Las telecomunicaciones se perfilan como solución a la situación económica mundial

- El Mobile World Congress de Barcelona se resiste a la crisis y aumenta los expositores, aunque bajan sus visitantes.
- Tecnologías de banda ancha como LTE o HSPA y sistemas operativos como Android o Windows Mobile 6.5 marcan la feria.

(Barcelona).- El sector de las telecomunicaciones no parece estar atravesando el bache económico de otras industrias. O al menos, eso es lo que han transmitido los máximos representantes de las principales compañías del sector que, desde el 16 al 19 de febrero se han dado cita en el Mobile World Congress de Barcelona. “Ésta no es una industria que pida subvenciones o ayudas”, comentó Paco Román, director general de Vodafone en España al comienzo de su rueda de prensa. “Es una industria que está relacionada con la solución, no con el problema”. No en vano, en esta edición de la feria, enmarcada en un contexto de recesión, los organizadores hablan de un aumento en el número de expositores (de 1.200 a 1.300) y en el espacio (59.150 m2 frente a los 51.600 del pasado año), a pesar de que las cifras de visitantes hayan caído de 55.000 a más de 47.000.
Y es que, “el sector de las telecomunicaciones tiene un efecto multiplicador en la economía y es uno de los que más contribuyen al crecimiento del Producto Interior Bruto y a la generación de empleo”, señaló César Alierta, presidente de Telefónica, en su discurso de inauguración de la feria, recordando que los actuales planes de recuperación de los gobiernos no deben subestimar al sector de las telecomunicaciones, que “hoy por hoy, ejerce el mayor impacto sobre la economía en su conjunto”.

Un sector en crecimiento
Alierta recordó que la industria de las telecomunicaciones es de los pocos sectores que han crecido de forma sostenible en los últimos años y que “sigue creciendo, a pesar de la crisis”. Según Entel, el mercado mundial de servicios de telecomunicaciones ha sido de 1.360 millones de dólares en 2008, un 4,2% más que en 2007, y para 2009 se espera que alcance un valor de 1.410 millones de dólares. Por su parte, los ingresos generados por los servicios de datos, cuyo crecimiento está causado por el acceso de la banda ancha, aumentaron en 20.000 millones de dólares en 2008. En cuanto a la base de clientes de móvil, ésta creció en todo el mundo un 17% en 2008, aunque se produjo una reducción en el ingreso medio por usuario (ARPU), que cayó hasta los 17,50 dólares al mes. Y es que, en medio de la crisis económica global, el mercado mundial de la telefonía móvil también se enfrenta a un periodo difícil y el crecimiento, en dos dígitos desde 2002, experimenta ahora el impacto negativo de la situación económica. Aun así, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, lo dejó muy claro: “No hay crisis en esta feria”, ya que “cuenta con una enorme presencia de empresas y pertenece a un sector muy dinámico y con un contenido social importante”.

Banda ancha
Rob Conway, CEO de la GSMA, ha reiterado durante todos estos días la necesidad de estimular el crecimiento económico, afectado por la crisis actual, mediante el fomento de los servicios de móvil de banda ancha, uno de los mayores motivadores del sector. Según el informe Banda ancha para móviles en Europa: previsiones y análisis 2009-2014, publicado por Analysys Mason, el mercado de la banda ancha para móviles continuará su rápido crecimiento a lo largo de los próximos cinco años y generará nuevas fuentes de ingresos para los operadores móviles. Es más, las conexiones de banda ancha para móviles generarán unos ingresos de servicio por valor de 23.000 millones de euros para ese año en Europa, cifra que si se compara con los 6.000 millones en 2008, representa un crecimiento del 46%. Por ello, una de las principales obsesiones que más patentes han quedado en esta feria es la necesidad de los operadores de aumentar la velocidad de las conexiones gracias a tecnologías como HSPA (High Speed Packet Access) o LTE (Long Term Evolution), que se sitúan en frente de la tecnología Wimax, heredera de las redes Wi-Fi tradicionales, pero con un área de alcance capaz de cubrir ciudades enteras. En esta línea, Vodafone ha anunciado en Barcelona que ha logrado alcanzar velocidades máximas de descarga de 20 megabytes por segundo en condiciones reales de banda ancha móvil, gracias a la tecnología HSPA+ o HSPA Evolution. Hasta ahora, las conexiones de la operadora alcanzan un máximo de 7,8 megabytes por segundo.
En este intento por mejorar la conectividad, Telefónica ha presentado un dispositivo, desarrollado por Novatel, que permite hasta cinco conexiones Wi-Fi simultáneamente en un entorno de 10 metros, pudiéndose adaptar a cualquier entorno, ya sea residencial o empresarial. Lejos de ser un simple módem USB, el dispositivo, que responde al nombre de MiFi, está pensado para evolucionar y que en un futuro próximo se pueda convertir en un servidor de aplicaciones o integrarse en una intranet de una oficina a través de VPN y, así, permitir el acceso al correo corporativo o a los contactos, etc.

Sistemas operativos
Las plataformas sobre las que corren los dispositivos móviles han tenido en esta edición un protagonismo sin precedentes. El grupo de empresas que defienden el sistema operativo Symbian, liderado por Nokia y formado por compañías como LG, Sony Ericsson o Samsung, han visto cómo crece la competencia, aun más si cabe, con la presentación por parte de Steve Ballmer, CEO de Microsoft, de Windows Mobile 6.5 pero, sobre todo, por el ruido que ha empezado a hacer Android, el sistema operativo de Google. Si ya Telefónica se adelantó una semana al congreso para presentar el HTC Dream, bajo esta plataforma, en la feria lo ha hecho Vodafone, con el HTC Magic que, según los responsables de la operadora, incorpora la última versión de Google Android: Cupcake. En los próximos meses, otros fabricantes como Samsung o Huawei han anunciado que tendrán listo su teléfono Android.
Y es que, éste parece ser un sector en el que nadie quiere perder su oportunidad de hacer caja. Así, si la lista de los cinco grandes en ventas de móviles ya se ha visto ampliada recientemente con la entrada de otros fabricantes como Apple, RIM o HTC, ahora quieren desembarcar, y ya lo han hecho, las marcas tradicionales de PC como Acer y Dell que también han sacado sus propios teléfonos, o Toshiba, que se ha desmarcado con un nuevo terminal, el TG01, que entra a competir diractamente con el iPhone de Apple.

Políticas verdes
La preocupación por la sostenibilidad también ha llegado a la telefonía móvil, sobre todo, si tenemos en cuenta lo contaminantes que pueden llegar a ser estos dispositivos. Una de las compañías que ha mostrado tal preocupación ha sido Samsung que, fruto de su política de sostenibilidad medioambiental, denominada Blue Earth, ha presentado un prototipo de teléfono con pantalla táctil que funciona con energía solar, gracias a un panel instalado en la parte trasera. Además, destaca su fabricación en un material de plástico reciclado conocido como PCM, extraído a partir de botellas de agua y la ausencia de sustancias peligrosas. Por su parte, LG ha presentado un terminal que estará disponible en unos meses y que también cuenta con un panel solar para su recarga.
Ambas compañ

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes