Las TI evolucionan hacia los Servicios Web

La integración de aplicaciones será el área más beneficiada

El 40% de los ingresos totales del mercado TI desde 2002 hasta 2006 provendrá de la tecnología de Servicios Web y, a finales de 2005, la venta de licencias de software que utilicen sus estándares alcanzará 21.000 millones de dólares. Estos datos de Gartner muestran la relevancia que tendrá en el futuro una tecnología aún incipiente e inmadura, pero en la que gigantes de la talla de IBM, Microsoft, HP y BEA Systems están invirtiendo miles de millones de dólares y que se está perfilando como la panacea de la integración de aplicaciones en el seno de las empresas, al ser su implantación mucho más sencilla y barata, frente a la del software de EAI (Enterprise Application Integration).

¿Qué tiene la infraestructura de Servicios Web para que esté en boca de todo experto tecnológico que se precie y, lo que es más, para que grandes compañías del ámbito informático estén invirtiendo cantidades astronómicas para su implantación en sus nuevas aplicaciones y estandarización de una serie de protocolos? Sin duda, la tecnología de Servicios Web está en boga últimamente a pesar, según Massimo Pezzini, vicepresidente de Gartner Research, “de que se trata, más que de una tecnología revolucionaria, de una evolución de la existente y basada en la Web de las antiguas tecnologías que permitían la computación distribuida como CORBA o DICOM”. Claro que esta evolución es muy valiosa pues reporta ventajas para las empresas que la implanten en sus aplicaciones y éstas son muchas, según Pezzini. “Los Servicios Web es tecnología para las masas, fácil de utilizar y que, en breve, estará soportada en todas las aplicaciones, sistemas operativos, servidores de aplicaciones, etc., de hecho, empresas como BEA, IBM, Microsoft, SAP, Siebel y PeopleSoft, entre otras están invirtiendo mucho para introducirla en sus plataformas. En Europa, en países como Francia, Alemania, Bélgica, España y Portugal, existe al menos una compañía que experimenta con aplicaciones con soporte de Servicios Web”. La razón es sencilla, según el experto, pues, éstos permiten que la integración de aplicaciones (para lo que se usará en un 70% esta tecnología) sea mucho más sencilla, y, lo que es más importante, barata. Gracias a esta infraestructura, muchas compañías que no disponen de herramientas de integración de aplicaciones (precisamente por su alto coste, que oscila entre el medio millón y el millón de euros) podrán contar con una tecnología que permita que sus aplicaciones puedan hablar entre sí, de forma sencilla.
Además de la integración, los Servicios Web podrán utilizarse según Pezzini, para “formas ligeras de B2B pues permitirá conectar a parters y clientes y, en el futuro, será posible publicarlos en Internet”. No en vano, como comenta Enrique Martín, director de tecnología de BEA, su impacto será “equiparable al de Internet en su día”.

Inmadurez, inseguridad y falta de estandarización, principales trabas
A pesar de sus ventajas y de que se está hablando de ella desde hace tres años, esta infraestructura aún no está del todo lista para el mercado. Según Pezzini, “sus trabas son que aún no está probada en el mercado, su inmadurez, sus problemas de seguridad y en el flujo de trabajo y los inconvenientes que surgen de la existencia de diferentes tipos de estándares apoyados por varios fabricantes pues, mientras compañías como Microsoft, BEA e IBM están unidas en el grupo WS-I o Web Services Interoperability para permitir interoperabilidad entre Servicios Web, otras como SAP, Intalio, Sun y, de nuevo BEA, se han aglomerado en torno al WSCI o Web Service Choreography Interface, para conducir la adopción de aplicaciones de negocio corporativas”.
Antonio Albarrán, director de tecnología de Intel, señala que “pocas tecnologías están provocando tanto esfuerzo de estandarización como los Servicios Web, lo que es una muy buena señal”. En cuanto a la seguridad, “ésta cada vez es mayor y las empresas son más conscientes de ella”, según Tomás Carrasco, director de marketing de alianzas de HP Servicios. A lo que Pezzini añade que “se está creando el estándar WS-S, que mejorará las cosas en este sentido”. Asegura que los Servicios Web se implantarán en el entorno mainframe dentro de dos años, en las aplicaciones de integración, el próximo año, para aplicaciones B2B dentro de tres y para la realización de transacciones de mayor nivel habrá que esperar a 2006 o 2007.
Otro problema al que se enfrentan los Servicios Web es al software antiguo, el legacy, pues, aunque las aplicaciones que compren las empresas a partir de ahora incluirán soporte para Servicios Web, para que las antiguas se adapten a los nuevos tiempos tendrán que incorporar estándares lo que, según Carrasco, “será caro y requerirá de la ayuda de consultoras”. Por su parte, los tradicionales fabricantes de herramientas de EAI (Enterprise Application Integration) tendrán que adaptarse a los estándares de los Servicios Web si quieren sobrevivir.


“Los servicios web no son tan importantes para obtener beneficios como
para reducir costes y mejorar la integración de las aplicaciones”
Byron Sebastian, vicepresidente y director general de
Weblogic Workshop de Bea y de la división de portales
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
La integración se ha convertido en el término de moda últimamente...
- La integración lleva en boga desde hace cinco o diez años, pero sigue siendo el principal escollo al que se enfrentan los profesionales de TI. Éstos requieren integrar soluciones B2B de un proveedor con las de flujo de trabajo de otro, con un producto de EAI, con el servidor de aplicaciones... Esto es un problema que requiere mucho gasto y conocimientos. Es necesario que dispongan de un sistema de mensajería con soporte XML e integración con la base de datos y la gestión de los procesos de negocio debe funcionar 24/7. Estos servicios están en el servidor de aplicaciones y lo que hacen los clientes ahora es duplicar estos servicios, aunque lo ideal es tener un solo sistema funcionando que integre las aplicaciones. Los clientes también quieren un alto ROI en productos de integración, lo que es difícil. Los productos de EAI están diseñados para conectar distintos sistemas entre sí, pero cuando se automatiza un proceso de negocio, también hay que escribir código y los sistemas están diseñados para la integración, no para el desarrollo. Esto provoca que, además de comprar estos productos de EAI, los clientes necesiten una consultora. Por eso, BEA inserta especificaciones de desarrollo de código y de integración en sus productos.

¿Y cómo ve a su competencia?
- Nuestra estrategia es muy diferente. Por ejemplo, IBM lanza productos que ligan a sus clientes a sus plataformas, mientras que la nuestra no ata a ninguna. BEA ofrece soluciones fáciles de integrar a nivel de producto y de tecnología, que permiten que las empresas no tengan que pagar un servicio de consultoría añadido para sus procesos de negocio. Y con la creación de WorkShop, somos la única compañía que hace pos

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers