La realidad del marketing en tiempo real

Hoy, las empresas ejercen su actividad en un entorno que exige respuestas rápidas y una pronta adaptación a las necesidades y demandas específicas de los clientes y mercados. El público recibe un creciente volumen de comunicaciones que, al convertirse en una sobrecarga, provocan una clara reducción en su atención e incluso un rechazo de éstas.
Con la fuerte competencia y la dificultad para fidelizar a los clientes, las comunicaciones personalizadas y orientadas al cliente son aún más importantes para el éxito de una compañía. Cada contacto con el público representa una oportunidad de una relación potencial. Por ello, los expertos en marketing se afanan en captar el interés de cada cliente ofreciéndole un producto más personalizado con un servicio diferenciado.
Los profesionales de marketing ya buscan mejorar la capacidad de interacción de la empresa con sus públicos y así su eficacia global. ¿Cómo? La clave está en coordinar estrategias de comunicación ejecutadas en momentos distintos, mediante una herramienta de gestión de campañas de marketing centralizada que maximice el rendimiento y descubra oportunidades de marketing de valor añadido. ¿Por qué? Esta herramienta garantizará la flexibilidad y capacidad necesarias para atender las peticiones de los clientes en el momento oportuno, ofreciendo aquellas respuestas que fomenten la rentabilidad. El marketing en tiempo real juega un papel crucial en este sentido.
Marketing en tiempo real es la capacidad para presentar ofertas y servicios personalizados que respondan a peticiones individuales en el momento oportuno con el máximo valor para el cliente y la mayor rentabilidad para la compañía. Es decir, llevar a cabo el mejor marketing en el momento más adecuado. Con el objetivo de crear relaciones más personales con el cliente, aumentar la facturación y maximizar el beneficio, el marketing en tiempo real facilita el marketing orientado al cliente y aumenta la eficacia global.
No disponer de una oportunidad para entrar en contacto con los clientes a través del mejor canal y con la estrategia más apropiada, limita la capacidad de marketing de una empresa, disminuyendo su diferenciación e impidiendo que las oportunidades generadas por los clientes se conviertan en actividades con ingresos.
Para facilitar la labor a los profesionales de marketing, las empresas requieren una única estructura tecnológica que soporte, coordine, gestione y analice varias modalidades y técnicas de marketing. Con una solución de gestión de marketing corporativa (EMM), todas estas funcionalidades están a disposición de la empresa garantizando la retención de clientes, la fidelización y el desarrollo de relaciones rentables que determinarán el éxito y la longevidad de la compañía. Al final, el marketing en tiempo real integrado con una estrategia de marketing completa se revela como la mejor técnica para ser eficaz y obtener resultados de valor.


José Yáñez, director comercial de Unica Iberia.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes