"Las empresas deben sacar rendimiento de la información generada"

Frank Buytendijk, vicepresidente de estrategia corporativa de Hyperion

El business intelligence (BI) se ha impuesto en los últimos diez años. En la actualidad, este tipo de tecnologías están fuertemente integradas. Sin embargo, en un mundo empresarial en constante evolución, las organizaciones todavía se plantean dudas acerca de las potenciales ventajas que puede generar al negocio o del retorno de la inversión (ROI). ¿Cómo definiría la situación actual de la información empresarial? - Un elevado porcentaje de la actual información empresarial no puede utilizarse como información de gestión para la toma de decisiones. No obstante, la situación no es tan pesimista como parece. La información empresarial de que disponen las empresas sí tiene un uso operativo y transaccional, pero no resulta eficiente para tomar decisiones de negocio. En ese caso, ¿cuál es el entorno necesario para estimular su uso eficiente? - Se requiere un contexto de negocios adecuado, proporcionado por los metadatos y los datos maestros, para que la información adquiera valor. Los metadatos (que contienen definiciones de términos comerciales, como ingresos, cuota de mercado o número de artículos producidos) garantizan que todos comprendan los términos utilizados de igual modo. Por su parte, los datos maestros (que contienen listas aprobadas de entes comerciales básicos) certifican que la información pueda compararse con diferentes niveles de detalle. Por lo tanto, es muy importante que las empresas saquen rendimiento de la información que generan. ¿Qué factores debe tener en cuenta una empresa cuando se dirige hacia el BI estratégico? - El mundo de los negocios se está volviendo cada día más virtual. Hay cada vez menos empresas cuyo director general transmita información a la jerarquía que depende de él. Muchas tareas se externalizan y las compañías funcionan como miembros de una red. Por lo tanto, tenemos que asegurarnos de que todos los miembros de esas redes comprendan lo mismo, y aquí es donde interviene la coherencia del business intelligence. ¿Cómo se articula esa coherencia, a la que se refiere, en las empresas? - Una manera de abordar esta situación es crear un centro de competencias de BI que pueda actuar como custodio de la misma y de guía para los usuarios. Algunos de estos centros de competencia son verdaderos departamentos, mientras que otros son virtuales, constituidos por personas que trabajan para ellos sin dejar sus respectivos cargos. Hay que decir que estos centros virtuales pueden parecer atractivos a primera vista, pero sus resultados no son siempre un éxito, y hay otros que se federan y funcionan a nivel local, como parte de un ente centralizado. ¿Cuál es el futuro para el BI? - El BI y el BPM (Business Performance Management) están en proceso de integración a partir de estratos comunes, como áreas funcionales de finanzas, planificación o aplicaciones de scorecards. Creo que los mercados de BI y BPM se fusionarán totalmente en dos años. Por otro lado, como el mundo empresarial funciona cada vez más en base a redes, el BI seguirá esta tendencia. Todavía es muy jerárquica, pero, en los próximos cinco años, el BI se orientará más a las redes para reflejar la estructura de organización de las empresas que no deja de evolucionar.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers