El sector TIC necesita un lobby fuerte

A falta de la aprobación de las dos asambleas generales, la fusión entre las dos principales patronales del sector tecnológico, Aetic y Asimelec, es ya una realidad. La nueva asociación representará los intereses de cerca de 6.000 empresas. Han tenido que pasar casi 50 años, desde que surgieran las primeras asociaciones de instaladores de televisión, para que el sector disponga de una voz única que le represente. “Hasta ahora disponíamos de discursos separados”, asegura Martín Pérez, presidente de Asimelec.
Lo cierto es que para llegar a esta situación el sector ha tenido que recorrer un largo camino.

50 años de historia
El asociacionismo en el sector comienza en los años 60 con la llegada de forma masiva de la televisión a nuestro país. Por entonces se crean las primeras asociaciones de instaladores de televisión y poco más, ya que en España sólo existía una operadora telefónica con lo que no se iba a asociar a sí misma. Posteriormente, en 1976 surge la primera de las asociaciones del sector: Sedisi con motivo de la llegada de la Tecnologías de la Información y el software. Dos años después lo hace Aniel (Asociación Nacional de Industrias Electrónicas), como representante de los fabricantes nacionales y a los pocos años, en 1984, hace su aparición Asimelec como asociación española de importadores de productos de electrónica.

En marzo de 2004
, las asambleas generales de Aniel y Sedisi dieron el visto bueno para fusionarse y crear la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (Aetic). En ese momento, la entidad resultante reunía a más de 300 empresas del sector de las TIC, cuyas facturaciones sumaban por entonces un volumen de más de 65.000 millones de euros. Actualmente, Aetic representa a cerca de 3.000 asociados, de los cuales 300 son empresas individuales y el resto de grupos y colectivos empresariales, que generan actividades con un valor de mercado equivalente a 102.668 millones de euros.

Tras varios años de ir cada una por su lado, las dos principales patronales del sector, Aetic y Asimelec, estudian en este año su fusión “para crear una gran organización capaz de defender mejor los intereses de la industria TIC”, señala Martín Pérez. Según asegura el presidente de Asimelec, “las empresas nos pedían que fuéramos una asociación fuerte de lobby y esto es lo que estamos haciendo”. La nueva asociación representará los intereses de cerca de 6.000 empresas del sector de las TIC y según Martín Pérez, “no hay empresa grande o mediana del sector TIC que no esté en una de las dos grandes patronales”. Si finalmente se confirma la unión, la nueva asociación del se convertirá en la más grande dentro de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales).

Con esta fusión, España se convierte en el primer país en consolidar en una sola asociación casi todo el sector. En otros países, existen asociaciones de software, telecomunicaciones y electrónica.

Pero, ¿qué les hace pensar que este modelo es el acertado? Según Martín Pérez, “en el nuevo escenario de convergencia digital, las TIC tienen una visión muy especial ya que su función consiste en arrastrar al país hacia la sociedad digital. Si dividimos y troceamos este esfuerzo colectivo el efecto será menor”. Ahora bien, dentro de una asociación trabajan tanto sectores como empresas existen y su representatividad queda reflejada en cada una de las comisiones. “Existe un discurso general pero también existe uno según la comisión. Nuestra idea es ser la CEOE de las tecnologías”, señala Martín Pérez.

Particularidad del sector
Para Martín Pérez, la configuración autonómica de España ha sido la causante de la proliferación de las asociaciones. “Cuando España se definió como un Estado Autonómico, muchas fueron las asociaciones que emergieron para hacer presión sobre las Comunidades Autonómicas y poder así acceder a subvenciones y mejoras fiscales. Pero cuando la petición era nacional, muchas empresas decidieron también formar parte de patronales como Aetic o Asimelec”.

Además, una de las particularidades del sector TIC es que muchas de las empresas que lo forman son multinacionales. De hecho, muchas de las empresas que no son españolas son las que más empleo ofrecen en nuestro país. “Esto nos hace tener un asociacionismo global aunque siempre nuestro cometido está en defender los intereses de las empresas en España”, comenta Martín Pérez.

Noticias relacionadas
¿Se sienten las empresas bien representadas por las asociaciones?
Las asociaciones defienden su papel en la industria
Vídeo: valoraciones de Jesús Banegas sobre el asociacionismo tecnológico

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes