La inversión TIC en e-Salud superará en 2010 el 5% del presupuesto sanitario total en los 25 países de la UE español . Según los datos de un estudio de la Fundación OPTI

Un reciente estudio realizado por el Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industria (OPTI) y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) muestra cómo el aumento de la inversión en TIC aplicadas a la e-Salud contribuirá a conseguir una asistencia sanitaria más efectiva y eficiente, así como a la sostenibilidad del sistema sanitario, no sólo en España sino en todos los países de la Unión Europea.

En el estudio de OPTI se sientan las bases de la realidad del actual modelo sanitario español. Tanto los profesionales como los hospitales operan de forma prácticamente aislada, lo que conlleva que la asistencia al paciente sea lenta y costosa y que el sistema sanitario en su conjunto no sea todo lo efectivo y eficiente que se necesita. Además, según datos de Naciones Unidas, la proporción de personas mayores de 60 años se duplicará entre 2000 y 2050 y la proporción de niños se reducirá un tercio. Ante este panorama, la incorporación de las TIC al sistema sanitario lo transformará en un modelo completamente integrado y centrado en el paciente y simplificará la relación con todos los profesionales sanitarios.
Según el estudio, la aplicación de las TIC a la salud es la revolución más importante que tendrá lugar en el campo de la medicina moderna y una oportunidad para el cambio y mejora de la gestión sanitaria. Los expertos estiman que, mientras que en el año 2000 el gasto en e-Salud era de un 1% del presupuesto sanitario total de la Europa de los 15, para el año 2010 constituirá el 5% de la Europa de los 25.

Sanidad y salud por y para el paciente
Los expertos participantes en el estudio establecen que en los próximos años el paciente adoptará cada vez más una posición proactiva y demandará nuevas y más avanzadas aplicaciones de la tecnología, lo que acelerará la implantación de los sistemas de e-Salud que funcionarán por y para él. En este sentido, establece que en un futuro cercano aparecerán en el mercado una oferta de servicios y productos que mejorarán considerablemente la vida del ciudadano. En el área de servicios, la implantación de la sanidad electrónica supondrá la creación, en los años 2011-2015, de centros sanitarios virtuales de atención al ciudadano, desde donde de manera remota se analizarán, administrarán y distribuirán los servicios y prestaciones demandados por el paciente.
En cuanto al futuro, el estudio asegura que la incorporación de las TIC a la medicina dará paso a importantes avances en los métodos de tratamiento y diagnóstico, de forma que deje de estar centrada casi exclusivamente en el tratamiento de enfermedades para pasar a un modelo orientado a la prevención. Así, los expertos consultados establecen que entre 2016 y 2020 será posible combinar información clínica y genómica con bases de datos de pacientes, lo que permitirá un diagnóstico temprano de las enfermedades y la administración de tratamientos presintomáticos.


Un 60% del presupuesto TIC del sector sanitario
se dedica al pago de proveedores externos
-------------------------------------------------------------------
Según los datos de un estudio realizado por IDC en el sector sanitario español, un alto porcentaje del presupuesto de TIC se dedica al pago de proveedores externos, mientras que alrededor del 40% se emplea en la mejora de las infraestructuras.
En cuanto al futuro, IDC estima que la actual situación económica producirá un recorte de las inversiones. Un 44% de los directores de los hospitales y un 52% de otros proveedores TIC del sector sanitario estiman que durante los próximos años sus presupuestos se incrementarán, frente a un 40% y 44%, respectivamente, que consideran que se producirán recortes considerables ya en 2009.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes