Riva y García avanza en la optimización y autonomía de procesos

El grupo financiero apuesta por la solución Ekon de CCS

Las necesidades de avances en el sistema y de una mejor explotación de la información, unido a la evolución hacia una mayor autonomía de los procesos, ha llevado al grupo financiero Riva y García a plantearse una emigración de su entorno actual de sistemas. La firma cuenta con CCS como socio tecnológico para abordar un proyecto de migración hacia el entorno ekon, creando una nueva solución ERP para brokers financieros.

La nueva realidad económica está transformando la manera de gestionar la información de los negocios del sector financiero. El grupo catalán Riva y García, especializado gestión del patrimonio, mercado de capitales y conformado por una sociedad holding, una agencia de valores, una banca de corporate finance y una división de fondos y capital de riesgo, afronta el futuro adaptando su infraestructura de sistemas a los nuevos requerimientos. Para ello, ha vuelto a confiar en CCS (Centro de Cálculo de Sabadell), con quien se ha embarcado en el denominado “Proyecto ekon-broker”. Tal y como explica Fernando Lozano, Director de Control y Sistemas de Grupo Financiero Riva y García, el objetivo es “crear un estándar de mercado que se pueda comercializar en breve plazo de tiempo y competir con las aplicaciones existentes”. Con este propósito, la firma aborda una migración hacia un nuevo entorno ekon, la solución ERP de CCS, pero adaptada a las necesidades de este tipo de negocio. Esta migración se produce desde una aplicación bajo MUMPS contratada hace 10 años hacia un nuevo entorno basado en las ottools, con lenguajes visuales, interfaces más amigables y que, gracias los Service Packs, potencian las modificaciones futuras. “A pesar de que el actual es un entorno muy eficiente y tremendamente rápido –explica Lozano–, consta de una política de actualización que ha quedado obsoleta y que necesita de una revisión importante”.

Mejorar funcionalidades
Tomando este punto de partida, Riva y García pone en marcha el proyecto de migración desde la actual aplicación de CCS que engloba dos áreas: la Sociedad de Valores, para la que se disponía de un módulo de contabilidad; y la Sociedad Gestora e Instituciones de Inversión Colectiva, para fondos de inversión o sociedades de capital variable. Junto a estos módulos, existe otro de contabilidad que se comunica con los dos anteriores, así como otro denominado “Partícipes”, para los clientes de los fondos de la Sociedad Gestora, y el módulo de Parámetros Generales. De acuerdo con Fernando Lozano, se trata de una aplicación “compleja porque los módulos se comunican entre ellos pero, dado que cada vez necesitamos más, llega un momento en el que esos desarrollos son muy costosos, por lo que apostamos por evolucionar hacia la plataforma ekon”.
Así, la gestación de este proyecto se inicia hace algo más de un año partiendo de unos requisitos tales como que la aplicación tuviera las mismas funcionalidades que la anterior, aunque mejorada, y un mantenimiento constante y adaptable a las nuevas circunstancias a las que está sujeta la actividad de este Grupo y en su relación con otras entidades. “Se trata del desarrollo de una nueva aplicación en un nuevo entorno de programación mucho más flexible que el anterior, con un mantenimiento integral, no sólo correctivo de las incidencias por fallos de programación u otros, sino de los desarrollos futuros”, expone el responsable. Nace así un proyecto que prevé dos años de duración y consta de ocho fases de implementación con entregas trimestrales que permite una continuidad y seguridad en los datos que conforman el histórico de los 40 años de vida del grupo, un aspecto muy tenido en cuenta a la hora de apostar nuevamente por CCS. “Una de las grandes ventajas de la nueva aplicación es que no va a haber una migración sino que se van a atacar las mismas tablas que tienen ahora las operaciones, si bien sí hay una migración real en la parte de contabilidad”, explica Lozano.

Migración paulatina
Para proceder a una evolución de su actual aplicación de contabilidad, Riva y García ha pasado de Top Finanzas a la nueva ekon Finanzas de forma que, de acuerdo con el responsable, “continuaremos trabajando con el entorno antiguo pero contabilizando en la nueva aplicación”. En este sentido, Fernando Lozano expone la magnitud del proceso ante la cantidad de datos que deben manejar con más de un millón setecientas mil operaciones mensuales y un volumen de 8 Gigas correspondiente a la Sociedad de Valores y a la Gestora, a los que habría que añadir los 2 Gigas de Asientos Contables de las 35 entidades que la conforman. Así, durante un tiempo convivirán ambas aplicaciones financieras si bien, progresivamente, se irán suprimiendo de una aplicación y se introducirán en la nueva hasta que la sustitución sea completa. De acuerdo con el responsable, “en estos momentos tenemos las finanzas nuevas con algunas empresas migradas en entorno de pruebas. Disponemos de más de 200 procesos de contabilización automática y hay que redefinirlos, por lo que esperamos hacer el cambio hacia las nuevas finanzas en uno o dos meses”.
Así, de las ocho entregas previstas en este proyecto, ya se ha procedido a tres: el enlace entre la parte antigua (Valor Gest) y ekon Finanzas, la introducción de operaciones de renta variable y fija y captura de ficheros de Bolsa y, en tercer lugar, el ataque a activos financieros. En este sentido, para Lozano “la aplicación final, ekon broker, será única pero la manera de traspasar todo lo que tenemos hasta ahora es hacerlo en diferentes partes comunes, por lo que se entregarán todas las funcionalidades de la vieja aplicación mientras que ekon broker será una sola aplicación pero que ataca muchos puntos distintos”.

Automatización y optimización
El resultado de todo esto será una unión de todos los módulos actuales pero en un nuevo entorno. Esto conlleva, según Lozano, una serie de ventajas tales como que el usuario puede definir el archivo inicial que tiene y cómo lo quiere incorporar a su sistema o crear personalizaciones. Además, para el responsable, otro de los puntos que se buscaba en la nueva aplicación era “una mayor independencia del proveedor de sistemas. Seremos más independientes para crear informes personalizados sin depender de que alguien venga a desarrollarlo o a hacer cambios”. Asimismo, Lozano añade que, con esta evolución, se solventan, además de aspectos de independencia para desarrollar y explotar la información, algunos de los inconvenientes que surgen en aquellos procesos en los que hay que seguir un procedimiento hasta que se ejecute o incorpore al programa. “El poder definir diagramas nos va a permitir automatizar mucho y hacer un mantenimiento de la base de datos mucho más cómodo así como ejecutar procesos repetitivos y estructurados”, afirma el responsable.
Con todo ello, para Fernando Lozano este proyecto supone, una progresiva automatización de muchos procesos y la posibilidad de mejora continua en los sistemas permitiendo autonomía en la configuración y mejora de la aplicación. En definitiva, “una apuesta de futuro para nosotros y que, con un poco más de tiempo, y con mucho esfuerzo por parte de todos, podemos llegar a una muy buena solución y con un gran potencial”,

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers