Los retos de la empresa distribuida

Las organizaciones con filiales o sucursales dispersas necesitan estar conectadas por redes de datos de ámbito nacional, continental e incluso mundial. El reto es el mismo para empresas de cualquier tamaño: conseguir un uso eficiente y efectivo de las redes WAN que vinculan a toda la organización. El uso ineficaz de las WAN se manifiesta en problemas como el bajo rendimiento de las aplicaciones, el control escaso sobre la información en las sucursales, el gasto excesivo en ancho de banda o los altos costes de administración de las sucursales.
El objetivo de los responsables de TI es incrementar el rendimiento de las redes WAN y gestionar el amplio abanico de protocolos que atraviesan las redes de una organización distribuida. Las soluciones que consiguen satisfacer ambas consideraciones se denominan Servicios de Datos de Área Extensa (del inglés, Wide-area Data Services, WDS). Esta tecnología permite alcanzar objetivos como por ejemplo centralizar una infraestructura distribuida sin repercusión sobre los usuarios remotos; compartir grandes archivos entre trabajadores de distintas oficinas como si estuvieran en el mismo edificio; realizar operaciones de copia de seguridad y replicación con ventanas de backup mínimas y suministrar más servicios a través de las WAN.
Cualquier organización que lo desee puede eliminar servidores y otros dispositivos en las sucursales, reemplazándolos por servicios de red y WDS y mejorar extraordinariamente su productividad. Los dispositivos de optimación de redes son una pieza clave en este proceso. Éstos, se conectan a la red corporativa y aumentan la productividad de los usuarios, aceleran las aplicaciones críticas, ahorran ancho de banda y costes de operación y eliminan la necesidad de contar con infraestructuras en las oficinas remotas. Su arquitectura tiene varios elementos diferenciales: sistema basado en disco, que proporciona una gran capacidad de volver atrás en el tiempo; funcionamiento universal con independencia de aplicaciones concretas y optimizaciones de latencia específicas para cada aplicación.
Estas aceleraciones hacen realidad uno de los sueños de los responsables TI de las empresas. Las tareas en red que requerían varios minutos (acceso a ficheros, consultas SQL, envío y recepción de correos) se realizan en unos segundos; las operaciones que necesitaban horas (backup en red, replicación de datos y distribución de software) se desarrollan en unos minutos; además, es posible implantar soluciones de voz sobre IP y aplicar ratios de calidad de servicio (QoS) a la red.
La revolución tecnológica continúa. En manos de las empresas está la opción de conocer lo que les aportan los desarrollos o dejar que lo hagan sus contrincantes.


A. Gutiérrez es responsable de negocio para España y Portugal de Riverbed Technology.

Viñeta publicada el 20 de febrero de 1870 en La Flaca n.º 35 Tendencias

ny2 ACTUALIDAD

ny2 Sociedad de la información

Día de la Movilidad y el BYOD Coffee Break