Ricardo Penalva, Director General de Datapoint España

La implantación de la RDSI favorecerá el mercado de la videoconferencia

Ricardo Penalva es el actual Director General de la compañía Datapoint, quizás la única empresa que está desarrollando en nuestro país sistemas de videoconferencia de sobremesa.

La reciente liberalización por parte de Telefónica de determinados servicios de transmisión de datos, así como la puesta en marcha de la RDSI, ha favorecido el desarrollo de éste mercado, que hasta el momento no había hecho sino iniciar sus primeras experiencias y que se enfrentaba a demasiados inconvenientes para conseguir un rápido desarrollo.

¿Cuáles son las áreas de actividad en que se mueve Datapoint?

- Datapoint es una compañía que trabaja en el campo de la informática y la telefonía. El 50 por ciento de nuestra facturación lo conseguimos en el entorno de la telefonía. Pero cuando hablamos de telefonía no nos referimos a la venta de centralitas o de aparatos telefónicos, sino al desarrollo e implantación de aplicaciones telefónicas asistidas por ordenador. Esto se refiere a un entorno que cada vez ha conseguido un mayor desarrollo, la integración de los ordenadores con la red telefónica.

Desde el inicio de la actividad de Datapoint en 1.977 con la creación de la red ARCnet, tenemos una gran tradición como empresa capaz de ofrecer soluciones de informática distribuida, sin embargo, esto no era suficientes por lo que desde ese momento hemos ido diversificando nuestra oferta en otras actividades, por supuesto sin abandonar éste campo. Un ejemplo de nuestro interés en seguir manteniendo esta actividad es la red que tenemos instalada en los concesionarios Ford, unos 140 centros repartidos por toda España y que es una aplicación pura de informática distribuida.

Sin embargo, desde que hace 7 ó 8 años comenzamos a trabajar en sistemas para centros de atención telefónica, uno de nuestros segmentos de actividad que ha experimentado un mayor crecimiento. Cuando este mercado evoluciona, los clientes requieren nuevas aplicaciones que ayudarán aún más a la atención telefónica como por ejemplo, la existencia de una serie de respuestas que podían ser automáticas, por lo que entramos en el campo de los sistemas de respuesta audible. Esta es otra pieza del rompecabezas de como atender a la gente por teléfono utilizando la informática.

Un paso más es nuestra estrategia como compañía ha sido el reciente acuerdo firmado con AT&T la implantación de un software de ésta compañía destinado a los centros de atención de llamadas.

La puesta en marcha de la red RDSI paneuropea, ¿qué va a suponer para la actividad de Datapoint?

- El anuncio de todas las nuevas tecnologías referidas a la transmisión de voz y datos a través del teléfono va a suponer un fuerte desarrollo del mercado de la videoconferencia. Las nuevas líneas digitales, abrirán nuevas posibilidades para los usuarios. Dentro de poco tiempo será posible saber, cuando suene tu teléfono, quién es el que te llama. Esto te va a permitir, antes de responder a esa llamada, tener en tú poder todos los datos de esa persona. Y es ahí donde Datapoint quiere estar, trabajar como integrador de todas estas nuevas tecnologías telefónicas con la informática, desarrollando la ingeniería de diseño de integración e instalación.

¿Cual ha sido la respuesta de su compañía a esta nueva situación?

- El primer paso ha sido el lanzamiento del primer sistema de videoconferencia de sobremesa que utiliza las nuevas líneas digitales RDSI. Los sistemas de videoconferencia que existían hasta ahora eran muy complejos de utilizar y además muy caros, pues era necesario pagar una cuota de abono independientemente del tiempo de conexión. Con la nueva RDSI, el usuario solo paga lo que utilice, y las tarifas son mucho más baratas.

En este momento somos muy optimistas con respecto al futuro de éstos sistemas, primero porque ya están disponibles las líneas y en segundo lugar, porque los sistemas de videoconferencia cuentan ya con interfaces estándar homologados por la CCITT, lo que permite la interconexión de todos ellos independientemente del fabricante. Hasta hace un año, la interconexión de dos sistemas de videoconferencia de distintos fabricantes era imposible y esto era matar la gallina de los huevos de oro, pues nadie compraba un sistema que no le permitía comunicarse.

La entrada en el campo de la videoconferencia parece, visto desde fuera, una apuesta muy fuerte para una compañía, sobre todo en nuestro país donde Telefónica conserva todavía el monopolio sobre muchos servicios. ¿Por qué Datapoint se arriesga a participar en un sector de mercado en el que otras empresas que han entrado han tenido problemas?

- Es cierto que apostar por una serie de servicios como la videoconferencia era un reto para nosotros, sin embargo en su momento vimos clarísimo el futuro de éste tipo de servicio. En Inglaterra, que en cuestiones de telefonía lleva dos o tres años de adelanto, no solo a España sino al resto de Europa, pues fueron los primeros que desmontaron el monopolio y por ello son también los primeros en los que ha existido competencia, Datapoint tiene una alta cuota de participación en éste mercado, con un gran número de cliente y por lo tanto sabemos que es un éxito seguro la oferta de estos servicios. Lo que Datapoint ha hecho en España ha sido, de alguna forma copiar, las experiencias y la forma de trabajo de Inglaterra.

En cuanto a nuestra relación con Telefónica, Datapoint no es un competidor de ésta compañía sino que pensamos que Telefónica está ofreciendo al mercado servicios que antes no tenía y esto lo hace precisamente para poder estar preparada para hacer frente al reto que supone el libre mercado. Es cierto que si no existiera competencia, Telefónica no hubiera puesto en funcionamiento ahora la RDSI sino que hubiera esperado unos cuantos años, pero por exigencias de mercado tiene que hacerlo ahora. En este momento es la propia Telefónica la que está facilitando el uso de tecnologías sofisticadas y la entrada de determinadas compañías en el mercado. Datapoint tiene una excelente relación con ella, pues a nosotros nos interesa que ofrezca esas facilidades y a Telefónica le interesa que proveedores como nosotros vayan a sus clientes ofreciéndoles soporte pues de esta forma aumenta el tráfico de la red, y esto supone una mayor facturación. Lo que si es cierto es que hasta hace un tiempo, todo el mundo estaba a la expectativa en el tema de la oferta de nuevos servicios, pero la liberalización ha sido el pistoletazo de salida.

¿Qué es lo que pretende conseguir su compañía en este campo, no solo en cuanto a facturación sino a penetración en el mercado?

- Este campo está en sus inicios, no hay un verdadero mercado, somos cuatro pioneros los que estamos tratando de abrir este sector. La videoconferencia que Datapoint ofrece se diferencia del resto de los competidores, en que se trata de conferencias multipunto de sobremesa, y esta es la gran diferencia. Podemos tener una serie de personas en su despacho en distintas partes del mundo. Creemos que en el campo de la videoconferencia los tiros van por ahí, los usuarios la quieren tener en su mesa, en su PC. El concepto de salas de videoconferencia creo que va a desaparecer en cuanto se abaraten definitivamente los costes de la videoconferencia de sobremesa.

Datapoint piensa que tiene una tecnología puntera, y hay un mercado para eso, pues ya tenemos muchos clientes fuera de España sobre todo en EEUU.

¿Cuál es la situación del mercado español en el mundo de las aplicaciones informáticas asistidas por ordenador con respecto al resto de los países europeos?.

- En este tema estamos igual que los demás países de Europa, igual que Francia, que Alemania o Bélgica, no estamos ni por encima ni por debajo, es más, creo que analizando más profundamente el mercado, España se sitúa por encima de algunos países como por ejemplo Alem

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes