"La compra de Legato por EMC nos fortalece"

Gonzalo Landaluce, director general de Veritas en España

Tras los últimos movimientos del sector, Veritas Software se ha quedado prácticamente sola enarbolando la bandera del software de gestión de almacenamiento independiente, donde tiene prestigio y una buena base instalada, sobretodo en back up. Para este año, la estrategia es llevar al mercado del almacenamiento el concepto del utility computing, es decir, el que las empresas puedan disponer de las infraestructuras que necesiten en cada momento para almacenar su información.

IDC estima que el mercado total de software de almacenamiento alcanza un negocio de 1.563 millones de dólares en el mundo, situándose al frente EMC, con un 25,5% de cuota de mercado (399 millones de dólares facturados en el segundo trimestre) y Veritas Software, con un 20,6% (323 millones). El tercer proveedor, Computer Associates, les sigue de lejos, con un 9,1% de cuota de mercado; IBM, obtiene un 8,6% y HP, un 6,9%. ¿Está de acuerdo con estos datos?
- En principio sí. Nosotros no decimos que estas cifras no sean correctas sino que se refieren a cosas distintas. Mientras nuestros 323 millones de dólares son licencias de software vendido que permite gestionar almacenamiento heterogéneo, lo que permite al cliente libertad e independencia y una mayor homogeneidad de su parque instalado, en las cifras de los fabricantes de hardware, como es el caso de EMC, se incluye además software, que ya no es de gestión de un parque de almacenamiento, sino que sirve para gestionar APIs internos de sus propias máquinas, lo que lógicamente aumenta sus cifras. EMC considera a esto licenciar software cuando en realidad no es separable del hardware. La consultora Gartner si es consciente de esta diferencia y publica las dos cifras, una del software total, como IDC, y otra quitando el software que necesitan las cabinas para funcionar. En ésta, Veritas encabeza la lista.

Sin embargo, Veritas Software ha dado otra cifra oficial de ingresos para el segundo trimestre del año: 413 millones de dólares. ¿A qué se debe este desajuste?
- Porque estas cifras son los ingresos por software, incluidos los servicios y otros aspectos, mientras que los 323 millones de dólares que señala Veritas sólo son licencias.

¿Cuál sería el ranking de almacenamiento en España?
- Debido a que tanto Veritas como sus competidores son empresas estadounidenses y cotizan en la bolsa de Nueva York, no dan datos de los mercados locales por lo que los analistas no pueden realizar estudios. Es difícil conocer el ranking de software en una mercado tan específico.

En su primer año fiscal en España, en 2001, Veritas Software facturó 6 millones de dólares. ¿Cuál fue el crecimiento en 2002 y cuánto espera crecer en 2003?
- En 2002, Veritas Ibérica creció un 10% mientras este año en el primer semestre hemos registrado un crecimiento del 20%, que pensamos mantener este año.

En marzo de 2003, EMC y Veritas Software firmaron un acuerdo en virtud del cual intercambiarían una gama de Interfaces de Programación de Aplicaciones (APIs) para tecnologías de sistemas y software de almacenamiento, con el objetivo de facilitar a las organizaciones implementar e integrar productos de ambas empresas. ¿Ha cambiado esta relación tras la compra por parte de EMC de Legato, su máximo competidor?
- Primero, habría que echar un vistazo general al panorama del mercado y a sus movimientos. En Veritas ya veníamos advirtiendo que realmente es en el software donde está el valor y donde existe el valor de innovar. El hardware cada vez será más rápido, más barato y más comprimido pero donde verdaderamente se puede aportar valor añadido al cliente es en el software. Por eso, las compañías de hardware han reaccionado y están comprando compañías de software que desarrollan una tecnología muy novedosa pero que luego tienen problemas para seguir creciendo. Así, empresas como IBM, Sun y EMC han comprado compañías de software e incluso Veritas ha comprado compañías de software. La foto que queda después de que Legato haya sido adquirida por EMC es más clara y en ella se ven fabricantes de hardware que hacen software, por un lado, y compañías de software independiente, por otro, donde destaca por encima de todas Veritas, que sin duda se ve fortalecida en esta nueva situación.

¿Podría Veritas virar en este mismo sentido y ser comprada por una compañía de hardware?
- Es bastante improbable ya que Veritas tiene ahora mismo un valor de mercado de unos 13.000 millones de dólares, mientras EMC ha comprado Legato por 1.000 millones de dólares. Se trata de magnitudes muy diferentes. De hecho, nos alternamos en el puesto con Computer Associates en ser la cuarta o quinta compañía con más valor del mercado, por lo que no hay muchas compañías con capacidad de comprarla. De todas formas, no sería un movimiento estratégico muy inteligente ya que el mayor valor de Veritas es precisamente su independencia y tras la compra lo perdería.

¿Habrá entonces más adquisiciones por parte de Veritas?
- Eso sí es más probable ya que tenemos capacidad para hacerlo, al contar en caja con 2.000 millones de dólares en efectivo. Hasta ahora, creo que la compañía ha ido creciendo de manera muy inteligente, a través de la compra de desarrollares de tecnología muy complementaria con la nuestra y que iban alineadas con nuestra visión del mercado, consistente en incrementar los niveles de servicios y reducir el coste de las infraestructuras.

¿Cuál fue el objetivo de adquirir Jareva y Precise? ¿Qué aportan a la visión de Veritas?
- Hasta esas dos compras nuestro software consistía en separar el hardware de las aplicaciones y hacer su gestión transparente para el gestor de las Tecnologías de la Información. El software aportado por la adquisición de Precise permite gestionar el rendimiento de las aplicaciones, no sólo monitorizándolo sino anticipando las posibles demandas de CPU que puedan tener. Por su parte, el de Jareva cierra el círculo, automatizando el suministro de recursos.

El pasado mes de mayo, Veritas presentó en su conferencia anual de usuarios, Vision 2003, una tecnología capaz de aminorar los costes de las TI, una base sobre la cual las organizaciones pueden acercarse a un modelo de almacenamiento como servicio, el utility computing, ¿Cómo se concreta esto?
- Esta visión se hace necesaria en el momento histórico en el que nos encontramos. Desde el mainframe donde había un solo proveedor que ofrecía todo lo que necesitaba una empresa en materia de TI, fuimos evolucionando al desmembramiento que supuso el mundo Unix, en el que cada proveedor aportaba lo mejor de sí mismo en un componente del conjunto, permitiendo llegar hasta donde hemos llegado tecnológicamente. En este punto, hemos llegado a una complejidad tal que ahora se hace necesario una gestión más inteligente de todos estos componentes y proveedores si se quiere seguir avanzando. Ahí es donde surge el utility computing. Se trata de una serie de tecnologías que permiten al administrador de sistemas gestionar fácilmente y por tanto, con un mayor acierto, sus infraestructuras. Nosotros servimos las infraestructuras en función de lo que necesite cada aplicación en cada momento, como si fuera la luz o el agua. Esto permite grandes ahorros de costes y hacer economía de escala con sistemas abiertos, cosa que hasta ahora era muy com

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers