Plan de convergencia con Europa

Red.es, adscrita al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, (M I, T y C) ha seleccionado –mediante concurso– las ocho consultoras encargadas de preparar, por sectores, análisis de situación, reuniendo experiencias tanto nacionales como internacionales, con el fin de sustanciar propuestas tendentes a facilitar los trabajos para la elaboración de un Plan de convergencia con Europa en asuntos relacionados con la Sociedad de la Información. Teniendo en cuenta que el M I, T y C pretende aprobar y dar a conocer el Plan, con duración cuatrienal, antes del próximo 31 de mayo, podría parecer un tiempo demasiado corto el dado a cada una de las ocho consultoras adjudicatarias –cada proyecto, de cada una de ellas, con presupuesto de 50.000 euros– para la realización de los trabajos encargados. Sin embargo, tal y como está concebida la metodología de trabajo, no habrá que esperar a que las consultoras culminen sus respectivos encargos para, a continuación, analizarlos y pergeñar y desarrollar el documento definitivo, puesto que habrá un trabajo continuado y participativo de las partes implicadas –coordinado por Red.es, con colaboración, asimismo, de representantes de otros ministerios– que irán perfilando, con sucesivas mejoras, el documento final.
Siempre aplaudiremos, cuantas iniciativas se presenten con intención de introducir considerables mejoras, que repercutan en beneficios para los ciudadanos y produzcan el gran efecto, siempre añorado por los proveedores, de multiplicar las ocasiones de generar negocio. Pero los hechos –siempre tan testimonialmente tercos– suelen demostrar lo difícil que resulta armonizar los intereses del poder político, ciudadanos, y proveedores. Recordemos los compases anunciados con el Plan Info XXI; y pensemos en las partituras –bien escritas, por cierto– encargadas a comisión de notables profesionales que propiciaron la elaboración del Plan de Choque y España.es. Su recuerdo, hace que nos parezca conocida, y muy familiar, la música compuesta sobre el Plan de convergencia. Por eso, admitiendo buenos deseos en su puesta en marcha; y esperanza en su benéfico desarrollo; para que resulte del todo creíble la firme apuesta y arraigada convicción, es imprescindible que se definan con precisión objetivos concretos, y presupuestos asignados. La música ya la conocemos.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers