es algo tan sencillo como tener dos tendidos de cable o tener uno. Como tener un router que aglutina varias capacidades o tener una centralita.
El coste económico supone una motivación a corto plazo. A medio y largo plazo, todo lo que se relaciona con productividad, todo lo que tiene que ver con cambios de procesos de negocio, tiene mucha mayor incidencia como motivación para la adopción de redes convergentes.
Esto se materializa en aspectos como la posibilidad de mejorar la atención a un cliente o como la disponibilidad para establecer instalaciones temporales. A veces, los clientes necesitan desplegar infraestructura específica para eventos concretos. Con este tipo de sistemas resulta muy fácil.
Y también están las mejoras en los procesos. Por ejemplo: hasta ahora costaba mucho integrar los contact center dentro de los procesos de una empresa y ahora es posible.
También hay empresas que han decidido eliminar sus sistemas de control de acceso  porque cuando el trabajador llega a su puesto y conecta el teléfono, éste está conectado a la aplicaci

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers