Las Diez Primeras, a examen

Esta tercera edición del Ranking ComputerWorld seguramente no sorprenda a nadie. Los resultados negativos con caídas estrepitosas ya se confirmaron en la pasada edición, y como era lógico continúan en la presente, aunque en menor grado, ya que el último trimestre de 1993 podría haber marcado el punto de inflexión para la recuperación del sector.

De acuerdo con los datos, es fácil entender que a un sector como el informático que se acostumbró a vivir en la prosperidad, le haya sido muy difícil aceptar su maduración y consecuentemente su primera crisis. Por ello, ha sido necesario llevar a cabo duras políticas de reestructuración que amoldaran esas macroestructuras de muchas compañías a los nuevos tiempos. Un año después de que la facturación de las Diez primeras disminuyera en un ocho por ciento, los resultados a la baja continúan, aunque ya se puede vislumbrar una tímida recuperación. Su facturación ha caído un 4,61% (a falta de datos oficiales), pero sus plantillas siguen experimentando descensos importantes, un 11, 36 por ciento. Por eso, se podría asumir el punto de vista de muchos directivos del sector en el sentido de asegurar que lo peor de la crisis ya ha pasado, y que 1994 será, según datos manejados por diversos analistas, el año en que se consolidarán cifras positivas. De las Diez Primeras, sólo cuatro de ellas han experimentado crecimientos respecto a 1992 en la cifra de facturación (Hewlett-Packard, Olivetti, Telefónica Sistemas e Informática El Corte Inglés) . El nivel de empleo de lasDiez Primeras ha resultado más negativo que el pasado ejercicio, y 1993 cerró su año con 12.506 empleados, lo que supone una caída del 11.36 respecto al nivel de empleo alcanzado en 1992. En términos relativos, Siemens Nixdorf ha sido la compañía que más ha reducido su plantilla, un 38,1 por ciento respecto a 1992. Le sigue Fujitsu España, que ha registrado una caída en su nivel de empleo del 20 por ciento. En este apartado, cabe destacar que el máximo incremento en plantilla lo registra Telefónica Sistemas que ha aumentado su staff en un 53 por ciento.

IBM

Sin duda alguna 1993 ha sido el año mas negro de cuantos la filial española de IBM lleva operando en nuestro país, aunque ya 1992 supuso una reducción en la cifra de negocio de más de un 11 por ciento. Ya entonces, se hablaba de la crisis del Big Blue, pero es ahora cuando realmente los resultados han pasado de números negros a rojos. Por eso, nadie ha dudado en asegurar que 1993 ha sido el peor año en la historia de IBM. Un año en el que IBM España ha registrado unas pérdidas de casi 10.000 millones de pesetas, y un decrecimiento en su facturación de casi el 6 por ciento. Aún así los responsables de la filial han justificado este resultado, asegurando que en ellos se incluían los costes de reestructuración, que han alcanzado los 24.693 millones de pesetas. De hecho, IBM España ha consolidado un beneficio operativo de 11.742 millones de pesetas. En cuanto a la reestructuración, que continúa la iniciada por la casa matriz en EEUU, ésta ha dado como resultado una reducción en su plantilla durante este último año de 653 empleados. Dato que si se extrapola hasta el año 1990, da como resultado una reducción en la plantilla de IBM entre 1990 y 1993 de 1.025 empleos. Otro dato importante es el referente al capítulo de exportaciones, cifra que ha pasado de los 77.329 de 1992 a los 74.594 obtenidos en 1993, lo que ha supuesto una reducción del 5 por ciento. A raíz de estos resultados, se puede asegurar que la década de los noventa está obligando a IBM a bajar a la arena. Como datos significativos, señalar que la facturación de 1993 se ha reducido en 40.883 millones de pesetas si se compara con la cifra obtenida en 1991, y, en lo que respecta a beneficios, la compañía ha pasado de ganar 34.549 millones de pesetas en 1990 a perder 9.970 millones en 1993. A pesar de todo, y según asegura el nuevo responsable de IBM Juan Carlos Usandizaga, lo peor de la reestructuración ha pasado ya, lo que no implica que en este año no se vaya a continuar reduciendo plantilla, porque según declara Usandizaga, esta política va a seguir, aunque de una forma más moderada que en 1993. Por último, destacar que en 1994 la filial española de IBM tiene esperanzas de volver a los números negros.

Hewlett-Packard Española Ya en 1991 se aseguraba desde estas mismas páginas que la trayectoria empresarial de Hewlett Packard- Española era una de las más coherentes de cuantas se pueden encontrar en el sector informático español. Su evolución en la década de los noventa no ha registrado descensos en ninguno de los capítulos reflejados en este ranking, ni siquiera en el referente a empleo.

Por lo tanto, las cifras que ha continuación se van a analizar no se corresponden en ningún momento con la evolución marcada por el sector informático a nivel general. En el capítulo de facturación, Hewlett-Packard Española ha obtenido un volumen de negocio total de 57.264 millones de pesetas. En lo relativo a este Ranking referido exclusivamente a informática, ha sido necesario descontar de esta cifra, lo que se considera como ingresos que revierten a un sector puramente electrónico. Por lo tanto, la cifra consideradada como facturación de HP durante 1993 ha sido 49.826 millones de pesetas lo que supone un crecimiento del 27,76 por ciento si se compara con los 39.000 alcanzados en el ejercicio 1992. Cifra que si se compara con la consolidada en 1990 supone un incremento en las ventas de 13.603 millones de pesetas. Pero quizás, en el dato que Hewlett-Packard se distinga más de la tónica general del sector es en el referente a la evolución de su plantilla. Mientras la mayoría reduce drásticamente su nivel de empleo, HP ha incrementado su plantilla desde 1990 en casi 300 personas, pasanado en este último ejercicio de los 862 empleados a los 1.011, lo que ha supuesto un incremento del 17,3 por ciento.

Digital Equipment Corporation España

Los resultados correspondientes a 1993 de DEC España reflejan (con más dureza que el pasado ejercicio), las consecuencias de lo que a vista de todos se vislumbraba como una operación en absoluto beneficiosa para la empresa: la compra de la división de informática de Philips y la posterior creación de DEE, empresa que inmediatamente después de ser creada se desgajó de DEC, para a los pocos meses volver a unirse bajo el paraguas de DEC. Toda esta operación, que implicó la creación de una empresa para luego desmontarla supuso un ingente coste que la compañía lleva más de dos años soportando. En este sentido, DEC España ha facturado el pasado año 28.509 millones de pesetas, que comparados con los 30.721 obtenidos en 1992 supone un descenso del 7,5 por ciento. Aún así, esta cifra sigue quedando por debajo de la registrada en 1991. Pero el apartado que mejor refleja una política fallida es el de resultados, DEC España ha consolidado unas pérdidas durante 1993 de 4.912 millones de pesetas, sensiblemente superiores a las del ejercicio anterior (-1.817). El apartado de plantilla también ha sufrido las consecuencias, y cerró 1993 con un nivel de empleo de 800 personas lo que supone un descenso del 19,8 por ciento respecto a 1992, año que cerró con 998 empleados. Respecto a las expectativas que DEC España maneja para el presente ejercicio, cabe destacar que la compañía espera obtener resultados positivos, aunque el capítulo de facturación no varíe considerablemente.

Informática El Corte Inglés

Este es el primer año en el que Informática el Corte Inglés se sitúa entre las diez primeras del sector, con una facturación estimada por esta Redacción de 19.000 millones de pesetas. Respecto a este dato hay que mencionar que, dado que el ejercicio fiscal de esta compañía no se corresponde con el año natural, y todavía no ha finalizado, la dificultad para estimar la cifra correcta es muy grande. Volviendo al dato de facturación, señalar que

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes