Intel justifica el retraso de Itanium por su complejidad

El prolongado retraso que lleva Intel en la presentación de la tecnología Itanium a 64 bit pone de manifiesto las dificultades que está encontrando la compañía en su desarrollo. “La puesta a punto de este procesador es más difícil que lo que se estimó en un principio por lo que la compañía decidió retrasar su lanzamiento para que la tecnología estuviera lo más perfeccionada posible cuando saliera al mercado”, comentan fuentes oficiales de la filial de Intel en España.
Esta tecnología empezó a desarrollarse en junio de 1994, cuando Intel y Hewlett-Packard anunciaron la firma de una joint-venture para el diseño de una nueva generación de procesadores. Seis años y medio después, Intel todavía lucha con la puesta en el mercado del primer chip con esta tecnología, inicialmente anunciada para principios de 1999, pero que fue finalmente aplazada para la segunda mitad de 2001. Según fuentes oficiales de Intel España, “miles de prototipos del chip Itanium a 64 bit han sido distribuidos entre los desarrolladores de software y hardware, que preparan ya sus productos con esta nueva tecnología”.
Los analistas de la industria auguran que los usuarios corporativos tendrán que esperar al sucesor de Itanium, conocido por el nombre en clave McKinley y cuyo lanzamiento está anunciado para mediados del año que viene, para empezar a ver los beneficios reales de esta tecnología.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers