La Policía Municipal de Valladolid entrena con ayuda de Indra

El Ayuntamiento de Valladolid ha adjudicado a Indra un contrato para instalar en las dependencias de la Policía Municipal un avanzado sistema de simulación y formación que mejorará el entrenamiento de los agentes. La inversión del Ayuntamiento en el simulador ronda los 320.000 euros.

La solución de Indra está formada por un simulador de tiro con tecnología 3D y una sala táctica para recrear diferentes escenarios, que ha desarrollado la compañía en su Centro de Excelencia en Sistemas de Seguridad  (CES) de León. Los técnicos de la multinacional tecnológica ya han iniciado los trabajos para la instalación de este sistema de formación y se prevé que esté operativo en las próximas semanas.

A través de este proyecto, el Ayuntamiento de Valladolid podrá incorporar las más avanzadas tecnologías en la formación de sus cuerpos de seguridad, gracias a un innovador sistema que facilita la realización de ejercicios tácticos de simulación adaptados al grado de instrucción de cada agente y a las circunstancias del entorno. Además, lcas podrán ser realizadas tanto en una sala táctica de formación como en un simulador de tiro y harán posible la aplicación de protocolos de actuación más acordes con posibles situaciones reales.

Tiro con inteligencia artificial

La tecnología y el software empleado por Indra permiten representar en una pantalla un mundo virtual formado por escenarios y personajes en 3D con los que el alumno interactúa. El agente deberá responder de forma proporcionada a las acciones de los personajes virtuales adecuando su respuesta a los acontecimientos decididos por el instructor. Todos los personajes que forman parte del mundo virtual están dotados de inteligencia artificial, lo que les permite a su vez responder a las distintas acciones que se produzcan provenientes de los agentes que estén entrenándose, o por decisión del instructor.

El simulador también permite reproducir una galería de tiro virtual, cuya principal misión es la de preparar a los alumnos para la realización de las prácticas con tiro real, pero en ningún caso sustituirlas. El instructor puede utilizar el simulador para entrenar los aspectos técnicos del tiro de una forma segura, sana (sin partículas de pólvora, ni plomo) y económica.

La simulación del arma se realiza partiendo de una real, sin modificación ergonómica alguna, para lograr las mismas prestaciones y funcionalidad que el tirador tendría con ella. El sistema hace que el agente tenga las mismas sensaciones que en el disparo real ya que se utiliza el arma real y se simula el retroceso a través de aire comprimido.

Sala táctica

Como principal innovación destaca la incorporación de una sala táctica de formación con un sistema de paneles móviles que permite a los agentes entrenar situaciones y escenarios que pueden encontrarse durante su servicio diario, como puede ser la práctica de la entrada a una vivienda o la intervención en lugares públicos.

El reposicionamiento y movimiento del espacio es posible gracias a un sistema de raíles que permite mover y cambiar los paneles de la sala para generar un nuevo ejercicio o escenario de forma rápida y sencilla. De esta forma, los agentes pueden pasar de entrenarse en una vivienda unifamiliar a hacerlo en una calle con un comercio, un banco, un local de ocio, etcétera. Además, también se pueden incorporar personajes que obligan a reaccionar rápidamente al alumno.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes