Niklas Lagerblad, director general de Telelogic Ibérica

"Una de las claves del éxito de una implementación de SOA es una minuciosa planificación, mantenimiento y gestión"

Pese a no ser una de las referencias clásicas del mercado de SOA (Service Oriented Architecture), Telelogic ha hecho evolucionar su oferta tecnológica para complementar las soluciones de integración de grandes proveedores con activos claves en materia de planificación y ejecución de los proyectos de implementación de esta arquitectura.

SOA se traduce en reaprovechamiento de recursos y ahorro de costes, ¿cuál es su visión de esta arquitectura empresarial orientada a servicios?
- SOA es más que minimizar costes y reutilizar aplicaciones en una organización. Otros business-drivers a considerar son la agilidad/flexibilidad de las TI (Tecnologías de la Información) en la empresa, la minimización del riesgo y un mejor control del negocio para que sea más ágil y robusto. En esencia, facilita el alineamiento entre el negocio y los sistemas que lo apoyan, al permitir a las aplicaciones utilizar servicios disponibles en red, introducir una arquitectura distribuida y disolver los vínculos entre aplicaciones, servidores y hardware –tradicionalmente fuertes y limitadores–. Con ello, se consigue eliminar problemas de compatibilidad de plataforma. SOA también ofrece mejoras de reacción en coste y tiempo, frente a cambios internos y externos, como fusiones, adquisiciones, regulación, etc.

Telelogic no ha sido un proveedor tradicional de soluciones SOA, ¿cuál es el valor añadido que aporta a un mercado cada vez más competitivo? ¿Cómo se selecciona la solución de integración empresarial más adaptable al negocio?
- Con las adquisiciones en 2005 de Popkin Software y de Focal Point y la solución para el ciclo de vida del desarrollo, estamos pisando muy fuerte. Llevamos más de veintitrés años sirviendo todo tipo de desarrollo de software, y hemos dedicado el tiempo necesario para adaptar nuestras soluciones al desarrollo que supone SOA, con aplicaciones y servicios. Ofrecemos un complemento importante a los grandes proveedores de soluciones de integración, ya que nuestra oferta satisface la necesidad de una buena planificación y ejecución de los proyectos de implementación, algo que ninguno de los proveedores de suites de integración, orquestadores y plataformas puede ofrecer. En Telelogic ayudamos a las empresas en el establecimiento de criterios de éxito y en la monitorización de indicadores y de métricas, por lo que tenemos una función muy importante que desempeñar en el mercado de SOA.

¿Qué reflejo real tienen esas directrices en su familia de soluciones?
- Nuestra visión de SOA y de cómo implementarla tiene varias vías: la arquitectura empresarial, la gestión de cartera de proyectos de TI y, finalmente, a través de un ágil desarrollo y despliegue de los servicios y las aplicaciones.

Y... ¿qué hay de su visión de la Arquitectura Empresarial (EA)?
- Antes de nada, hay que analizar dónde estamos, para luego revisar a dónde queremos llegar. Si ya es deseable tener un control y mapeado de los sistemas y sus interacciones, en la planificación de SOA se convierte en un factor imprescindible. Con nuestra solución EA, Telelogic System Architect, cubrimos desde objetivos estratégicos hasta procesos y sistemas, con simulaciones para la optimización y generación BPEL (Business Process Execution Language) a partir de procesos en BPMN (Business Process Modeling Notation) y de análisis y controles automáticos.

¿Cómo se traduce en la planificación de proyectos SOA?
- Es fundamental la priorización de la cartera de proyectos. Tras comparar los escenarios inicial y final, el listado de diferencias puede tener un coste que puede exceder el presupuesto. Priorizar utilizando criterios múltiples ya es complicado en sí y, a menudo, no se conocen todas las variables, pues las hay difíciles de estimar, como el coste o los plazos de desarrollo. Telelogic System Architect permite la priorización y planificación de proyectos trabajando con valores no absolutos, y visualizando el impacto inmediato de una u otra decisión, con riqueza de diagramas para tomar decisiones rápidas y correctas. Por último, implementar SOA incluye tanto el desarrollo de las aplicaciones que utilicen los servicios, como los propios servicios que utilizan las aplicaciones. Para maximizar el éxito, se debe plantear el desarrollo basado en componentes CBD (Component Based Development) en un entorno SODA (Model-Driven SOA). Así, es clave ayudar a trabajar con componentes de desarrollo completamente modulares y reutilizables con total interoperabilidad. De esta manera, el usuario selecciona sus objetivos y requisitos individuales de la aplicación del servicio y workflow. Además, soportamos íntegramente todo el ciclo de vida SOA.

Hablamos de un concepto muy en boga, pero sin un alto grado de implantaciones. ¿Cuáles son los principales handicaps que visualiza?
- Una de las claves del éxito es la minuciosa planificación y gestión de la implementación, su mantenimiento y gestión de servicios. Hay pocas implementaciones de referencia y muy poca experiencia con éstas, lo que causa reticencia en muchas compañías, que ven arriesgado el paso a SOA. Por eso, ayudamos a las empresas a mitigar riesgos, dando los pasos de migración a SOA de forma gradual, con soluciones que son plataformas de análisis y decisión adaptadas, con el fin de ver las consecuencias de cada paso dado, sea grande o pequeño.

Uno de los beneficios de una plataforma SOA es el ahorro en TCO (Total Cost of Ownership); sin embargo, el ROI es otra pieza clave en este engranaje..
- La industria camina hacia modelos de suscripción de licencias, leasing, pago por uso o licenciamiento flexible, entre otros. Lo que se propone con modelos como Software-as-a-Service es el próximo paso hacia una mejora sustancial del TCO del cliente, ya que la responsabilidad del mantenimiento de la instalación de software recae en el proveedor y no en el cliente. El efecto sobre el ROI va a ser excelente al eliminar la inversión inicial por el software y su coste de mantenimiento. Sin embargo, todavía es más interesante ver qué pasa con el retorno sobre los activos (ROA) de la empresa. Al eliminar la inversión, la empresa no añade activos, sino que convierte todo el uso del software en un coste puro, que además tendrá relación directa con el nivel de actividad de la organización. Esto va a ser especialmente interesante en sectores comprometidos con la minimización de activos, como empresas de servicios y operadoras.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers