Perspectivas del sector informático para 1994

Todos despedimos el 93 con alegría. Pensábamos que las cosas no podían empeorar. Comenzado el 94 ya no estamos tan seguros. He aceptado la invitación de ComputerWorld de realizar una previsión sobre el 94, más para ordenar mis propias ideas que por considerar que mi aportación os va a disipar la espesa capa de desconfianza y temor con la que los profesionales de la informática en España miramos el 94.

Somos un sector voluminoso y maduro. Nuestra industria tiene casi 50 años de edad y representa algo más del 1 por ciento de la economía española. Su destino no puede quedar al margen de la coyuntura económica global. ¿Con qué versión de la previsión de evolución económica nos quedamos? ¿Con la del Gobierno?. Si aceptamos esta tesis, la situación comenzaría a mejorar en la segunda mitad del 94. Pero esto nos suena, se viene diciendo desde el año 91. Y la realidad ha sido un decrecimiento constante del PIB durante 16 trimestres consecutivos.

Se nos dice que la crisis presenta elementos estructurales. Se habla de productividades muy superiores a las nuestras por parte de los países de Extremo Oriente, básicamente debidos a las diferencias en costes laborales.

Tampoco esta razón debe tener la consideración de verdad absoluta puesto que USA y, en menor medida, Reino Unido están creciendo con dureza. Curiosamente, se trata de las economías occidentales con un mercado laboral más libre y con un menor nivel de cumplimiento de los principios de Estado del Bienestar.

La adopción de medidas en estos frentes es seguramente la razón que induce al Gobierno al optimismo. Sin embargo, no parece que este tipo de medidas puedan tener un efecto tan fulminante. Inciden sobre pautas de comportamiento social, y al igual que han penetrado en el cuerpo social progresivamente a lo largo de una década o mucho más en el caso del mercado laboral, no pueden ser extirpadas por decreto.

Por eso, cuando se trata de dar cifras y no de hacer declaraciones, el Gobierno aporta una previsión de déficit público del 6 por ciento que, evidentemente, casa mal con una recuperación de la actividad económica. Y en esta dirección se mueven también las previsiones de casi todos los índices industriales: paro, consumo de electricidad, cemento, consumo privado, inversión privada, etc.

Probablemente, la mayor disonancia aparente se da en la Bolsa, marcando máximo histórico casi cada día. Decimos aparente porque en anteriores crisis la Bolsa se anticipó a la recuperación real en un par de años. También ayudan al índice general factores como la bajada de tipos de interés y el deseo colectivo de que esto pase lo antes posible.

Por tanto, en mi opinión, no habrá que esperar a que nuestros sueldos se igualen a los de los chinos para comenzar la recuperación. Europa seguirá a la economía americana pero cada país lo hará en un momento diferente porque diferentes son sus condiciones básicas. Y el momento de España sonará seguramente a finales del 95 o más probablemente durante el 96.

La encrucijada tecnológica

Es costumbre analizar la industria dividiéndola en hardware, software y servicios. De acuerdo con esta clasificación, el negocio del hardware ha decrecido en España en un 20% durante 1993, el del software ha bajado un 5% y los servicios han crecido un 3%. Para conseguir las cifras mundiales hay que sumar entre 12 y 15 puntos a las cifras españolas.

Otra clasificación útil es en función del tipo de hardware. De acuerdo a éste criterio, el negocio en mainframes ha experimentado una caída fuerte, el de las máquinas ha bajado algo (3-5% a nivel mundial) y el de los personales ha subido bastante (18-20%).

Dejando aparte, por evidente, el impacto de los ordenadores personales, las tecnologías que se encuentran en el centro del cambio actual son:

* El entorno relacional.

* La arquitectura cliente-servidor.

* Los sistemas abiertos.

Aunque me parece imprescindible que el profesional maneje con precisión estos conceptos, pese a la contumacia de los vendedores en confundir, no es éste el momento de profundizar en los mismos. Los traigo a colación únicamente para prever la evolución del negocio en el 94 y, en mi opinión, van a tener un impacto mínimo. Del volumen de negocio total del sector, el software y los servicios representaron casi el 60% del total, unos 360.000 MM Pts durante el 93. En cambio, las 3 compañías líderes mundiales por volumen de ventas en estas tecnologías: Oracle, Sybase y Powersoft, han facturado en conjunto menos de 5.000 MM Pts en España durante 1993.

La conclusión es clara y también consistente con la realidad mundial: los sectores en crecimiento, software y servicios, siguen alimentándose en buena parte del entorno mainframe. Es la arquitectura que domina el sector y sobre la que pueden ofrecerse niveles de servicio y coste ajustados y predecibles. Se habla de estas nuevas tecnologías mucho más de lo que se compra. Seguramente hay buenas razones. El precio del hardware del mainframe tradicional prácticamente se ha equiparado al de los sistemas abiertos equivalentes. En el precio del software sigue habiendo diferencias importantes pero es que no son equivalentes.

A largo plazo se producirá una síntesis, pero el cambio será lento. Las aplicaciones heredadas y los equipos humanos formados en tecnología tradicional representan una inversión demasiado significativa para que pueda ser sustituida en un plazo breve.

Con relación a los servicios, me parece conveniente aportar una precisión referente al nivel de empleo. En España los subsegmentos de hardware y software están representados por compañías comercializadoras, generalmente subsidiarias de multinacionales y dan trabajo a unas 15.000 personas. El resto, hasta 60.000, trabajan en el sector de los servicios profesionales informáticos.

Aunque no existe un censo preciso, se calcula que en las instalaciones de usuarios trabajan otros 60.000 informáticos. Una parte importante del crecimiento del sector servicios informáticos se está produciendo a expensas de los departamentos de informática de las empresas clientes. La razón para realizar este outsourcing es incrementar la rentabilidad de personas e instalaciones, por tanto, es lógico suponer que el número total de profesionales incluyendo los de las empresas de servicios y las instalaciones cliente, tenderá a reducirse.

La adaptación al entorno español

Hemos visto que, aunque según las cifras de SEDISI, el único segmento en crecimiento es el de los servicios informáticos, si descontáramos el empleo destruido en las instalaciones clientes, la resultante global sería negativa.

Por otra parte, sólo pueden desarrollarse servicios informáticos cuando previamente se ha adquirido hardware y software. En Estados Unidos, el crecimiento en servicio ha seguido al del hardware con un decalaje de entre 18 y 24 meses. Si trasplantamos este efecto a España, vemos que resultará difícil que los servicios crezcan en el 94, si dejamos aparte el efecto derivado de la canibalización en instalaciones cliente del que ya hemos hablado y ello porque las ventas de hardware llevan varios años cayendo.

Un repaso a las grandes familias de clientes nos dejará las cosas más claras.

* BANCOS Y CAJAS

El sector financiero ha representado históricamente algo más del 50% de la facturación informática global. En los últimos 5 años, el número de Cajas ha pasado de 110 a 53 y están muy recientes las grandes fusiones bancarias. Pero es que, además, las fusiones tienen entre sus fundamentos la reducción de los gastos informáticos. Por todo lo que se puede percibir, durante el 94 va a continuar la cura de adelgazamiento del sector financiero.

El factor positivo en este grupo de clientes viene de la mano de algunas entidades que están intensificando la competencia en base a nuevos productos que, como

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes