Las TIC rompen las barreras de accesibilidad

Aumentan los avances tecnológicos para discapacitados

En España, se calcula, según los últimos datos del CERMI (Comité español de representantes de personas con discapacidad) que hay alrededor de 3,5 millones de discapacitados, un colectivo muy amplio en el que han puesto el foco no pocos proveedores de hardware y software con el fin de asegurar que tengan acceso a los últimos avances en tecnologías de la información y la comunicación. Los nuevos lanzamientos en este segmento así lo demuestran.

La Comisión Europea puso en marcha el pasado mes de febrero una consulta pública para identificar los problemas y hacer los productos y servicios tecnológicos más accesibles a personas con discapacidad, considerando que se trata de un imperativo social, ético y político. Sin embargo, esta iniciativa no es nueva, sino que viene a ratificar un movimiento que ya dura años en el que muchas empresas de tecnología y colectivos han trabajado de forma conjunta para avanzar en esta línea.
Entre los últimos avances tecnológicos que se han desarrollado para discapacitados visuales, auditivos, cognitivos o de movilidad destaca el proyecto Iriscom, en virtud del cual los discapacitados físicos pueden controlar el ordenador a través del movimiento del iris. Utilizando el sistema de seguimiento de movimiento del ojo denominado Quick Glance, que sustituye al ratón en las aplicaciones para Windows, Iriscom permite colocar el puntero del ratón en cualquier lugar de la pantalla simplemente mirando ese punto. La pulsación de los botones del ratón se logra parpadeando lentamente o manteniendo el puntero en el lugar deseado durante un determinado tiempo. El equipo, que se compone de dos fuentes de luz infrarroja y una pequeña cámara que registra el movimiento del iris, es utilizado por alrededor de una treintena de personas en España. Por otro lado, la integración de herramientas de accesibilidad dentro de la propia tecnología de Microsoft pasa por ser su máxima, así “como la perspectiva para el futuro, ya que cuando hablamos de accesibilidad nos referimos a usabilidad”, según explica Carlos de la Iglesia, responsable de accesibilidad del fabricante.
No se efectúan desarrollos de aplicaciones específicos para accesibilidad, sino que “nuestra política pasa porque todos nuestros productos lo sean, es decir, incluyan en el propio sistema operativo herramientas como control de símbolos en pantallas, avisos visuales, teclados virtuales, entre otros”.
En nuestro país alrededor del 9% de la población tiene algún tipo de minusvalía, ya sea de carácter leve o severo, con lo que las necesidades de este colectivo en materia de usabilidad “diaria” son muchas. De la Iglesia reconoce que “alrededor del 55% de las personas que cuentan con algún tipo de discapacidad en nuestro país se benefician directamente de nuestros productos, por ejemplo, alrededor del 20% de los que tiene alguna deficiencia auditiva usan Messenger”.
El compromiso del fabricante, que ya se inició en 1995 cuando adoptó una política corporativa en función de la que asumía la responsabilidad de crear software accesible, también se remite a la firma de convenios con entidades con el fin de “trabajar de forma conjunta y adaptar nuestros productos a las necesidades reales de los usuarios”. En esta línea, suscribió el pasado mes de noviembre un acuerdo con la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE), con el objetivo de facilitar el acceso a las TI de las personas ciegas o con deficiencia visual. En virtud del mismo, la ONCE “es beta tester de herramientas de Longhorn y Messenger”. Asimismo, Microsoft dispone de aplicaciones que permiten calibrar los niveles de accesibilidad en el desarrollo de páginas web con Frontpage y facilita que desarrolladores y proveedores de software y hardware trabajen con Windows a la hora de fabricar impresoras braille, o ratones adaptados, sin problemas de compatibilidad.
Pero, eso no es todo, hay muchos otros proveedores que están trabajando en diferentes proyectos sobre accesibilidad y adaptación de tecnología para atender las necesidades de minusválidos. Es el caso de Siebel que ha desarrollando soluciones que facilitan la accesibilidad de discapacitados con deficiencia visual que deseen trabajan en call centres. Implantado en DKV Seguros en España, se trata de una tecnología que “permite “atender la llamada por un lado y escuchar la pantalla por otro, contestando a todas las peticiones sin problema”, ha explicado Joaquim Roige, especialista de soluciones para el sector público de Siebel en EMEA. Se trata de una solución tecnológica que permite que “la capa de presentación de Siebel se ajuste a las necesidades de los usuarios, soportando el estándar “wai” y las normas de la sección 508 de Estados Unidos”. Esto se consigue gracias a la solución Jaws que “lee” la superficie de la herramienta de call center del fabricante, “entendiendo” todos los campos. En el caso de las personas con minusvalías físicas, disponen además de pantallas ergonómicas configurables y teclados adaptables. En pro de la normalización del trabajo de los invidentes, Roige subraya que “una llamada atendida por un invidente tan sólo dura un 25% más que una convencional”.
Por su parte, Telefónica Móviles tiene disponible una gama de servicios móviles para la integración social, útiles para personas con movilidad reducida, problemas cognitivos y de aprendizaje, con discapacidad auditiva, visual o de fonación. Entre dichos servicios destacan algunos terminales móviles para personas con discapacidad, como por ejemplo el Owasys 22C para personas ciegas. Daniel Tapias, responsable de usabilidad en TME, un área que se creó hace aproximadamente tres años, ha añadido que “trabajamos para el análisis del servicio de video telefonía para la comunicación audiovisual y con lengua de signos, así como acceso por voz y por texto”. Asimismo, destaca la creación el pasado mes de octubre de un centro de relación con el cliente a través de mensajería de texto. En cuanto a la demanda de este tipo de soluciones, Tapias reconoce que “los datos reflejan una elevada respuesta y uso, sobre todo en el caso de localización para personas con discapacidad cognitiva”.

Sentidos que se complementan con la tecnología
La opción de poder navegar por Internet sin problemas es desde hace tiempo una opción viable para los invidentes, gracias a la solución Home Page Reader, recientemente actualizada en enero con la actualización 3.04. Según Carmen Bonet, técnico de sistemas de IBM e invidente que a diario utiliza las herramientas disponibles de la compañía, resume que “se trata de un navegador que permite a través de la voz, y manejando el teclado, navegar por la Red”. Por otro lado, destaca Speech Viewer III, una herramienta para la terapia del habla, auditiva y del lenguaje, basada en CD-ROM, multifunción y habla, cuyo proceso se realiza por tecnología Mwave o Sound Blaster. “Enfocado tanto para profesionales como para usuarios domésticos con deficiencia auditiva, recoge el sonido y da una respuesta visual en la pantalla”. El catálogo de soluciones se completa con Easy Web Brosing que se integra en la plataforma del usuario con baja visión y les permite navegar por la Red.
Por otro lado, las personas con alguna minusvalí

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers