John W. Thompson, VP de IBM para software de sistemas personales

"Volcar nuestros esfuerzos en la arquitectura x86 ha sido una decisión acertada"

"No". Así de escueta pero a la vez rotunda fue la contestación de John W. Thompson, máximo responsable de IBM para el ámbito del software para sistemas personales, ante la cuestión de si seguirá trabajando en el mundo PowerPC por lo que respecta a OS/2. El ejecutivo no tuvo reparos en asegurar que "los planes de una compañía cambian necesariamente en función de los imperativos del mercado". Thompson señaló que "es inapelable que el usuario demanda en una gran mayoría desarrollo en plataformas Intel por lo que se refiere al ámbito del desktop, y nosotros hemos decidido darle lo que quiere", considerando esta decisión como "una de las más acertadas de los últimos tiempos".

John Thompson destacó tres decisiones concretas que marcarán el futuro inmediato de OS/2: de un lado, esta la concentración en la arquitectura de Intel, en detrimento definitivo del PowerPC orientado al desktop (aunque sigue, remarcó, con fuerza en otras plataformas); de otro, la unificación definitiva del código de OS/2 en todos sus "sabores"; y, por último, la integración de los desarrollos en un solo centro (Austin, Texas), desde los tres que se tenían hasta ahora.

Por lo que se refiere a la salud del producto, el máximo responsable mundial de IBM para su comercialización dijo que "a todos los que preconizan una mala salud o incluso una eventual desaparición, les recordaría que, sólo en diciembre de 1995, se vendieron más de un millón de copias del producto, y se ganó un punto en la cuota de mercado global". Asimismo, el ejecutivo quiso agregar que se trabaja mucho en tecnología de apoyo al sistema operativo, como los módulos servidor que se están lanzando escalonadamente. Este año toca el turno al de seguridad y a la nueva versión del entorno cliente, de nombre en código Merlin.

Un nuevo prisma

Sea como fuere, las cosas han cambiado para OS/2, y Thompson se ocupó de repasar los pormenores del nuevo prisma de IBM respecto al producto. "Yo lo definiría", señaló, "como un entorno orientado a usuarios corporativos, para el desarrollo de aplicaciones de misión crítica y soluciones de conectividad". El desktop queda descartado, y, con una tendencia a la baja que el propio Thompson reconoció, la cuota se sitúa en este ámbito cerca del 5%. En cuanto a licencias propiamente dichas, se coloca por encima del 10%, pero IBM quiere posicionarlo más como una plataforma de desarrollo de aplicaciones específicas de mayor alcance.

Notes, un buen complemento

Por último, John W. Thompson se pronunció sobre la tecnología de Lotus, en especial Lotus Notes, para señalar que, "es el mejor complemento para un entorno de misión crítica creado alrededor de OS/2 o cualquier otra plataforma". Thompson alabó sus capacidades en lo que respecta a la comunicación interna y señaló que su sistema de ficheros podría ser integrado en el futuro en OS/2, pero no especificó más detalles.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes