Funcionalidad.

Los ordenadores personales son la ventana al sistema de información de la empresa, y los 90 serán la década de la conectividad. Los usuarios demandarán acceso transparente a toda la información de la organización mediante una interfaz amigable basada en ventanas e iconos. Pero, ¿cómo se programará este aumento de funcionalidad en el nivel personal?.

Las interfaces gráficas de usuario son multiventana, lo cual implica disponer de sistemas operativos multiprogramados que soporten multitarea concurrente. MS Windows 3.1 es multitarea secuencial, por lo que tan sólo puede existir una ventana activa en un instante dado. La apuesta de Microsoft es Windows NT, un sistema operativo nuevo que es multitarea concurrente multiusuario secuencial. Parece que los requisitos para ejecutar este sistema operativo son un ordenador Pentium con 12 MB de memoria principal y más de 100 MB de disco por cada puesto. Si añadimos a esta configuración una placa de red local, otros 100 MB de disco, una base de datos relacional decente, y usamos Unix System V como sistema operativo pueden trabajar 25 terminales contra este ordenador.

La interfaz de programación de Unix tiene más de 20 años de existencia, es estándar IEEE POSIX, es multiusuario, multitarea, está soportada por todos los fabricantes en la mayoría de sus ordenadores, funciona en arquitecturas multiprocesadoras y es la base del sistema distribuido estándar que se comercializará durante esta década: OSF/DCE.

La interfaz de programación de Windows NT es nueva, compatible con Windows 3.1, no es estándar Posix, sino Microsoft (aunque 50.000.000 de PCs pesan mucho), es multiusuario secuencial, multitarea, y de momento está soportada en PCs Intel aunque se habla de media docena de plataformas.

Unix es una realidad tangible, mientras que NT es algo que debe madurar. Los antaño indispensables ordenadores personales para uso individual deben dejar paso a la creación de sistemas de información donde ésta circula según las necesidades cambiantes de las organizaciòn. Pero para programar esto es necesario disponer de un entorno que soporte el concepto de sistema distribuido, en el que todos los nodos sean accesibles entre sí, donde sus funciones sean intercambiables de forma transparente al usuario. Este momento (no tan lejano) señalará la muerte del PC que hoy conocemos. ¡Viva la estación de trabajo (con Unix, claro)!.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers