La impresión, elemento diferencial de la gestión empresarial

En el momento económico y de sensibilidad ambiental que nos encontramos, es fundamental que las empresas e instituciones hagan balance y reorganicen sus esfuerzos en relación a las actividades de impresión. Los costes derivados en impresión suponen para una empresa entre el 1% y el 3% de sus ingresos totales. Esta cifra deriva de una actividad mal gestionada por parte de los responsables TI y puede reducirse entre un 30%-50% con una gestión responsable.
La impresión representa en una compañía en torno al 5% del presupuesto destinado al departamento TI; además, el 30% de las llamadas al soporte técnico están relacionadas con problemas en torno a las impresiones, por lo que es imprescindible poder detectar los gastos extras que se están produciendo y recortarlos. La implantación de herramientas sencillas y soluciones informáticas que permiten medir los volúmenes de impresión, optimizar los recursos de papel, tinta y tóner y que además ayuden a introducir una cultura de “no derroche” entre los empleados reduciría impresiones que se generan innecesariamente, llevando a ahorros económicos y beneficios medioambientales.

Para producir 10.000 millones de folios se necesitan 50.000 toneladas de papel, para lo que habría que talar unos 700.000 árboles (una extensión de terreno que equivaldría a tres parques como El Retiro de Madrid). En este proceso se envía a la atmósfera más de 134.000 toneladas de CO2 (80.000 toneladas si la pasta procede de papel reciclado). La impresión supone el segundo origen de polución de nuestro planeta sobrepasado solamente por la polución de los automóviles. El impacto de la era digital no ha tenido el efecto positivo que se anticipó en la reducción de papel. De hecho, está ocurriendo lo contrario y el consumo de papel de oficina sigue creciendo año tras año. 

La utilización de herramientas de gestión eficaz supone la modernización de la actividad de una empresa y su implantación tiene una repercusión crucial en la sostenibilidad. Si pensamos en una sola empresa quizás no se perciban los beneficios, pero si extendemos los ahorros de papel, de consumos de tintas y tóner, de millones de empresas, ahí podemos encontrar un cambio sustancial.

Pablo Vellido Ibáñez es director de preventa de NessPRO Spain

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers