Juan Fernández Oliva, Consejero Delegado de IBM Global Services

"IBM Global Services focalizará su negocio en función de los diferentes mercados"

La compañía IBM está realizando una fuerte apuesta por los servicios y una buena prueba de ello es la reciente constitución de una sociedad, totalmente independiente, operativa desde el pasado 31 de enero, denominada IBM Global Services. La nueva compañía nace como la heredera de IBM ISS, y su objetivo principal es aglutinar, dentro de su organización, todo lo que se refiere a servicios de outsourcing, integración de sistemas y en general, todo aquello que aporte un valor añadido a los clientes. Con esta nueva empresa, IBM pretende seguir creciendo, en el campo de los servicios, del orden de un 25 ó 30 por ciento anualmente, y sobre todo, proporcionar una oferta diferenciada.

¿Cuáles han sido los motivos que han llevado a IBM a la creación, como empresa independiente dentro del área de los servicios de IBM Global Services?

- En realidad no ha sido la creación de una compañía nueva, sino que el pasado día 31 de enero optamos por cambiar la estructura jurídica y el nombre de una compañía que ya venía funcionando desde 1993: IBM ISS. Una compañía que se ocupaba de gestionar y realizar todos los contratos que firmaba IBM en el campo del outsourcing. Por ello, el cambio fundamental, que es una consecuencia de una reorganización a nivel mundial, consiste en una nueva forma de abordar el mercado. Hasta ahora IBM era una empresa que trabajaba en el mercado de forma muy segmentada. De hecho, estábamos presentes en cinco segmentos: outsourcing, integración de sistemas, gestión de la red IBM, consultoría, y en último lugar, mantenimiento. De acuerdo con estos cinco segmentos, nuestro negocio se centraba únicamente en los contratos que surgian de cada uno de estos apartados.

¿Cuáles son los servicios que se ofrecerán desde la nueva empresa, y qué unidades de IBM se integrarán en ella?

- A partir de la constitución de esta nueva empresa, nuestro objetivo es, precisamente, abandonar el modo con el que hasta el momento estructurábamos nuestro negocio. Por ello, la clave principal es que lo básico y fundamental ya no se centra en el contrato en sí mismo, sino en que a partir de ahora nuestra estructura y funcionamiento se organiza en torno al tipo de mercado en que se encuadra un determinado contrato. Para ello hemos realizado una nueva clasificación por segmentos de mercado: finanzas y seguros; telecomunicaciones; gobierno, sanidad y transportes; PYMES y distribución y fabricación. Los negocios en las áreas de integración de sistemas y consultoría, estratégicas para ser capaces de ofrecer un mayor valor añadido, que incida directamente en su cuenta de resultados, son las dos unidades que estamos separando de IBM y uniendo a la parte que teníamos ya en outsourcing. La unión de las tres es lo que forma el núcleo de IBM Global Services.

Las razones de la constitución de la compañía se basan en la consolidación de un modelo organizativo diferente, mucho más orientado al servicio, donde nuestro fundamento es utilizar los procesos de servicios de forma independiente. Otro aspecto importante es la posibilidad de alcanzar una mayor independencia y una mayor centralización de los procesos de servicios, lo que ayuda a lograr un mayor control y un mejor posicionamiento en el mercado. Asimismo, y teniendo en cuenta que uno de los pilares de nuestro negocio se basa en las personas, otro de nuestros focos es la gestión de los conocimientos de las personas y la estructuración de las carreras de los profesionales dentro de los servicios. De esta manera, a través de las separación del área de los servicios, podemos focalizarnos muchos más en los conocimientos.

¿Cómo queda, tras esta organización, la tradicional división de servicios con la que hasta ahora contaba IBM?

- Ahora mismo hay un área de servicios sobre la que no hay una decisión firme de cómo va a quedar estructurada en el futuro, y es el mantenimiento. No se ha tomado la decisión todavía de si trasladarlo o no fuera de la compañía. Por ello tomaremos una decisión posterior. Pero lo que es lógico es que aquella parte que es independiente de la plataforma de hardware sobre la que se opera es todo lo que estamos segregando.

Por ello, dentro de IBM Global Services nos quedaríamos con el negocio de outsourcing y valor añadido, y el mantenimiento y formación, queda dentro del área de servicios de IBM.

Respecto, al futuro de nuestras relaciones con IBM, debo señalar que van a ser muy fuertes, ya que no hay que olvidar que seguimos siendo ambas, las compañías que damos servicio a todos los clientes con los que actualmente cuenta IBM. Lo que significa que, aunque desde una empresa independiente, va a existir una integración muy fuerte en cuanto a procesos de ventas. Además, estamos buscando vías de comunicación y puntos focales para que nos entendamos fácilmente las dos organizaciones, pero la parte de servicios sí la estructuramos desde fuera, y el mantenimiento tradicional se queda dentro.

La polémica que ha surgido en la prensa con el tema del trasvase de empleados, ¿responde a un hecho real, o se magnificado el tema?

- En estos procesos de segregación donde hay cambios jurídicos siempre se producen ciertas tensiones entre los empleados que pertenecen a una u otra sociedad, y se generan discusiones. Desde IBM vamos a seguir con mucha atención todos los procesos y no va a haber una pérdida cualitativa de derechos de empleados, ni ningún tipo de situación que vaya a ser desfavorable para éstos.

El proceso productivo de la nueva empresa está basado, 100 por cien, en las personas. Ese es nuestro mayor activo. He de resaltar que lo que nos interesa es que la moral de las personas, y su situación en la compañía, sea la adecuada. Es una de las cosas más importantes del proceso productivos de esta empresa. Se trata de tener empleados satisfechos y contentos. La plantilla total de la compañía, que estará operando plenamente a mitad de año, será entre 900 y 1.000 personas. Contaremos con una plantilla dinámica, y de éstas, unas 750 ó 800 personas serán de IBM y el resto provendrán, por un lado, de algunos contratos de outsourcing y de fuera de la casa.

¿Qué ingresos y qué crecimientos esperan obtener, en cuanto a la facturación, en el campo de los servicios con esta nueva empresa?

- Hemos cerrado con un crecimiento de un 33 por ciento con respecto al año anterior, en servicios de clientes IBM. Pero, a pesar de lo abultado del crecimiento, hay que destacar que los incrementos en este campo son muy importantes. La razón principal es que los clientes, cada vez más, se están focalizando más en su propio negocio, lo que les obliga, muchas veces, a confiar determinadas áreas a especialistas, y las Tecnologías de la Información no suelen ser fundamentales para ningún negocio, sino que son contempladas como un apoyo. Por ello, cada vez más, las empresas demandan servicios, que en su grado más extremo se traducen en uno u otro tipo de outosurcing.

Hoy, de todas las compras que se realizan en el mercado, un 40 por ciento son equipos, otro 40 por ciento se destina a servicios y el software sólo es el 20 por ciento de las compras que realizan las empresas. Los servicios son, actualmente, un componente tan importante como el hardware en las compras de los clientes. De hecho, IBM ha crecido un 25 por ciento en el campo de los servicios y es el foco real de la corporación.

En España los servicios son el 20 por ciento de la facturación total, por lo que si se analiza el mercado, el campo en el que tenemos una mayor posibilidad de crecimiento es, precisamente, el de los servicios. De ahí que los crecimientos que se están registrando, y los recursos que se están utilizando supongan un volumen altamente representativo del total.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers