Internet lo cambia todo menos IBM y HP

IBM y Hewlett-Packard, las dos compañías que dominan el mercado de sistemas informáticos de gama media, tienen muchas papeletas para dominar el mercado de servidores hardware para Internet en el año 2000. Aunque esta afirmación puede sonar un poco aventurada, dado que en estos momentos son Sun Microsystems, Silicon Graphics y Digital quienes tienen mejor cuota de mercado en este segmento de manera explosiva, existen argumentos fundados para pensar así. Uno de ello, es intuitivo y se refiere a IBM sobre todo. Aunque pueda parecer que un elefante, el gigante norteamericano ha dado muestras a lo largo de su historia de una agilidad encomiable para adaptarse a las revoluciones tecnológicas o al menos para evitar los aspectos más negativos para sus intereses- Cuando nacieron los miniordenadores IBM fue capaz de lanzar una gama de productos que luego evolucionó a los sistemas 36 y 38 y posteriormente a la familia AS/400, posiblemente la familia de ordenadores de mayor éxito comercial en la historia de la informática. Con el nacimiento del ordenador personal, IBM se puso a la cabeza de la manifestación en 1981, y además de crear una nueva categoría de productos y de implantar las bases de los verdaderos sistemas abiertos -todo esto sin proponérselo, probablemente- ha estado liderando este mercado durante catorce años, y todavía mantiene el segundo lugar en participación muy cerca de Compaq, el líder.

Un reciente estudio de la consultora tecnológica Forrester Research confirma esta idea acerca del potencial que Internet tendrá para IBM y HP. El análisis estima que a medida que el uso de Internet sea más y más familiar, los usuarios dependerán crecientemente de fabricantes que suministren servidores de la empresa. Porque Internet no sólo ha cogido por sorpresa a algunos grandes fabricantes, sino también a los usuarios, y eso ha sido aprovechado por compañías como Sun, Silicon y DEC, pero a medida que en Internet se establezcan más aplicaciones de misión crítica, los usuarios acudirán más a los tradicionales fabricantes con gran capacidad para integrar servicio y sistemas de soporte en las redes empresariales. Al principio, los usuarios invertirán en Intranets para usuarios internos y la plataforma estándar será el PC. En una segunda fase, las oportunidades que proporciona el comercio electrónico forzarán a las empresas a poner muchos servicios en Internet para ampliar sus clientes externos, pero finalmente a partir de 1998, las empresas empezarán a intentar integrar sus intranets con los servicios Internet en un sistema integrado en la empresa. Es en ese momento cuando IBM y HP tienen más oportunidades de aumentar su cuota en el mercado Internet-intranet.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes