Las redes IP pueden solucionar las comunicaciones del futuro

Conferencia de telecomunicaciones 2003 de IDC

La transformación de las redes tradicionales a redes IP conlleva una serie de cambios en las infraestructuras de las empresas y, por ende, en la estrategia de los operadores a la hora de hacer un acercamiento a las necesidades de cada compañía. Nuevos requisitos, nuevos servicios y nuevas oportunidades se abren camino en el sector de las comunicaciones del futuro. Todos estos aspectos se han analizado en la Conferencia de Telecomunicaciones 2003 que bajo el título “Comunicaciones en la era de la convergencia: IP y servicios de valor añadido”, ha llevado a cabo la consultora IDC en Barcelona y Madrid.

A pesar del considerable revés que ha sufrido el sector de las comunicaciones en los últimos tiempos, una luz al final del túnel parece comenzar a vislumbrarse. Nuevas necesidades de negocio hacen imprescindible nuevas necesidades tecnológicas. Así, la creciente demanda de soluciones de comunicaciones de calidad entre las diferentes sedes de las compañías hacen precisa una transformación de las redes de comunicación tradicionales hacia otras de mayor calidad. Las redes IP han venido a solventar esta problemática permitiendo compartir todo tipo de información entre sedes, facilitar la comunicación entre empleados, clientes y proveedores desde distintos puntos de conexión. Esto abre, sin duda, importantes oportunidades de negocio para las operadoras, que han visto cómo su negocio de voz iba mermando en detrimento de otros servicios en los últimos tiempos. Tal y como apunta Jaime García, director de Análisis de IDC España, “la nueva empresa necesita nuevas comunicaciones y plataformas flexibles para dotar a las corporaciones de la rapidez de movimiento que son hoy imprescindibles. Conceptos como conectividad, movilidad, convergencia, seguridad y disponibilidad conforman un nuevo marco que ofrece importantes oportunidades tanto para usuarios como para operadoras”.
Ángel Aser Rodríguez, responsable de Desarrollo de Comunitel, apunta hacia dos importantes fenómenos que han contribuido en gran medida a esta evolución de las telecomunicaciones: Internet y el teléfono móvil. Según Aser, las oportunidades que se abren con la convergencia de ambos requieren que la sociedad esté técnicamente preparada para tal cambio. Al hilo de estas consideraciones, José Manuel Estrada, arquitecto Java en Sun Microsystems Ibérica, apunta la importancia de la movilidad, entendida desde un concepto de seguridad. En este sentido, para Estrada la tecnología Java ha hecho posible la movilidad con seguridad con despliegues masivos sobre múltiples redes, dispositivos y plataformas tecnológicas. Asimismo, esto permitirá a Sun actuar en tres líneas básicas tales como “ofrecer servicios al alcance de cada dispositivo en la red y desarrollar mecanismos de identificación y autenticación con Java como plataforma estándar”, expone el responsable.

Flexibilidad arquitectónica
Aunque son muchas las oportunidades que existen, lo cierto es que la infraestructura tecnológica juega un papel fundamental. Por ello, Valentín Pinuaga, consultor técnico de Negocio de EMC, opina que “la información es el centro del negocio. Una infraestructura de almacenamiento automatizado en red permite ejecutar satisfactoriamente sus estrategias de crecimiento, al tiempo que disponen de herramientas que aseguran la continuidad del negocio”.
Complementario a lo anterior, las nuevas arquitecturas que soporten estas redes han de adecuarse a las mismas. Para Enrique González, responsable de la Oficina eBA de Telefónica Data, “la arquitectura tecnológica de la compañía debe ser capaz de acoplar de forma flexible y eficiente todas las nuevas aplicaciones de negocio necesarias para las nuevas formas de hacer de la empresa, a la par que facilitar la contención del coste de la propiedad de todas estas aplicaciones”.
Asimismo, este responsable destaca la cada vez mayor automatización de los procesos en las empresas, donde la gestión integrada cobra cada vez mayor importancia. En opinión de Enrique González, la transformación de las arquitecturas de TI, incorporando mayor automatización y haciendo más eficaces los procesos de negocio, permitirá maximizar los resultados de las compañías. “La elección –apunta González- de una correcta estrategia de evolución de la arquitectura de aplicaciones, y la gestión integrada de todos los elementos que conforman dicha arquitectura, permitirá reducir drásticamente los costes asociados a esta transformación”.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers