La división de distribución de Alcatel se transforma en NextiraOne

La compañia funcionara con la financiacion de Platinum Equity

El antiguo negocio de distribución y servicios para empresas de Alcatel, adquirido por el grupo inversor norteamericano Platinum Equity, ha presentado en España su nueva “cara”, bajo el nombre de NextiraOne España. Hereda director general, plantilla, sede, clientes e infraestructura.

Desde los inicios hace 30 años, la empresa antes llamada Ibertel, Alcatel España, Alcatel e-Business Distribution y ahora NextiraOne España, ha evolucionano desde el suministro de centralitas telefónicas semi-automáticas, hasta las soluciones de red convergente VoIP. En enero de 2001, nace Alcatel e-Business Distribution, como una entidad autónoma participada en un 100% por capital Alcatel. Para ello se crea una organización en el ámbito europeo y con presencia en 17 países, en la que se integran todos los recursos materiales y humanos encargados del suministro, instalación y mantenimiento de soluciones de voz y datos a empresas. El nuevo modelo de negocio que se desarrolla a partir de ese momento está centrado en el cliente, los servicios y en la extensión del catálogo de soluciones.
En abril de 2002, Platinum Equity -una compañía privada dedicada a adquisición y operación de empresas en el sector de la tecnología informática- y Alcatel formalizan el acuerdo de adquisición en 17 países europeo. En España todo el personal e Alcatel e-Business Distribution pasa a pertenecer a NextiraOne España.

Facturación de 40 millones en 2002
“La filosofía de NextiraOne consiste en asegurar que las redes de comunicación de sus clientes operen con la mayor eficacia y calidad. Los equipos de trabajo NextiraOne están enfocados a que la empresa pueda alcanzar más efectividad, diseñando soluciones de comunicación que ayudan a sus clientes en Europa y Norteamérica a mejorar sus operaciones, mediante el uso de las soluciones más adecuadas tanto para sus necesidades presentes como futuras”, explica Carlos Inocencio, director general de NextiraOne en España. Y añade, “la gran diferencia con lo que veniamos haciendo hasta ahora es que estamos poniendo mucho más énfasis en los servicios profesionales, por lo que nos definimos como un integrador de soluciones de comunicaciones”. En cuanto a la compra, aclara “no habrá ningún despido, ya que la empresa se saneó hace un año y ahora mismo tenemos al personal que necesitamos”.
“En 2001, obtuvimos un volumen de facturación de 40 millones de euros y esta es la cifra que queremos alcanzar este año, a pesar de la compra y el cambio de nombre, En los próximos años queremos llegar a crecer un 30%, con un 53% de la facturación proviniendo de los servicios”, concluye Inocencio.
En el futuro próximo, la compañía quiere extender el papel de asesor que tiene con sus clientes, siendo capaz de suministrar soluciones de consultoría que van desde la planificación y diseño, hasta la implementación del servicio.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers