El mercado de memorias cambia

Cada vez más dispositivos, no sólo de informática, necesitan de memoria para su funcionamiento y los usuarios cada vez piden más megas y gigas. Pero estos componentes están bajando su precio. Ambas tendencias sacuden este mercado. Los fabricantes inmersos en este negocio reconocen que la fuerte demanda que hay de memoria está relacionada con las bruscas caídas de precio pero, al mismo tiempo, ven cómo la rentabilidad de algunas líneas de negocio se resiente por estas agresivas políticas. Jordi García, director de negocio de Kingston para España y Portugal, explica que, para su compañía, la línea de memoria más rentable, aunque sea la tercera en facturación, es Branded, muy consolidada en el mercado corporativo. Mientras, ValueRAM es la que aporta más facturación a la compañía (25,6 millones en este 2006) y la más estratégica es la memoria Flash, que aporta 40 de cada 100 euros que ingresa Kingston en nuestro país. Es precisamente en esta memoria en la que más se constata la bajada de precios. “Nuestra previsión es crecer un 30% en unidades vendidas, pero sólo un 8% en facturación”, explica García, quien calcula que la caída de precios ronda el 50%. El responsable constata que desde hace tres años la memoria ha abandonado su segmento tradicional (el PC) para adentrarse en quellos dispositivos de convergencia digital.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers