Rös"s Estética consigue tener todo bajo control

Gracias a la solución de CCS Agresso

Aprovechando la construcción de las nuevas instalaciones en Castelldefels (Barcelona), Rös’s Estética abordó un cambio en el software de gestión que le permitiera, en palabras de Jordi Miró, director de informática de la compañía, “dar respuesta al crecimiento y a los planes de expansión de la compañía así como a la obsolescencia de nuestra solución informática en aquel entonces”.
En una inversión que se ha extendido durante tres años y donde la cuantía económica, según Miró, “ha sido importante”, Rös’s Estética ha dado el salto a un entorno de gestión muy personalizado con capacidad de dar respuesta a sus necesidades. “Hemos pasado de un entorno de trabajo con un servidor y un ERP estándar sin almacén por radiofrecuencia, sin gestión documental, sin MRP, sin CRM, sin gestión de calidad, sin telefonía IP, sin Wi-Fi, etc., donde todo era papel, a migrar a una plataforma con cuatro servidores y un sistema de gestión muy personalizado y completo”.
De hecho, se ha hecho mucho hincapié en la personalización de la herramienta de CCS Agresso, solución por la que se decantó la compañía, con el objetivo, declara Miró, “de que la herramienta se adaptara a nuestra forma de trabajo”.
Hace aproximadamente 13 meses que el nuevo sistema se encuentra plenamente operativo. “Arrancamos en paralelo los circuitos clásicos (finanzas, logística, producción, etc.), potenciando especialmente el apartado de logística –explica el director de informática de la organización– ya que nuestro software estaba enfocado a una solución clásica de los circuitos de esta área. Los nuevos retos de la compañía en su expansión y mayor penetración de mercado obligaban a cubrir unas áreas dotándolas de mayor contenido tecnológico, con el fin de tener un mayor control y agilidad sobre el stock, para minimizar su coste y facilitar una gestión logística más eficaz. Por ello se incorporaron MRP, CRM y soluciones de almacén por radiofrecuencia, que han permitido tener un inventario prácticamente permanente”.
El resultado ha sido, tal y como manifiesta Jordi Miró, “una mayor eficiencia fruto de tener un mayor control sobre la compañía. Hemos conseguido reducir el plazo de entrega a los clientes de 15 a dos días. Hoy por hoy no hay tensiones en el flujo de trabajo. Las fechas en fábrica se cumplen y todo está en su momento y en su sitio”.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers