La sombra del monopolio extinto planea en el XI congreso AUTEL

Bajo el lema "telecomunicaciones en un mundo cambiante"

Existe cierto desánimo y desilusión pero, mirando el 2001, no es para tanto. El sector es fuerte y los gestores tienen la experiencia y el ánimo de sacarlo adelante. Así, estoy seguro de que el año que viene será mucho mejor”, afirma Miguel Ángel Eced, presidente de la Asociación Española de Usuarios de Telecomunicaciones (AUTEL), durante el acto de apertura de su congreso anual.

A pesar del pesimismo, las crisis o el cierre de algún que otro negocio, el sector de las telecomunicaciones está saneado. Con un incremento del 14%, presentó una facturación de 28.200 millones de euros en 2001. “Cifras muy discutidas y negadas, pero que están ahí”, según el presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), José María Vázquez Quintana, quien hacía sus afirmaciones con el último informe de la CMT en la mano, organismo encargado de salvaguardar las condiciones de competencia efectiva en beneficios de los ciudadanos.

Apuesta por la calidad
Bajo el lema “Telecomunicaciones en un mundo cambiante”, el XI congreso tuvo lugar durante los días 22 y 23 de octubre, presentando el mismo esquema que en ediciones anteriores, con un análisis sobre el marco regulador y la visión de los operadores. Como novedades ha desviado el debate hacia aspectos de calidad, poniendo también especial énfasis en la situación actual de las comunicaciones móviles.
“Las grandes expectativas de reducción de tarifas se están acabando hasta que no haya una verdadera regulación”, destaca Miguel Ángel Eced, presidente de AUTEL, para quien es imprescindible volver a centrarse en el binomio calidad-precio. “Si volvemos la vista atrás -señala Eced-, comprobamos que ha habido problemas de congestión del tráfico por falta de infraestructuras. Hay que tomárselo con calma porque la introducción de la banda ancha en las redes de acceso acabará con esas cuestiones”.
Para Ángel Rojo, director general de España y Portugal de Colt Telecom, “la calidad ha dejado de ser un factor requerido únicamente por la gran cuenta. La mediana empresa ya la exige y la pequeña comenzará a hacerlo. Lo barato a la larga sale caro. Actualmente es inconcebible un contrato sin una cláusula de calidad del servicio”.

Posiciones dominantes
Sobre el marco regulador, una cuestión quedó clara. A pesar de que la liberalización del sector de las telecomunicaciones se realizó en el año 98, todavía planea el fantasma de un monopolio supuestamente roto. A pesar de que se reconoce que se ha avanzado mucho y que la nueva Ley General de Telecomunicaciones arroja esperanzas al respecto, se encuentran deficiencias que siempre son aprovechadas por el antiguo monopolio. Para Ángel Rojo, “existe una impunidad del abuso de posición dominante”. Según el máximo responsable de Colt Telecom en España, el regulador debe esforzarse porque la carga de la prueba no recaiga siempre en los mismos. “Debe empezarse a exigirle explicaciones de su actuación a Telefónica” apunta Rojo.
Con respecto a las comunicaciones móviles, también se puso de manifiesto cómo aunque compiten en el mercado 12 operadores, el Grupo Telefónica (con Telefónica de España, Telefónica Data y Telefónica Móviles) posee una cuota del 96%, a pesar de los esfuerzos de la CMT por vigilar la competencia y el juego limpio.
La actualidad el momento nos lleva a pensar que los comienzos de este siglo van a estar caracterizados pon un cambio constante en las estructuras de nuestra sociedad. Todos sus estamentos –ciudadanos, empresas, gobiernos, etc.-, deben aprender a asimilar las nuevas situaciones que día a día se van planteando. “Cada vez es mayor el grado de globalización que esta sociedad está alcanzando. Nos influyen más las decisiones o estrategias de otros en nuestro vivir cotidiano. Cada vez es más importante que los demás accedan a nuestra información”, sostiene Eced.
En línea con el título del encuentro, Javier Aguilera, consejero delegado de Telefónica Móviles insiste en que las empresas del sector que tengan interés por su permanencia deberán esforzarse por la adaptabilidad al mercado. Para Aguilera, el cambio se produce en días y en términos de satisfacción y rapidez. “Tenemos que ganarnos todas las mañanas a nuestros clientes –señala-. Motivarles, sugestionarles y enamorarles para ofrecerles un mayor nivel de bienestar que revierta en un mayor consumo”.

Los móviles ganan protagonismo
En el ámbito de las comunicaciones móviles, existen 29.655.729 usuarios que provocan menores ingresos a los operadores de telefonía móvil frente a la fija, aunque todos los indicadores apunta a que en breve logrará ponerse a la altura de la facturación de la telefonía fija.
Tras dar una visión universal de este sector, los operadores han aportado su punto de vista individual con los servicios que cada uno ofrece a este mercado. Según el presidente de Autel, “cabe esperar que esté condicionada por la situación actual del mercado, consecuencia del alto endeudamiento en el que algunos operadores han incurrido con motivo de la puja por las licencias de UMTS”. Uno de los puntos clave, que el sector percibe, para salir de la crisis es incrementar el consumo, principalmente a través de los servicios de datos.
Actualmente existen 50 operadores activos de telefonía fija y los expertos se preguntan si el mercado español admite este número. En principio parece que sí, pero no es de extrañar que asistamos en un futuro a movimientos de concentración, tal como apuntaba Vázquez Quintana.


“Los ritmos han cambiado pero el gobierno mantiene su apuesta tecnológica”
Josep Piqué, Ministro de Ciencia y Tecnología
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La clausura del XI Congreso de Autel corrió a cargo del titular de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué quien se mostró convencido de que tanto la telefonía móvil de tercera generación como la televisión y la radio digital serán una realidad. Según Piqué, “cambian los ritmos, pero el Gobierno mantiene sus apuestas tecnológicas”. El ministro considera que ha sido una ironía pensar que la transición tecnológica hacia la Sociedad de la Información podría venir de un día para otro.
Según el titular de Ciencia y Tecnología, extender la aplicación de las nuevas tecnologías y llegar a la Sociedad de la Información es una obligación de todos. En este sentido destacó que el Gobierno ya está adoptando medidas para facilitar este proceso y se ha planteado la creación de una comisión interdisciplinar que proponga medidas y refuerce así el plan Info XXI, lanzado en enero del 2001 y que no ha tenido excesiva repercusión social.
De igual forma, Piqué pasó revista a las últimas actuaciones adoptadas por el Gobierno en materia de telecomunicaciones y dijo ser partidario de una regulación mínima y simplificada, que logre un equilibrio entre la necesidad de fomentar las inversiones de Telefónica y facilitar la competencia, y en este sentido se está haciendo un importante esfuerzo presupuestario. “Debemos ser cuidadosos con la capacidad de i

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers