El canal sigue con buena salud

Crece por encima del sector

Ocho mayoristas entre las 35 primeras empresas del ranking, y todos ellos con crecimientos superiores a la media del mercado. Todos ellos mejoran sus posiciones respecto al año anterior, y parece que el fenómeno de la venta directa pierde fuerza.

Como siempre, los primeros meses de cada ejercicio sirven para analizar los resultados del año anterior, y una vez diseccionados podemos hacernos una serie de previsiones sobre lo que va a ocurrir en el año en curso.
El resumen del 2000 es positivo, o eso es lo que se desprende de las cifras de las primeras figuras del canal de distribución. El primer trimestre fue realmente duro. La ralentización del mercado a causa de las ventas que el año pasado se cargaron a cuenta del Efecto 2000 pasaron factura al canal en los primeros tres meses del año, y la cosa se puso realmente dura. Y, claro, el canal es el primero que lo pagó porque si el dealer no vende el mayorista tampoco, pero el fabricante sí mete en el almacén del mayorista los equipos necesarios para asegurar sus cifras, y luego ya lo arreglaremos.
El caso es que los primeros pasos del 2000 fueron difíciles para el canal, y las cosas pintaban turbias. Y no todo había que achacarlo al Efecto 2000. Otro de los putnos fuertes del mercado español empezaba a dar señales evidentes de estancamiento, pero es que en el 2000 esos pasos fueron directamente de retroceso. Me refiero al ensamblaje local, un negocio que años atrás llegó a significar un 60 por ciento del mercado, y que ahora en el mejor de los casos bastante tiene con acercarse al 40 por ciento. Y esto significa mucho, sobre todo en lo que a ralentización del mercado de componentes se refiere.
Pero hay una tercera cuestión a tener en cuenta, la famosa PYME. Llevamos años hablando de la necesidad de que la PYME invierta, y ¿cuál es la realidad? Pues que nada, o al menos casi nada. Según cifras de Microsoft, un 75 por ciento del software empleado en la PYME es pirata. ¿Verdad que esto no anima mucho a pensar en que van a invertir en comunicaciones, hardware o periféricos?
Pero bueno, a pesar de todo, el año cerró bien para el canal. Si el mayorista crece es que vende, y si éste lo hace es porque el distribuidor también lo hace. Quizá no tanto como nos gustaría, pero lo hace. Y si no, en este ranking están las pruebas. UMD es el caso extremo, es decir, el que más ha crecido... un 63 por ciento. En la parte baja de la horquilla está el Grupo ADLI, cuyo crecimiento ha sido del 14 por ciento, y a partir de ahí el 21 por ciento de Tech Data, el 23,5 por ciento de Memory Set o el 37,4 por ciento de Actebis.
Como siempre, por aquello de que todo no va a ser bonito, está claro que los márgenes no han seguido los mismos pasos que la facturación, y no sólo no han crecido sino que en algunas áreas del mercado han vuelto a descender. Pero bueno, en general la salud del canal sigue siendo más que aceptable y parece que el futuro está asegurado para muchos años. La venta directa parece que ha cubierto el hueco que le correspondía en nuestro país, e incluso puede que lo haya hecho demasiado deprisa. Ahora falta saber si, al menos, es capaz de mantener lo que ha conseguido. Según IDC este año sí, pero con más pena que gloria.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers