La propuesta de HP provee un entorno dinámico y adaptable

Ayuda a las empresas a reaccionar en tiempo real ante los cambios del entorno TI

Las empresas tienden a acumular demasiados servidores, muchos de ellos infrautilizados, así como múltiples aplicaciones, cuyas funciones, en ocasiones, se solapan. Todo ello tiende a generar entornos de TI muy complejos, caros de gestionar y mantener. HP propone un modelo que permite flexibilizar las estructuras de los negocios y afrontar retos con efectividad.

La complejidad de los sistemas TI en las estructuras empresariales reduce considerablemente la gestión e implementación de nuevos proyectos a una velocidad aceptable. Una realidad a la que hay que sumar el hecho de que la normativa regulatoria es cada vez mayor y muchas empresas no tienen certeza de si disponen de la infraestructura adecuada y con los niveles de seguridad requeridos.
Ante esta situación, la estrategia de HP de diseñar el centro de datos del futuro permite que los clientes consigan un entorno de TI automatizado, fácil de gestionar, disponible 24x7 y dinámico, en suma, posibilita que las empresas dispongan de un centro de datos dinámico.
Enmarcado dentro de su estrategia de Adaptive Enterprise, se estructura como un catálogo de soluciones que proveen este entorno que incluye sistemas y servicios de TI, dispositivos de energía y refrigeración, gestión, seguridad, así como virtualización y automatización. En resumen, ayuda a las empresas a ser adaptables a los cambios del entorno TI y con capacidad para asumir retos en tiempo real.

Optimizar rendimiento
Dirigido a medianas y grandes empresas que buscan disminuir sus costes TI y ofrecer un mejor servicio para mejorar su rendimiento y ser más ágiles, este nuevo modelo de data center incluye un conjunto de soluciones y servicios que hacen posible que las empresas consigan una infraestructura adaptable. Esta concepción no es sólo teórica, sino que conlleva una traducción de beneficios reales en las empresas. De hecho, disponer de una infraestructura adaptable hace posible la disminución de los costes de activos de TI y el coste de operaciones, así como la reducción de los posibles errores que puedan surgir, a través de la automatización. Por otro lado, supone un aporte de valor añadido por parte de las TI al propio negocio, ya que hace posible que las empresas sean capaces de reaccionar en tiempo real ante los cambios que se producen en el mercado o que se derivan del propio negocio.
Más allá de Utility Data Center, esta estrategia de HP se trata de una propuesta más heterogénea y modular que busca proveer a las empresas de un centro de datos virtualizado y automatizado, en base a una infraestructura ya establecida.

El data center del futuro
La mayoría de los negocios han tenido poco respeto al uso de la tecnología para gestionar su propia infraestructura. Han probado con la estandarización, consolidación, automatización y la subcontratación. A pesar de todo esto, todavía se gastan alrededor del 80% de su presupuesto de TI en mantener sus sistemas en funcionamiento, mientras que sólo el 20% se utiliza para nueva tecnología e innovación.
Cambiar este ratio es difícil a pesar de que los precios tanto del hardware como del software han disminuido gracias al código abierto. Sin embargo, dado que las empresas consolidan los centros de datos, se incurre en mayores costes de electricidad de potencia asociado a los racks de servidores y sistemas de almacenamiento. Estos centros requieren más personal con experiencia, lo que supone un mayor coste, que gestionen los sistemas, aplicaciones y bases de datos.
La propuesta de HP es la respuesta, ya que, como parte inherente de la estrategia Adaptive Enterprise, supone el resultado mismo de un entorno dinámico y disponible 24x7.
El centro de datos del futuro es un entorno 24x7, dinámico, basado en estándares del mercado, construido mediante bloques o partes independientes, automatizado gracias a software modular y que se hace posible gracias a los servicios integrados. La propuesta de valor de HP se basa en la reducción de los costes de las operaciones TI, la mejora de la calidad del servicio y la velocidad a la hora de enfrentarse a cambios. Esto se consigue a través de sistemas modulares, productos y servicios.
Entre los principales requerimientos de las empresas se encuentra la necesidad de automatizar los sistemas, simplificar la gestión de los mismos, implementar nuevos proyectos con rapidez, así como responder a la normativa regulatoria con eficacia. HP responde a estas necesidades con una estrategia global, bajo la que se cimenta la visión del nuevo centro de datos del futuro. Es la infraestructura que hace capaz que un negocio se convierta en una empresa adaptable a los cambios.

Definiendo carencias
Un estudio elaborado por Forrester Research a altos ejecutivos de TI muestra que el 38% del presupuesto de TI va dedicado a personal que trabaja a jornada completa, lo que supone más del doble del gasto en hardware. Asimismo, los resultados de una encuesta de Carnegie Mellon University realizada a responsables de sistemas muestra que el coste en personal representa de 4 a 7 veces más el coste del hardware. De hecho, la propia HP está llevando a cabo un proyecto de consolidación de sus 85 centros de datos en sólo seis. Gracias a ello, disminuirá su gasto de operaciones en TI en un 20% y dedicará la mitad del prespuesto a nuevas iniciativas. Así, las nuevas tecnologías de virtualización, grid computing o servicios bajo demanda pueden ayudar a las empresas a lograr un mejor aprovechamiento de recursos y una reducción de los costes asociados.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes