El camino a la eficiencia de uno de los sectores más punteros en TI

Mesa redonda

Puntero a escala internacional, el sector financiero español sigue avanzando en su adopción de las TI, que ha sabido alinear a la perfección con su negocio. La experimentación en canales como el de la movilidad y la creación de modelos de insourcing para mejorar su gestión son algunos de los ámbitos en los que las principales entidades del país trabajan, además, de prepararse para asumir regulaciones como Basilea II.

Federico Flórez (Banco de España).- Las inversiones de la banca en TI han cambiado significativamente este último año y el anterior. Las inversiones totales en hardware están disminuyendo, pero las realizadas en proyectos nuevos aumentan aunque deberían hacerlo más, así como en aplicaciones, pues es donde las TI aportan un valor real a la banca.
Jesús Marquina (Bankinter).- Las inversiones en TI se han paralizado. En Bankinter, los presupuestos serán similares respecto a los del año anterior, aunque ahora las inversiones se centran más en servicios que en infraestructura. Uno de los objetivos es disminuir los costes operativos.
Eduardo García Arroyo (Grupo Santander).- La inversión y el gasto que se hace en TI, tiende a mantenerse o disminuir, aunque su estructura está cambiando: bajan los gastos recurrentes y aumentan los referentes a la creación de aplicaciones y, por tanto, de mayor valor.
José Valiño (Caixa Galicia).- En Caixa Galicia, aumenta esta inversión en TI, pero se debe a que tenemos más recorrido para poder hacerlo. Nuestros gastos en TI hasta hace unos años eran de un 11% respecto a los generales y ahora se encuentran en torno al 15%, cifra inferior al 20% de las grandes entidades financieras. Los servicios y la transformación de procesos abarcan casi todos los proyectos. Nuestro reto es invertir para que las redes comerciales sean más eficientes.
Ignacio Guinea (Caja Madrid).- Caja Madrid ahora se encuentra en una fase de mantenimiento y estabilización, por lo que el desembolso en TI será similar al de otros años. En cambio, la adaptación a las nuevas normativas, como las Normas Internacionales Contables (NIC) y Basilea II, acapararán muchos recursos y pueden provocar que necesitemos invertir algo más. Por otra parte, nuestro objetivo es disminuir los gastos recurrentes y derivar los ahorros producidos en este campo a nuevos proyectos.
Fernando Martínez-Jorcano (Barclays).- El caso del Barclays es especial, pues además de haber finalizado una importante reestructuración en TI, hemos adquirido Banco Zaragozano, lo que implica una fuerte inversión en TI. Nos favorece la flexibilidad que impera en el mercado y en la negociación de los precios con los proveedores de TI, un síntoma de que el sector TIC sigue sin estar recuperado.
Julio Yepes (BBVA).- En BBVA, en 2004 disminuimos el desembolso realizado en TI en un 7%. Tenemos tres líneas de negocio y una de infraestructura, y ahora nos estamos esforzando en imputar los desembolsos a estos negocios. Nuestro objetivo (que ya logramos en 2004) es disminuir los desembolsos en infraestructuras en torno al 10% y reutilizar esas capacidades para dar prioridad a proyectos de negocios más interesantes, siempre que la inversión esté justificada y tengamos capacidad de abordarla.
Jaime García (IDC).- Según nuestros datos, las entidades financieras intentan invertir más para gastar menos, aunque hay proyectos, como es la adaptación a Basilea II, que están provocando que se incremente la inversión. Por otro lado, aunque el presupuesto general siga disminuyendo, las inversiones en nuevos desarrollos seguirán aumentando.
Eduardo García Arroyo (Grupo Santander).- Grupo Santander no invierte más para gastar menos. En los últimos años hemos realizado un gran desembolso, aunque con una estructura diferente. Ejemplo de este gasto es un proyecto de 200 millones de euros para renovar la plataforma tecnológica y otro de 250 millones para actualizar el área de tesorería a nivel mundial.
José Valiño (Caixa Galicia).- Nosotros sí invertimos para gastar menos. El gasto es del 22% y la inversión del 15%.

El financiero, un sector puntero en TIC
Jaime García (IDC).- El sector de la banca en España está muy por encima del resto, en lo que se refiere a la adopción de las TI. Su estrategia y niveles de inversión están muy diferenciados de los demás.
Jesús Marquina (Bankinter).- Se debe a que la banca vive de forma extremadamente intensa la relación con la cuenta de resultados. Unimos realmente tecnología y negocio.
José Valiño (Caixa Galicia).- Sí, la inversión de la banca en TI es continuada porque el alineamiento con el negocio es absoluto. En nuestro caso, no invertimos en proyectos sin retornos claros. Por otra parte, dado que el negocio de la banca se basa en información, las TI son claves.
Fernando Martínez-Jorcano (Barclays).- La banca española está muy avanzada en la aplicación de las TI respecto a la de otros países, como Reino Unido, donde está muy desarrollada el área comercial. Por otro lado, en una era en la que el dinero se ha transformado en información, las TI son nuestro gran valor. Si los sistemas fallan, la empresa bancaria muere.
José Valiño (Caixa Galicia).- Por este motivo, los centros de backup y de respaldo son fundamentales.
Julio Yepes (BBVA).- Ahora que nuestra alineación entre tecnología y negocio es total y que nos hemos situado como sector de referencia, nuestro próximo objetivo es seguir mejorando nuestro ratio de eficiencia.
Federico Flórez (Banco de España).- El avance de la banca no se debe sólo a que su negocio esté unido a los sistemas, sino a que es un sector mucho más maduro y estable que otros, sometidos a más ciclos, lo que hace que la banca haya invertido en TI de forma continuada y a largo plazo.

El negocio en la estrategia multicanal
Jesús Marquina (Bankinter).- En el caso de Bankinter la apuesta por la multicanalidad es clara. Nuestro siguiente paso será integrar los canales mediante las TI para que los clientes puedan acceder a través de plataformas multimodales que les permitan combinar, por ejemplo, la voz con la información gráfica, etc. Muestra de esta apuesta por las TI es el hecho de que el 50% de las transacciones de nuestros clientes se hacen vía Internet. Eso sí, el núcleo de negocio sigue estando en las oficinas, aunque es cierto que su actividad se ha reducido y actualmente sólo alcanza entre un 30 y 35%.
Eduardo García Arroyo (Grupo Santander).- Para nosotros, la banca on-line sólo tiene sentido como un servicio más para el cliente, pero no es un negocio crítico, sino testimonial. Las inversiones que hemos realizado en este canal no han tenido retorno y no es un canal rentable. En la época de la burbuja hicimos inversiones muy elevadas en proyectos de Internet que hemos tenido que cerrar. Nuestra visión ha cambiado y somos más comedidos. Lo positivo es que, dado que ya tenemos una infraestructura implantada, no nos cuesta nada proporcionar banca on-line. Además, tenemos que estar preparados por si la tendencia cambia en el futuro. De todas formas, el tipo de cliente con el que el Grupo Santander trabaja es muy diferente al de Bankinter, más habituado a la tecnología. En SCH contabilizamos muchos accesos de los clientes a través de la web, pero la mayoría son consultas.
José Valiño (Caixa Galicia).- En la época de Internet Caixa Galicia llegó incluso a planea

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers