Errores y arreglos.

Elena Salgado, Secretaria General de Comunicaciones, ha realizado una verdadera faena de aliño ante la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados. Salió de rositas y logró colocar a Sus Señorías y a los medios de comunicación un mensaje increible. El satélite Hispasat no es un fracaso, simplemente tiene retrasos. Y la culpa, claro, es de Ariane que se ha retrasado en el lanzamiento del segundo satélite.

Lo que se le olvidó explicar a Elena Salgado es que una de la mayor parte de la carga útil del satélite se ha convertido en inútil. Un satélite lanzado para ofrecer servicios de televisión no puede operar por culpa de las antenas. La chapuza nacional lo arregla diciendo que a la segunda va la vencida y que con el segundo ingenio si tendremos más canales de televisión.

Y los medios de comunicación y los diputados se tragan el rollo como si tal cosa. Mientras, la broma del retraso costará del orden de 4.000 millones de pesetas si es que ahora se cumplen los nuevos plazos fijados por el satélite del 92, se convierte en satélite del 94 y como si tal cosa. Después nadie se acordará de nada. Un 10 a nuestros diputados y su excelente y documentada labor de control al Ejecutivo.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers