Matchmind democratiza la implantación de los simuladores en la formación corporativa

La consultora estima una cifra de negocio de 4 millones de euros para este año

El pasado año, Matchmind modificó el nombre de su unidad de formación por uno más amplio: educación. La razón, según explicó su máximo responsable, Arturo Pérez, es la inclusión de una oferta de proyectos de simulación. “La simulación existe desde hace tiempo pero es ahora cuando comienza a abrirse camino en el mundo educativo”. La consultora ha emprendido una campaña en aras a democratizar su implantación en cualquier entidad. Hasta el momento, varias empresas como Endesa, Portic, Fundación Diagrama, así como organismos públicos como Red.es, Junta de Castilla y León, Xunta de Galicia y Universidad Autónoma de Madrid han confiando sus programas de aprendizaje en lo que los expertos denominan Plataformas de Simulacro Virtual (PSV).

Aplicación del videojuego
Los simuladores, que corren sobre cualquier sistema operativo, pueden entregarse en una plataforma LMS (Learning Management System) o bien a través de un CD-ROM. Su interfaz es tridimensional pero su principal particularidad radica en que todo el sistema esté apoyado sobre un motor de videojuego, por lo que no sorprende que la plantilla de la unidad de educación de Matchmind está formada principalmente por artistas de la animación y del videojuego, así como por psicólogos e informáticos de sistemas. “Actualmente estamos trabajando en la aplicación de las redes neuronales en los simuladores”, señala Pérez.
Matchmind está desarrollando los simuladores en modelo de factoría con lo que garantiza un tiempo medio de entrega de cuatro meses y un coste que oscila entre los 20.000 y los 80.000 euros. Para este año, la consultora estima una cifra de negocio en educación de cuatro millones de euros.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers