Roberto Parra, CIO de Repsol YPF

"Hemos dedicado mucho tiempo y energía para definir nuestro modelo selectivo de outsourcing"

El hecho de ser una multinacional de gran tamaño, muy extendida geográficamente y compuesta por numerosos negocios dispares entre sí, implica ciertos retos de integración de tecnologías para el departamento de sistemas de Repsol YPF. Sobre éstos y, en general, acerca de su visión sobre la aplicación de las Tecnologías de la Información (TI) al negocio y, en concreto, a la actividad de su compañía, nos habla Roberto Parra, su director de sistemas de información.

Supongo que comparte la opinión extendida sobre la evolución del rol del CIO hacia el negocio…
- Es cierto que en estos años el papel del CIO ha ido evolucionando y mejorando pero, desde mi punto de vista, este rol de hoy, más orientado al negocio, es el mismo que se debería haber tenido hace veinte años. Es decir, el CIO, hoy y siempre, tiene la misión de entender las necesidades y oportunidades del mundo de los negocios para colaborar en esta línea con la adopción de las TI. Puede que ahora tenga un papel menos tecnológico y más de negocio, pero este es un aspecto que depende de cada CIO.

¿Y su rol como CIO de Repsol YPF en concreto?
- En general, y en Repsol YPF también, la misión del CIO se centra en definir e implantar en su empresa las soluciones óptimas en términos de coste-calidad para proporcionar máximo valor a su negocio. Además, en nuestra corporación entran en juego otros factores, ya que ésta es una gran multinacional, geográficamente muy extendida y compuesta por negocios muy distintos. Desde el punto de vista de los sistemas de información, los procesos son muy diferentes si hablamos del mundo de la exploración que si nos referimos al de producción, el refino, las estaciones de servicio, la química, el gas… Existe escasa integración entre estos procesos de negocio, lo que implica ciertos retos. Un ejemplo de ello es que las compañías petroleras son las únicas del mundo que incorporan hasta cuatro soluciones verticales distintas de SAP para diversas industrias. Esta excepcionalidad, que no se produce en otros sectores industriales, supone un desafío de integración de tecnologías para el departamento de sistemas.

¿Debe el CIO tener gran poder de decisión?
- Tiene que estar posicionado en un nivel alto dentro de su empresa, aunque el hecho de formar parte o no del comité de dirección depende del tipo de compañía.

¿Las TI importan?
- La discusión sobre si las TI son estratégicas o no es improductiva. Lo único estratégico para una compañía es maximizar beneficios y sostenerlos en el tiempo: ganar dinero. No hay que perder ni un minuto en este asunto, como no se pierde en discutir si la gestión de los recursos humanos lo es. Para mí, las TIC son claves en tres vertientes: para mejorar la eficiencia en costes, posibilitar nuevos procesos de negocio y apoyar la toma de decisiones en todos los niveles de la organización y, excepto el primer aspecto, el resto sí están relacionados con la estrategia. Por ejemplo, la integración con proveedores y clientes encaja perfectamente en el segundo punto, pues reduce los ciclos de los procesos y proporciona ventajas competitivas.

¿Qué tecnologías son críticas para su empresa?
- Cualquiera que proporciona valor añadido al negocio. Actualmente, Repsol YPF está centrada en la gestión de la infraestructura informática como una utility, concepto surgido al hilo de las ideas de proveedores como IBM y HP y lo que nos ha llevado también a incorporar servidores blade. Por otro lado, la tecnología de seguridad es crítica para nosotros, como lo demuestran los cuatro millones de euros anuales que gastamos en este área (de un presupuesto en TIC de 200 millones de euros). Otras tecnologías en las que también invertimos son las relacionadas con la movilidad, los Web Services y las herramientas de colaboración y gestión del conocimiento. En I+D para el área de TI invertimos otros 4 millones de euros. Las TI son claves para todos nuestros negocios, pero especialmente para el área de exploración y de retail (estaciones de servicios), donde constituyen un elemento diferencial.

¿Qué experiencias están llevando a cabo en movilidad y en otros ámbitos?
- Desde hace tres años desarrollamos múltiples proyectos pilotos en el ámbito de la movilidad. Tenemos algunos implantados en áreas de mantenimiento en plantas industriales o en refinerías, hemos creado aplicaciones para la fuerza de ventas y facilitado PDAs a los ingenieros que trabajan en yacimientos. Es un área en la que intentamos ser creativos. En seguridad, estamos preparando un proyecto piloto para certificado con Smart Card; y en lo referente a herramientas de colaboración y conocimiento estamos muy avanzados, con 30 comunidades virtuales.

¿Repsol YPF es una corporación que adopta las tecnologías rápido o espera a ver que funcionan?
- Nuestra intención es ser innovadores en soluciones de negocio, no en la tecnología utilizada. Esto significa que si es necesario usar las últimas tecnologías del mercado lo haremos, pero si no es imprescindible, preferimos las penúltimas, que son más estables. Por ello, parte de nuestra política consiste en llevar a cabo proyectos piloto, que nos permiten testear las últimas tecnologías, pero también explorar su aplicación al negocio y mostrar a nuestros clientes internos de las ventajas de su adopción.

¿Cuál es su postura frente al software abierto?
- Es un fenómeno interesante y nada pasajero, especialmente Linux, pues al resto del software abierto le queda mucho por avanzar. El mayor beneficio de Linux no es el ahorro del coste del software, sino del hardware, pues permite ejecutar aplicaciones sobre máquinas más baratas. En Repsol YPF estamos empezando a usar Linux en las áreas en las que el software que se ejecuta sobre este sistema nos permite pasar de una plataforma hardware cara a una más económica, como son las áreas de exploración y producción, donde antes teníamos mucho software que funcionaba sobre Unix.

¿Qué modelo de outsourcing sigue su compañía?
- El outsourcing es un aspecto muy diferenciado en Repsol YPF y al que hemos dedicado mucho tiempo y energía. Fue hace un par de años cuando nos planteamos con fuerza analizar la oportunidad que éste podía representar para una corporación como la nuestra, y en concreto en el área de infraestructuras. Tras estudiar los beneficios teóricos de este modelo, llegamos a la conclusión de que en Repsol YPF sólo había uno: la reducción de costes. Estudiamos otros factores, como la posibilidad de reducir los activos informáticos, los recursos humanos o facilitar la gestión informática si se realizan compras de otras empresas, pero ninguno de estos motivos nos llevó al outsourcing, excepto el citado ahorro de costes. Al final hemos optado por un modelo selectivo: nunca hemos planteado un outsourcing global, ya que supone ponernos en manos de un proveedor a largo plazo, lo que puede llevar a perder el control. Como resultado de esta estrategia, tenemos en outsourcing la gestión del portal repsolypf.com, por Telefónica; la gestión del host, que incorpora tecnología OS 390 de IBM, por parte de EDS; y hemos externalizado el Centro de Atención al Usuario (CAU) a COS.

¿Y los proveedores? ¿Han mejorado su m

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers